Bruselas die que el "objetivo" de la ayuda es "proteger los ahorros de los españoles"

El rescate de la banca española incluirá condiciones en materia de supervisión y regulación

economia

| 12.06.2012 - Actualizado: 17:07 h
REDACCIÓN

El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha explicado este martes que el rescate de hasta 100.000 millones de euros que el Eurogrupo ha ofrecido a la banca española incluirá condiciones concretas en materia de supervisión y regulación del sector y también requisitos específicos para cada una de las entidades que se beneficien de ayudas.

"La Comisión está preparada para avanzar rápidamente con la necesaria valoración sobre el terreno en estrecho contacto con el Banco Central Europeo, la Autoridad Bancaria Europea y el Fondo Monetario Internacional y para proponer después las condiciones apropiadas para el sector financiero de España", ha dicho Rehn en una comparecencia ante el pleno de la Eurocámara.

Las condiciones del rescate, ha precisado el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, "incluirán recomendaciones específicas sobre la supervisión del sector financiero y requisitos regulatorios". Además, se aplicarán condiciones concretas relacionadas con las reglas sobre ayudas púbicas "exclusivamente a los bancos que se beneficien de la asistencia" del fondo de rescate.

A juicio de Rehn, la "reestructuración profunda" del sector bancario en España y la "aplicación determinada" de las reformas y ajustes presupuestarios permitirán que España "pueda recuperar gradualmente confianza y crear las condiciones para un retorno al crecimiento sostenible y la creación de empleo".

"El único objetivo de la decisión de la eurozona, que la Comisión apoya, es proteger los ahorros de los españoles corrientes y permitir que el crédito fluya a las empresas productivas y los hogares de España, lo que es crucial para volver a la recuperación", ha insistido el presidente de la Comisión. "Y también es importante para toda Europa porque esto se hace para salvaguardar la estabilidad financiera en Europa en su conjunto", ha resaltado Rehn.

El vicepresidente de la Comisión ha pedido además a los líderes europeos que en la próxima cumbre del 28 y 29 de junio definan los pasos y el calendario para avanzar hacia una "unión económica plena". Ello exigirá, según ha insistido, "la puesta en común de la soberanía presupuestaria". Como primer paso, Rehn ha defendido construir una unión bancaria al menos para los grandes bancos de importancia sistémica que incluiría una supervisión financiera común en la UE, una autoridad europea de resolución y un sistema único de garantía de depósitos.

Pero también en este caso, el comisario de Asuntos Económicos ha avisado de que "compartir el riesgo" obliga a reforzar la regulación y supervisión de las entidades a nivel de la UE para evitar que ningún país pueda aprovecharse de los esfuerzos de consolidación de otros Estados miembros.

Por su parte. el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hablaron "muchas veces" la semana pasada y "estaban de acuerdo" en que el rescate de la banca española por parte de la UE "era la vía a seguir", según ha precisado el portavoz del Ejecutivo comunitario, Olivier Bailly.

Barroso ha sugerido en una entrevista al diario británico 'Financial Times' que fue él quien aconsejó a Rajoy que pidiera el rescate. "Nuestra posición en la Comisión era, ya cuando hablé con él la semana pasada, que un programa (de rescate) resultaba necesario y que interesaba tanto a España como a la eurozona tener una decisión", ha sostenido.

"El presidente español reaccionó de forma extremadamente positiva a esta idea", ha agregado el presidente del Ejecutivo comunitario.

El portavoz de la Comisión ha asegurado que la entrevista atribuye a Barroso palabras que no pronunció sobre el hecho de que él presionara a Rajoy para pedir el rescate. "El presidente Barroso ha discutido en numerosas ocasiones la semana pasada con el presidente Rajoy y en estas discusiones ha constatado que Rajoy tenía ya una actitud positiva respecto a un apoyo financiero de la eurozona para los bancos españoles", ha dicho Bailly.

"No vamos a entrar en las discusiones sobre las presiones mutuas o recíprocas", ha asegurado.

"Cuando los dos han evocado las necesidades de ayuda de los bancos españoles y la posibilidad de recurrir a este instrumento, el presidente Barroso y el presidente Rajoy han constatado que estaban de acuerdo sobre el hecho de que era la vía a seguir", ha insistido el portavoz.