Rajoy: "Vamos en la buena dirección, la clave es que no nos equivoquemos"

En la clausura de la Asamblea de Socios del Instituto de la Empresa Familiar

El presidente del Gobierno destaca que "al menos habrá tres años consecutivos de crecimiento económico positivo" en Europa

Sostiene que su "mayor preocupación" en este momento "no es hacer reformas, sino que se mantengan las que se han hecho"

Aprobar los Presupuestos del Estado "es un ejercicio de responsabilidad por parte de todos"

economia

| 09.05.2017 - 14:50 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, confirmó este martes que su máxima preocupación es que se produzca un "retroceso" en sus reformas, aunque constató que en este momento "vamos en la buena dirección". "La clave es que no nos equivoquemos" en materia económica, advirtió. Durante su intervención para clausurar la Asamblea de Socios del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Rajoy señaló que "vienen por delante buenos momentos" en España y en el conjunto de Europa y "ya se empiezan a disipar algunos condicionamientos políticos que podrían existir".

El presidente del Gobierno quiso destacar que "al menos habrá tres años consecutivos de crecimiento económico positivo" en Europa, un dato que "sin duda, nos debe animar" para "seguir trabajando".

En referencia al entorno nacional, Rajoy abundó en que su intención es profundizar en las reformas, aunque confesó que su "mayor preocupación" en este momento "no es hacer reformas, que lo es, es que se mantengan las reformas que se han hecho". "Hay quien plantea dar marcha atrás en todas las decisiones adoptadas y eso sería un mensaje pésimo", enfatizó. Por ello, avisó de que no tiene "ningún sentido" liquidar "aquellos pasos que se dieron en la buena dirección".

En alusión al proceso de consolidación fiscal, el presidente del Gobierno afirmó que"sí tenemos que continuar, a partir de ahí, con la política de reformas". Aunque "a veces se nos critica", defendió que "desde que hemos llegado al Gobierno, yo he reducido el gasto público todos los años y este también".

El jefe del Ejecutivo defendió que para continuar con los actuales ritmos de crecimiento económico, "hay que mantener el compromiso con la consolidación fiscal", algo que "concierne al Gobierno pero también a la oposición".

De ser así, Rajoy vaticinó que la economía tendrá una "buena marcha" y los objetivos previstos de déficit se alcanzarán "sin necesidad de medidas de ajuste adicionales".

Del mismo modo, aludió a la necesidad de mantener la estabilidad, continuar trabajando en la unidad de mercado, apoyar a las autonomías, promover el crecimiento empresarial, así como fomentar la innovación, la investigación, la lucha contra el cambio climático y la transformación digital de la economía.

Además, se comprometió a prestar atención especial a los jóvenes y parados de larga duración en sus políticas de empleo, así como avanzar en el Pacto por la Educación y abordar medidas dirigidas a impulsar la eliminación de trabas y cargas sobre las empresas y respaldar la iniciativa emprendedora.

Por otra parte, reseñó que la "única" posibilidad de reducir impuestos, tal y como le "gustaría hacer", es que haya crecimiento económico y empleo, porque "al final esto acaba resolviéndolo todo" y recalcó el objetivo de que a finales de 2019 haya en España 20 millones de personas con un puesto de trabajo.

Otras reformas "capitales", prosiguió, conciernen al sistema de pensiones, a la educación y al reto demográfico. La primera de ellas es, a ojos de Rajoy, la "más importante" que necesita España.

En este sentido, alertó de que si queremos "mantenerlas, e incluso mejorarlas", nos tenemos que "tomar en serio" este asunto. "Creo que algunas reformas podemos hacer a poco que haya un cierto sentido por parte de todos los que nos sentamos a la hora de tomar decisiones", reflexionó Rajoy, consciente de que su Ejecutivo se sostiene únicamente en 137 diputados.

En referencia a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017, que se encuentran en tramitación parlamentaria, puso de manifiesto que "aprobarlos es un ejercicio de responsabilidad por parte de todos" y "debemos centrarnos en culminar su aprobación, para lo cual no basta con 175" votos. "Sin duda, estamos ante un asunto muy importante", agregó el presidente del Gobierno, y puntualizó que "será muy instructivo conocer razones y argumentos por los cuales algunos no querrán colaboran en la aprobación. "A mí no se me alcanza ninguno", reflexionó.