Rajoy: se cuentan cosas que no son "las mejores"

Dice que España está "en el final de la crisis" y que hay "signos esperanzadores"

Rajoy anuncia que hará lo posible para seguir manteniendo el Plan PIVE

economia

| 09.06.2016 - Actualizado: 18:29 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado este miércoles que hay cierta tendencia a contar cosas que no son "las mejores" y ha pedido que se hable de las "importantes". El jefe del Ejecutivo ha hecho estas declaraciones en la planta de General Motors en Figeruelas (Zaragoza), que ha visitado.

En este marco ha destacado la "extraordinaria capacidad competitiva de este centro de producción, referente internacional". Y a continuación ha señalado que en España "hay referentes internacionales importantes", algo que ha querido destacar ya que "a veces tenemos una cierta tendencia a contar las cosas que no son las mejores".

Rajoy se pronunciaba después de que el presidente y consejero delegado de GM Europa, Karl-Thomas Neumann, anunciara la fabricación del Opel Mokka en esta factoría zaragozana a partir del segundo semestre de 2014. "De vez en cuando tenemos que hablar de las cosas que son importantes. Y ésta es importante y es buena", ha rematado el jefe del Ejecutivo. Así, ha señalado que la economía española "necesita alegrías" y el anuncio de la fabricación del Opel Mokka en la planta de Figueruelas "es una de las más relevantes de los últimos tiempos", una noticia "de repercusión mundial" en el sector del automóvil.

Además el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado su intención de prorrogar el Plan PIVE de incentivos a la compra de automóviles, a pesar de las restricciones presupuestarias que impone la situación económica. Haré cuanto esté en mis manos para seguir manteniéndolo en el tiempo", aseguró el jefe del Ejecutivo en referencia al Plan PIVE, que agotará previsiblemente los 150 millones de presupuesto con que cuenta en su segunda edición a lo largo de este mes.

Con todo, Rajoy reconoció que su intención de prorrogar el Plan PIVE se produce en un momento difícil para España, pues "el momento presupuestariamente no es bueno". "Recaudamos bastantes miles de millones menos que hace unos años", añadió.

"EN EL FINAL DE LA CRISIS"

El presidente del Gobierno ha afirmado que España está "en el final de la crisis" y que hay "signos esperanzadores", pero ha indicado que es preciso seguir adoptando medidas y reformas económicas para generar confianza. Rajoyseñaló que, a pesar de que aún es un momento "difícil" para España y pese a que el Gobierno ha tenido que tomar toda una serie de decisiones complicadas, ya hay signos de mejora en la economía española.

En este sentido, dijo estar "absolutamente convencido" de que España va a superar esta crisis económica, ya que es un país de más de 45 millones de personas "que trabajan, que se esfuerzan, que tienen ilusiones y que quieren tener un futuro", por lo que aseguró que noticias como la fabricación de un nuevo modelo en la planta de Opel en Figueruelas es un "estímulo" para superar esta "grave situación".