Rajoy dice que España está pisando el acelerador de la vuelta al crecimiento

economia

| 09.06.2016 - Actualizado: 18:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que la economía española "está pisando el acelerador de la vuelta al crecimiento", después de haberle dado la vuelta a la situación de crisis que ha vivido el país.

Así lo ha señalado Rajoy en foro organizado por The Economist en el Casino de Madrid, donde ha recordado que hace un año en esta misma conferencia planteó la estrategia del Gobierno para devolver a la economía a la senda de crecimiento y creación de empleo, que ha sido siempre el objetivo del Gobierno.

Algo más de un año más tarde, tal y como ha dicho el presidente, la situación se ha dado la vuelta y la economía española está acelerando la vuelta al crecimiento, tal y como dice el lema de la conferencia de The Economist.

"No sólo lo digo yo", ha señalado el presidente, tras recordar que el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo la semana pasada que la política del Gobierno y los esfuerzos de la sociedad habían sido "decisivos" para transformar la economía y que empiezan a dar sus fruto.

Igualmente, ha señalado que las agencias de rating han elevado la nota de España tras la mejora económica, lo que ha tenido un consiguiente impacto positivo en la atracción de inversores al país.

Según Rajoy, la recuperación se asienta sobre bases "sólidas" y hoy se puede decir que España tiene una economía competitiva con capacidad de crecer de forma equilibrada. A su parecer, esto se puede ver en el crecimiento del PIB, que crece ya por tercer trimestre consecutivo, y en los datos del mercado de trabajo, que muestran ya un cambio de ciclo.

Rajoy ha explicado que todo esto ha sido posible porque se están corrigiendo los desequilibrios de la economía con la reducción del déficit público, la reestructuración financiera y la recuperación de la competitividad perdida.

"LAS REFORMAS DAN SUS FRUTOS"

"Todas las reformas que hemos puesto en marcha durante estos años, desde la reforma laboral a la reestructuración del sistema financiero, desde la Ley de Estabilidad Presupuestaria a la reforma eléctrica o el factor de sostenibilidad de las pensiones, están dando sus primeros resultados", ha dicho, tras asegurar que el cambio de tendencia es más que evidente.

Según Rajoy, dos años y medio después de que accedieran al Gobierno se ha conseguido cambiar la tendencia y empiezan a cumplirse los objetivos. "Ahora nadie cuestiona el cambio de tendencia, ahora el objetivo es mejorar los ritmos", ha señalado.

Pese a la mejora, Rajoy ha reconocido que hay que crecer con más intensidad, con más velocidad y con mayor capacidad de generación de empleo. Con este objetivo, el Gobierno aprobará este viernes un plan de medidas para el crecimiento, la competitividad y eficiencia, que movilizará recursos por más de 6.000 millones.

30 Ó 40 MILLONES PARA EL PIVE

Este plan, según Rajoy, está plenamente alineado con los compromisos de estabilidad presupuestaria, puesto que no implicará un aumento del gasto, salvo en el caso de la prórroga del plan PIVE, que sólo supondría unos 30 o 40 millones. "Una cantidad ciertamente menor", ha dicho Rajoy, tras explicar que el plan se financiará con fondos europeos, algo del sector privado y créditos del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

El plan, según Rajoy, persigue el impulso de las inversiones a largo plazo en sectores clave y, por otro, la eliminación de barreras o rigideces que puedan incidir negativamente en la iniciativa económica o en la capacidad de crecer e internacionalizar las empresas.

Además, el Gobierno va a profundizar en la mejora del mercado laboral con la puesta en marcha del portal único de empleo, la plena implantación de la garantía juvenil y la reforma del sistema de formación para el empleo. Igualmente, se aprobará la reforma fiscal basada en los principios de equidad y eficiencia.