Pensiones, desempleo e intereses de la deuda se comen la mitad del gasto presupuestario

Montoro subraya que se basan en la austeridad porque "no había otra puerta para salir de la crisis"

La deuda rozará el 96,8% del PIB en 2014 con 36.590 millones en interés

La inversión pública del Estado se reducirá un 7,2%, hasta los 12.094,93 millones de euros

La inversión estatal baja en Madrid, Asturias, Cataluña, C-LM mientras sube en La Rioja, Navarra o Cantabria

economia

| 30.09.2013 - Actualizado: 21:05 h
REDACCIÓN

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha subrayado que el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014 que este lunes ha entregado al Congreso para que comience su tramitación están basados en el "rigor, la austeridad y el compromiso con la reducción del déficit público" porque "no había otra puerta para salir de la crisis".

En la rueda de prensa que tradicionalmente ofrece el ministro de Hacienda tras presentar las cuentas en la Cámara Baja, Montoro ha insistido en el mensaje que ya lanzó el viernes, tras la aprobación del proyecto de ley en el Consejo de Ministros, de que son los Presupuestos "de la recuperación y para la recuperación económica".

"Son los Presupuestos que facilitan la vuelta del crecimiento económico y de la creación de empleo. Y lo hacen asentando las premisas sobre las que hemos construido los presupuestos de toda esta legislatura: el rigor, la austeridad y el compromiso con la reducción del déficit público. No había otra puerta par salir de esta crisis", ha insistido.

"LA ESTABILIDAD POLITICA COTIZA EN LOS MERCADOS"

Además, el titular de Hacienda ha destacado que la "estabilidad política cotiza en los mercados" porque el amplio respaldo parlamentario con el que cuenta el Gobierno gracias a la mayoría absoluta del PP ha permitido que se reduzca el coste de la financiación en los mercados.

"Hoy podemos decir que la estabilidad política cotiza en los mercados y mucho para facilitar la recuperación económica de nuestros países. España tiene hoy estabilidad política, el valor fundamental y que da seguridad sobre que esta crisis la podemos vencer. En los Presupuestos de 2013 dijimos que este año sería el último año de la crisis y, efectivamente, eso se está cumpliendo", ha apuntado el ministro.

De esta manera, se ha conseguido un ahorro en los gastos financieros que, junto con los ahorros en personal y gastos de funcionamiento de las administraciones públicas, ha permitido presentar unas cuentas que "sustentan un amplio gasto social", con las grandes partidas de pensiones, prestaciones por desempleo o protección social "garantizadas".

Y todo sin que haga falta una nueva subida de impuestos como las que se aprobaron en 2012 y 2013, ya que "las premisas de austeridad se basan cada vez más en la contención de gasto". "Este es el último año de recesión, es el año de la salida de la crisis, y desde esa confianza y esa convicción, nos reafirmamos en ello, que es lo que desean todos los españoles; acabar de una vez con esta crisis", ha zanjado

TRAMITACION PARLAMENTARIA

Tras el registro del proyecto de ley, el Congreso empezará su tramitación esta misma semana, con las comparecencias en la Comisión de Presupuestos de los ministros y de otros responsables como el gobernador del Banco de España.

El debate de las enmiendas de totalidad en el Pleno se celebrará la semana del 22 al 24 y la semana siguiente la comisión parlamentaria comenzará a revisar las enmiendas parciales que presenten los grupos, de tal modo que el dictamen quede aprobado en el órgano que preside Alfonso Guerra en la primera semana de noviembre, para ser elevado y discutido en el Pleno del 12 al 14 de dicho mes, con presencia de todos los ministros.

Una vez superado ese trámite, el proyecto de ley será remitido al Senado, donde deberá pasar por los mismos pasos. Con las enmiendas que se incorporen en la Cámara Alta, los Presupuestos regresarán al Congreso, que someterá el texto a un nuevo debate en Pleno previo a su aprobación definitiva, que tendrá lugar en la última sesión del año, en la semana del 17 al 19 de diciembre, para que puedan entrar en vigor el 1 de enero.

PENSIONES, DESEMPLEO E INTERESES DE LA DEUDA 'SE COMEN' MÁS DE LA MITAD DEL GASTO PRESUPUESTARIO

Las pensiones, el desempleo y el pago de los intereses de la deuda pública 'se comen' más de la mitad del gasto presupuestario previsto para el año 2014, según consta en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo ejercicio.

En concreto, estas tres partidas suman un total de 193.801 millones de euros, lo que representa el 54,6% del gasto total contemplado en los Presupuestos, que asciende 354.622,1 millones de euros, un 2,7% más que en 2013.

El gasto en pensiones, prestaciones por desempleo e intereses de la deuda, las partidas más cuantiosas junto con las transferencias a las Administraciones Públicas, subirá el próximo año un 3,5% en comparación con 2013.

El mayor gasto del presupuesto corresponde a las pensiones, que se llevan 127.483,83 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 4,9% respecto al año anterior y el 35,9% del gasto total. El Gobierno prevé subir las pensiones un 0,25% en 2014.

Por su parte, la partida de desempleo cuenta con una asignación de 29.727,53 millones de euros, un 10,1% más y el 8,4% del total. En cuanto a la deuda pública, los intereses se elevarán a 36.590 millones de euros, un 5,2% menos y el 10,3% del gasto total. Además, esta cifra equivale al 3,5% del PIB.

LAS PENSIONES SUBIRAN EN 2014 UN 0,25%

Las pensiones contributivas subirán un 0,25% en 2014, el mínimo previsto en la nueva reforma del Gobierno, según el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año, que este lunes se ha presentado en el Congreso de los Diputados.

Con esta revalorización, y teniendo en cuenta también la previsión de incremento del número de pensionistas y la variación de la pensión media, el Gobierno prevé un gasto en prestaciones contributivas de 112.102,61 millones de euros, un 5,4% más.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha reconocido este lunes que esta previsión de subida podría cambiar durante la tramitación parlamentaria del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014 en función de cómo quede finalmente el factor de sostenibilidad, que se tramitará en paralelo a las cuentas.

En cualquier caso, Montoro ha recordado que la inflación prevista para noviembre y diciembre estará en el entorno del 0,7%, por lo que a su juicio "el debate sobre las décimas de incremento pierde mucho valor" con respecto a años anteriores, cuando el IPC rondaba el 2%.

EL GASTO SOCIAL CRECE UN 4,4%.

El Gobierno defiende en su proyecto que el gasto social supone el 52,6% del presupuesto consolidado, con 186.581,77 millones de euros, lo que representa un incremento del 4,4%, propiciado principalmente por la mayor asignación a pensiones y desempleo.

Además, de las pensiones y de las prestaciones para desempleo, el Ejecutivo aumenta el presupuesto de otras políticas de gasto social, como Fomento del desempleo, que crece un 7,9% hasta 4.073,52 millones de euros, y Acceso a la vivienda y fomento de la edificación (+4,4%, 799,64 millones de euros).

En cuanto a las actuaciones de carácter económico, baja un 8,6% el gasto en infraestructuras (5.452,44 millones de euros), pero crecen un 36,8% las subvenciones al transporte (1.614,16 millones). También sube un 0,8% Agricultura, Pesca y Alimentación (7.720,53 millones), y registra un fuerte incremento del 26,4% Industria y Energía, hasta 5.781,59 millones de euros.

En Comercio, Turismo y pymes el presupuesto crece un 5%, con 934,2 millones de euros), mientras que el gasto en investigación civil se sitúa en 5.633,15 millones, un 1,3% más, y el de investigación militar aumenta un 39,5%, con 506,84 millones.

Por lo que respecta a los servicios públicos básicos, el presupuesto desciende en todos los apartados, con una reducción del 2,7% en Justicia (1.500,75 millones), del 2,3% en Defensa (5.654,45 millones), del 0,3% en Seguridad ciudadana e instituciones penitenciarias (7.880,95 millones) y del 6,7% en Política Exterior (1.395,19 millones).

DEUDA PUBLICA EN EL 96,8%

La deuda pública escalará al 96,8% del PIB al cierre de 2014, periodo en el que el Estado prevé destinar al pago de intereses 36.590 millones de euros, el 5,2% menos que un año antes.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha presentado hoy en el Congreso el Proyecto de Presupuestos del Estado para 2014, en el que se explica que el pago de menores intereses por la deuda se debe a "un nuevo clima de confianza, que se ha traducido en un descenso de la prima de riesgo y un escenario favorable para que el Tesoro cobra las necesidades de financiación pública".

Para el año que viene, el Tesoro Público prevé emitir 243.888 millones de euros para hacer frente a vencimientos y cubrir sus necesidades de liquidez.

VIVIENDA

La política de vivienda contará con una dotación de 799,6 millones de euros en el ejercicio 2014, lo que supone un incremento del 4,4% en comparación con la dotación inicial de 2013, según el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE).

De este crédito, el 96,6% corresponde a dotaciones asignadas al programa de promoción, administración y ayudas para la rehabilitación y acceso a la vivienda, que contiene, entre otros, los créditos destinados a ejecutar Planes Estatales.

Completan este presupuesto los créditos para la ordenación y fomento de la edificación, que ascienden a 25,7 millones de euros, un 2,3% menos que hace un año, y las dotaciones para suelo y políticas urbanas, que caen un 1,6%, hasta los 1,4 millones de euros.

Para el abono de la Renta Básica de Emancipación, derogada desde el 1 de enero de 2012, pero que aún cobran jóvenes con derecho reconocido, está prevista una dotación de 40 millones de euros.

LA INVERSIÓN ESTATAL BAJA EN MADRID, ASTURIAS, CATALUÑA, C-LM

La inversiones del Estado en las comunidades autónomas caen un 7,1 por ciento respecto a este año en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014 presentado por el Gobierno. Asturias, Cataluña, Castilla-La Mancha y Madrid son las autonomías en las que más bajan las inversiones estatales mientras que suben en regiones como La Rioja, Navarra o Cantabria.

Según las cuentas presentadas este lunes por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, el Estado distribuirá en 2014 un total de 12.094,93 millones de euros entre las 17 comunidades autónomas y las dos ciudades de autonomía. Esta cifra, frente a los 13.027,52 millones que se aprobaron finalmente en la tramitación parlamentaria de los Presupuestos de 2013 supone un descenso del 7,1 por ciento.

La inversión pública del Estado para 2014 ascenderá a 12.094,93 millones de euros, lo que representa una caída del 7,2% respecto a las cuentas públicas de este año, según el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado de 2013.

El mayor volumen de estas inversiones corresponde a la inversión prevista para infraestructuras, con una dotación de 8.706,09 millones de euros, un 9,4% menos respecto a lo presupuestado para este ejercicio.

El 39% de la inversión (4.732,15 millones de euros) corresponde al sector público administrativo estatal, es decir, al Estado, los organismos autónomos, la Seguridad Social y otros organismos públicos de carácter administrativo con presupuesto limitativo.

En este sentido, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha reconocido este lunes que el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) sacrifica de nuevo la inversión y limita las transferencias a las comunidades autónomas --incluyendo el incumplimiento de la disposición adicional segunda de los estatutos de autonomía de nueva generación como son los de Andalucía o Cataluña-- porque "no hay más dinero".

Así lo ha asegurado en rueda de prensa en el Congreso tras hacer entrega del proyecto de ley de Presupuestos de 2014, que recoge una caída del 7,2% en las inversiones públicas del Estado y del 7,1% en las inversiones del Estado en las comunidades autónomas.

"No podemos realizar más inversión pública. Nos gustaría pero tenemos que atender la prioridad de otros gastos, incluido el social. Es que no hay más dinero y hay que elegir, y la prioridad no puede ser el desarrollo sin más de las infraestructuras porque no tendríamos recursos para otras cosas", ha señalado el ministro.

En cualquier caso, ha recordado que "de esta crisis no se saldrá a base de más inversión pública" porque eso sólo conllevaría "más déficit público, más deuda, un empeoramiento de la prima de riesgo y la paralización de la actividad económica".

"Si alguien cree que va a tener más crecimiento o más empleo por tener algo de inversión pública se está equivocando de planteamiento. Estamos hablando de cómo salimos de esta crisis, así que esas cifras no digo que no tengan valor, pero si no vamos cambiando los conceptos seguiremos pensando que un tramo de carretera más nos saca algo adelante y no es así. Luego, cuando tengamos recursos, completaremos ese tramo de carretera, pero no al revés", ha insistido.

Así, el titular de Hacienda ha reiterado que las cuentas del año próximo "no llevan nuevas inversiones" porque "sencillamente ahora no se pueden hacer", pero se ha mostrado confiado en que el país está "saliendo" de la crisis y que pronto "volverá" la inversión pública.