Moody's advierte de que las fusiones entre bancos españoles debilitarán a las entidades más fuertes

El deterioro de las perspectivas económicas afecta negativamente al perfil de crédito de la banca español

logo moodys

economia

| 30.01.2012 - 13:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La decisión del Gobierno español de impulsar un nuevo proceso de consolidación en el sector bancario español evitando inyectar fondos públicos a las entidades puede suponer el debilitamiento de la calidad del perfil crediticio de los bancos más fuertes que participen en las fusiones, según apunta la agencia de calificación crediticia Moody's.

"Si la calidad crediticia de los bancos inmersos en el proceso de fusión difiere significativamente y el tamaño de la entidad más débil es material, la calidad crediticia de la entidad resultante normalmente es más débil de la que tenía el banco más fuerte", explica la calificadora de riesgos.

Así, Moody's espera que este proceso de consolidación tenga lugar en los próximos meses y apunta que las nuevas fusiones "no se financiarán con fondos públicos", a pesar de que el fondo de recapitalización ordenada bancaria (FROB) siga en vigor.

"El Gobierno ha expresado claramente su intención de limitar el respaldo público a los bancos", advierte la agencia, que considera "muy improbable" la posibilidad de que las entidades reciban nuevas inyecciones de fondos en el actual contexto de disciplina presupuestaria.

"Esperamos que el Gobierno presente a principios de febrero un plan de reestructuración del sector bancario", apunta Moody's, que, de esta manera, advierte del riesgo que puede acarrear la posibilidad de que las entidades más fuertes tengan que fusionarse con otras más débiles sin contar con una compensación suficiente por parte del Gobierno, ya sea mediante inyecciones directas de capital o a través de un plan de garantía de activos.

IMPACTO DEL EMPEORAMIENTO DE LAS PERSPECTIVAS DE CRECIMIENTO

Asimismo, la calificadora de riesgos ha advertido este lunes de que el sustancial deterioro de las perspectivas económicas manejadas por el Banco de España, que prevé una contracción del 1,5% del PIB en 2012 y sólo una modesta recuperación del 0,2% en 2013, resulta negativo para el perfil de crédito de los bancos españoles, que sufrirán un impacto negativo en sus niveles de solvencia por la necesidad de mayores provisiones.

"El deterioro del entorno operativo resulta negativo para el perfil de crédito de los bancos y esperamos que las cada vez más adversas condiciones cuestionarán aún más negativamente los fundamentos crediticios del sector bancario español", explica la agencia en una nota para inversores.

En este sentido, Moody's precisa que las nuevas y peores previsiones publicadas por el Banco de España añaden presión sobre los indicadores de calidad de los activos de los bancos, por lo que consecuentemente los niveles de solvencia de las entidades se verán negativamente afectados por las mayores provisiones.

Asimismo, Moody's recuerda que los bancos españoles deberán cumplir en junio de 2012 con las exigencias de capitalización planteadas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA), así como con unos más estrictos requisitos de provisionamiento por parte del Banco de España y que probablemente podrían aprobarse antes de finales del primer trimestre.

"Puesto que la capacidad de generar capital mediante la retención de ganancias es muy limitada, los bancos se verán forzados a recapitalizarse a través del desapalancamiento o bien buscando fuentes externas de capital, lo que será un desafío para un gran número de entidades, ya que los mercados de capitales permanecen cerrados para muchos bancos españoles", apunta la agencia.

"Si ese fuera el caso, el reestructurado sector bancario español podría acabar con un significativo deterioro entre los perfiles de crédito de las entidades más fuertes, debilitando consecuentemente la calidad crediticia del sistema en general", concluye la agencia.

IMPACTO SOBRE LAS CEDULAS HIPOTECARIAS

En concreto, Moody's destaca el impacto de las potenciales fusiones entre bancos españoles sobre la calidad crediticia de las cédulas hipotecarias emitidas por la entidad más fuerte participante en el proceso, que se verá lastrada por la de la entidad más débil.

"Si las fusiones tienen lugar, los titulares de cédulas hipotecarias de la entidad más fuerte de la fusión tendrán que aceptar la menor calidad crediticia de las entidades resultantes", señala la calificadora de riesgos, como reflejo del empeoramiento de los colaterales aportados como garantía.

"Los 'pools' hipotecarios más fuertes están correlacionados con las entidades más fuertes y más solventes", señala Moody's, que recuerda que en España los tenedores de estas cédulas hipotecarias cuentan con escasos argumentos legales para oponerse a la fusiones de entidades.