Merkel se entrevista este jueves con Rajoy para preparar la próxima cumbre europea

Rajoy expondrá sus reformas a Merkel y pedirá que la UE apoye a quien cumpla

economia

| 25.01.2012 - 18:18 h
REDACCIÓN

La canciller alemana, Angela Merkel, se reúne este juves en Berlín con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que le explicará las últimas reformas y ajustes acometidos en España y con quien estudiará el borrador franco-alemán para la próxima cumbre europea. Rajoy ratificará el compromiso de España con la reducción del déficit público, convencido de que la UE debe dar apoyo a los países cumplidores y facilitar su financiación. Rajoy viajará por primera vez a Berlín como presidente del Gobierno, pero será su segunda entrevista con Merkel en poco tiempo, ya que el pasado 8 de diciembre, cuando todavía no había sido investido, se reunió con la canciller en Marsella (Francia), donde el Partido Popular Europeo celebraba una cumbre.

Rajoy tendrá la oportunidad de explicar a la canciller las reformas y ajustes que están teniendo lugar en España, así como su intención de fijar los techos de gasto de todas las administraciones y penalizar a quienes que no los respeten.

El presidente del Gobierno español pretende asegurar ante la canciller la viabilidad de su plan anticrisis y concretarle que las dos reformas esenciales, la laboral y la financiera, se encuentran en una fase muy avanzada, según han indicado fuentes del Partido Popular (PP).

Merkel ha mostrado recientemente su "gran respeto" por las reformas emprendidas por éste y por el anterior Gobierno español y, a través de su portavoz, Steffen Seibert, ha señalado que con Rajoy "existe ya una cooperación constructiva en las primeras y cortas semanas" de su ejecutivo.

En una entrevista a varios diarios europeos, Merkel atribuye el alto paro juvenil en España a la legislación.

CONSOLIDACIÓN FISCAL CREACIÓN DE EMPLEO

El encuentro cerrará la intensa ronda de entrevistas que ha mantenido la canciller en las últimas dos semanas con once líderes europeos e internacionales para lograr un acuerdo en la cita de Bruselas del 30 de enero.

Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, han impulsado una hoja de ruta para éste y los próximos encuentros de la Unión Europea (UE) que, además de fijar el freno de la deuda e imponer la consolidación fiscal, pretende de forma paralela fomentar el crecimiento y el empleo en la economía europea. El proyecto propone además la creación de un instrumento que impulse la actividad económica en los países más atribulados por la crisis con las reservas financieras no agotadas de los fondos estructurales y de cohesión, iniciativa que podría interesar a España.

La canciller señaló recientemente que el crecimiento y la creación de empleo son el "segundo pilar" de la recuperación, junto con la consolidación fiscal.

El borrador propone también la colaboración entre agencias nacionales de empleo, la simplificación de los trámites burocráticos y la inyección de créditos a las pequeñas empresas, además de apoyar la creación de un impuesto a las transacciones financieras, ya sea a nivel comunitario o sólo en la eurozona, si Reino Unido se opone.

Entre los temas de la cita probablemente se encuentre también la propuesta de añadir los recursos no utilizados del fondo de rescate temporal, el FEEF, en el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), una medida a la que se opone Merkel pero que podría interesar a España. El refuerzo del MEDE disuadiría a los especuladores que apuestan contra España en los mercados financieros y rebajaría la prima de riesgo de sus bonos soberanos, según los expertos.

La necesidad de un fondo de rescate europeo potente para evitar el contagio de la crisis griega y la aspiración de España de mantener un representante en el comité ejecutivo del Banco Central Europeo serán también asuntos que, previsiblemente, estarán encima de la mesa.

Este martes, en Lisboa, Rajoy garantizó que España apoyará todas las reformas necesarias para mejorar la competitividad de su economía, pero reclamó también "instrumentos de liquidez" que faciliten la financiación y que se apoye al país que "hace sus deberes, es serio y cumple su palabra".