Merkel reitera que el mandato del BCE no debe cambiar para nada

economia

| 23.11.2011 - 11:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La canciller alemana, Angela Merkel, reiteró hoy que el Banco Central Europeo (BCE) debe mantener como única función la defensa del poder adquisitivo del euro y subrayó que esto no debe cambiarse en nada. "El BCE tiene como única función la defensa del poder adquisitivo del euro y es bueno que Europa tenga una entidad independiente que se ocupe de ello. Su función no debe cambiar para nada", dijo Merkel en el debate sobre los presupuestos públicos alemanes.

La canciller defendió la independencia del BCE y dijo que los responsables políticos deben mantener reserva sobre las decisiones de esa entidad. "No es conveniente opinar sobre lo que el BCE hace ni sobre lo que deja de hacer, es lo mismo que con el Tribunal Constitucional", añadió.

Merkel defendió por otra parte la gestión que ha hecho hasta ahora de la crisis europea y rechazó las acusaciones de la oposición acerca de que su política ha contribuido a causar inquietud en los mercados. La canciller reiteró asimismo que los problemas centrales de la crisis están en la "alta deuda de algunos Estados y en errores de construcción de la Unión Monetaria".

Merkel atribuyó las últimas turbulencias a la quita de la deuda griega, que calificó de inevitable a la vez que subrayó que Grecia es un caso excepcional que no se puede extrapolar a otros países europeos. La canciller le recordó al jefe del Partido Socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel, que él había pedido desde el principio una reestructuración de la deuda griega, mientras que el Gobierno había sido partidario de preparar ese paso para tratar de minimizar las repercusiones. "Hemos logrado una quita voluntaria y eso ha sido un paso importante que sin embargo ha traído turbulencias", dijo Merkel, que cree que los problemas hubieran sido mayores en caso de haber dado el paso antes como proponía la oposición.

Gabriel, por su parte, acusó a Merkel de predicar el ahorro en Europa al tiempo que en su país contempla un aumento del déficit en los presupuestos para 2012. El presidente del SPD señaló que el déficit para 2012 será 4.000 millones de euros superior al de este año, pese a la buena situación económica en Alemania que ha generado un aumento de la recaudación de impuestos. "Ustedes aumentan la deuda, pese a que a Alemania le va bien, y le exigen a países con problemas que ahorren", dijo Gabriel en el debate parlamentario sobre los presupuestos.

Indicó que, en vista de los presupuestos alemanes, la exigencia de ahorro para los socios europeos pierden toda credibilidad. Asimismo, acusó al Gobierno de Merkel de haber fallado al afrontar la crisis europea creyendo durante demasiado tiempo que la situación podía tener soluciones nacionales.

Ahora, según el líder del SPD, la canciller se sigue equivocando bloqueando una solución europea y llevando a los socios a una política que a la larga causa más desempleo y más deuda. "Con su política, cada vez hay más desempleados en Europa y a la larga también los habrá en Alemania", dijo Gabriel.