Merkel dice que "no tiene sentido" hablar ahora de flexibilizar objetivos de déficit

economia

| 02.03.2012 - 14:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo hoy que "no tiene sentido" hablar ahora de flexibilizar los objetivos de déficit, e insistió en que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha reiterado su compromiso de hacer "todo lo posible" para cumplir el umbral fijado. "No tiene sentido declarar ahora primero que los objetivos (...) ya no valen, y seleccionar ya a algunos países afectados", afirmó la canciller en la rueda de prensa posterior a la cumbre cuando fue preguntada por su postura acerca de la posibilidad de que se relajen los objetivos de déficit para países como España o Holanda.

"Creo que debemos primero seguir el proceso. Los países presentarán en el marco del Semestre Europeo sus presupuestos y la Comisión Europea se pronunciará después sobre los mismos. Entonces veremos cuál es el resultado", indicó Merkel. En este sentido, recalcó que todos los países harán ahora todo lo posible para trasladar con la mayor ambición los elementos de consolidación necesarios a sus presupuestos, y eso "también lo ha confirmado de nuevo el presidente (del Gobierno español, Mariano) Rajoy", dijo.

VAN ROMPUY PIDE A ESPAÑA QUE CUMPLA EL OBJETIVO DE DÉFICIT O SUFRIRÁ EL CASTIGO DE LOS MERCADOS

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha pedido hoy a España que cumpla el objetivo de déficit público pactado con la UE (que obliga a una reducción del 8,5% al 4,4% del PIB este año) o de lo contrario sufrirá el castigo de los mercados y acabará pagando una prima de riesgo más alta. "Es necesario que mantengamos lo objetivos presupuestarios. Si no lo hacemos de forma coherente, seremos castigados por los mercados. Y lo que creemos que estamos ganando relajando la política presupuestaria, lo acabaremos perdiendo por un aumento de los tipos de interés", ha dicho Van Rompuy en rueda de prensa al ser preguntado por los casos de España y Países Bajos.

"Hay países que en los próximos días y semanas tienen que abordar tareas importantes para mantener sus presupuestos en la buena dirección", ha insistido el presidente del Consejo Europeo. En cualquier caso, ha precisado que "no se puede comparar la situación" en Países Bajos con la de España porque "las cifras de crecimiento y empleo allí son muy diferentes de lo que vemos en el norte de Europa".

En todo caso, Van Rompuy ha asegurado que se adoptarán medidas tanto a nivel de la UE como de los Estados miembros "con el objetivo de promover el crecimiento y el empleo"."No debe verse como algo contradictorio. A través de la reestructuración del presupuesto se puede dar prioridad al gasto que es más importante para el crecimiento", ha sostenido. "I+D, innovación, energía, educación, formación, estas políticas deben salvarse lo máximo posible de los recortes porque son inversiones para el futuro", ha pedido el presidente del Consejo Europeo.

SARKOZY DESTACA LAS MEDIDAS "EXTREMADAMENTE FUERTES" DE RAJOY EN ESPAÑA

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, destacaba las medidas "extremadamente fuertes" tomadas por el Gobierno español de Mariano Rajoy durante los últimos dos meses y aseguró que éstas y otras acciones están permitiendo a Europa "pasar página" a la crisis financiera. Sarkozy, en una rueda de prensa al término de la cumbre de la Unión Europea, subrayó el éxito de la respuesta europea a la crisis y puso como ejemplo la mejora de la situación en los mercados de países como Italia, España, Irlanda o la propia Francia y la vuelta de las primas de riesgo a niveles normales. "Esta ha sido la primera cumbre desde agosto de 2011 que no es de crisis. No hemos salido de la crisis económica, pero estamos saliendo de la crisis financiera", explicó.

Según Sarkozy, ahora la prioridad debe ser recuperar el crecimiento, aunque manteniendo las políticas de consolidación fiscal. "Estoy convencido de que no hay otra solución que reducir nuestros déficit y pagar nuestra deuda", aseguró, aunque subrayó que la "solución no puede estar sólo en la disciplina presupuestaria. Debe estar también en el crecimiento y la mejora de la competitividad".

Sarkozy reconoció que "es más difícil para unos países que para otros" y puso el ejemplo de España, donde "hay un 23 o 24 % de paro y el déficit es del 8 %, cuando habían previsto un 6 % en 2011"."Está claro que eso crea problemas, pero el gobierno español ha indicado muy claramente que la continuará con la política de reducción del déficit", explicó.