Merkel apoya una agencia europea calificadora pero admite que el problema es la deuda

La canciller se mostró optimista respecto a las expectativas de éxito en la cumbre de la eurozona

economia

| 17.07.2011 - 18:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La canciller alemana, Angela Merkel, se pronunció hoy a favor de la creación de una agencia europea de calificación, aunque admitió que el problema real, por encima de las críticas, no está en la acción de las agencias de rating, sino en la deuda.

"De entrada, el problema son las deudas y no las agencias", afirmó Merkel, en declaraciones a la televisión pública alemana ARD, para añadir a continuación que "en momentos sensibles, estas agudizan la situación".

La canciller germana se pronunció a favor de la creación de una agencia europea de calificación, tal como ha propuesto el presidente de la Comisión Europea (CE), Jose Manuel Durao Barroso, entre otros.

Merkel garantizó asimismo que, pese a la crisis, los ahorros de los alemanes están asegurados y expresó su confianza en una solución en la crisis de la deuda griega en la próxima cumbre de líderes de la eurozona.

"Lo que dije entonces sigue vigente y no hay nada que añadir", sostuvo Merkel, en relación a su promesa de 2008, al abrirse la crisis del euro, de que los ahorros de los alemanes estaban asegurados.

El euro es "parte de la identidad europea", añadió la canciller, por lo que el cometido común de los Estados implicados es "reducir la deuda y mejorar la competitividad" de la región.

Merkel reafirmó la importancia del euro para el buen funcionamiento de la economía alemana -"necesitamos el euro", dijo-, e hizo hincapié en la necesidad de que cada uno de los países afectados "lleve a cabo las reformas precisas".

La canciller se mostró optimista respecto a las expectativas de éxito en la cumbre de la eurozona del próximo jueves, en que los líderes de los 17 países del grupo abordarán el rescate griego.

Ratificó, asimismo, su rechazo a una reestructuración de la deuda griega porque, dijo, ello comportaría "efectos negativos", entre otros que "otros países no se esforzarían más" para resolver sus propios problemas.

El rechazo a la reestructuración de la deuda es compartido tanto por el Banco Central Europeo (BCE) como por el alemán (Bundesbank).

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, instó a este respecto a los líderes de la eurozona a cumplir con su responsabilidad para el rescate de Grecia y les recordó que, caso de impago total o parcial, deberán recurrir a mecanismos "aceptables" por el sistema monetario común.

"Los gobiernos son responsables en la materia", sostiene Trichet, en declaraciones que publica mañana "Financial Times Deutschland".

Su homólogo del Bundesbank, Jens Weidmann, advirtió también hoy, desde el dominical "Bild am Sonntag", tanto contra una reestructuración de la deuda como contra los eurobonos.