Merkel anuncia una rebaja fiscal de 6.000 millones de euros hasta 2014

La medida busca favorecer a las rentas medias y bajas

economia

| 06.11.2011 - 21:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La canciller germana, Angela Merkel, anunció hoy una rebaja fiscal por un valor total de 6.000 millones de euros para favorecer a las rentas medias y bajas.

Después de casi ocho horas de intenso debate, la coalición de Gobierno, integrada por los cristianodemócratas (CDU) de Merkel, los socialcristianos bávaros (CSU) y el Partido Liberal (FDP), consensuó una rebaja fiscal de 2.000 millones de euros para 2013 y de otros 4.000 millones para 2014.

Esta medida contribuirá, según Merkel, a una mayor equidad fiscal.

El Gobierno tiene previsto, además, aumentar las desgravaciones fiscales para favorecer a los que tiene menos ingresos, medida que costará al Gobierno federal y a los estados federados 2.000 millones de euros, respectivamente.

Para contribuir a reducir la llamada "progresión fría", según la cual un aumento salarial para compensar la inflación se traduce en una merma del poder adquisitivo al pasar el contribuyente a un tipo impositivo superior, el Gobierno federal tiene previsto aportar 2.200 millones de euros.

Al mismo tiempo, se acordó aumentar en un 0,1 % en 2013 las cotizaciones al seguro de dependencia, lo que permitirá ingresar unos 1.100 millones de euros adicionales.

Los socialcristianos lograron imponer que se subvencione a los padres que se asumen el cuidado de sus hijos en el hogar y prescinden de la guardería; a partir de 2013 recibirán 100 euros mensuales para niños mayores de dos años, y a partir de 2014, 150 euros para los que tienen dos o tres años.

Por otra parte, el ministro de Transporte, el socialcristiano Peter Ramsauer, podrá disponer ya a partir del año que viene de 1.000 millones de euros más para infraestructuras.

Mientras, el salario bruto anual mínimo para empleados extranjeros cualificados de países no comunitarios será rebajado de 66.000 a 48.000 euros con el fin de favorecer la llegada de nuevos expertos para suplir la falta de persona cualificado en Alemania.