El plazo para la reforma laboral llega a su recta final

Sindicatos y patronal, que se siguen reuniendo casi a diario, presentarán las conclusiones de su negociación antes del viernes

Toxo dice que trabaja para un acuerdo de reforma laboral pero que no es fácil

La CEOE avisa de que no firmará una reforma laboral "escasa"

UGT dice que la patronal está por la "congelación salarial pura y dura", un "abaratamiento general del despido"

economia

| 09.01.2012 - 10:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El plazo para una reforma laboral consensuada ha llegado a la recta final. Empresarios y sindicatos tienen hasta el viernes para alcanzar un acuerdo, y parece que todavía está lejos. Mientras, el secretario de UGT, Cándido Méndez ha acusado a la CEOE de enroscarse, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha insistido en que su organización sigue trabajando para lograr un acuerdo con la patronal sobre la reforma laboral, pero ha asegurado que las negociaciones no están siendo fáciles "y menos cuando se aproxima el momento final". En declaraciones a Telemadrid, Toxo ha recordado que ya se ha llegado a acuerdos para impulsar la solución extrajudicial de los conflictos laborales y para evitar puentes festivos.

No obstante, el tema salarial se presenta más complicado, puesto que los sindicatos abogan por subidas inferiores a la inflación, mientras que la patronal insiste en la congelación. Toxo ha aclarado que reducir la indemnización por despido con carácter general a 20 días por año trabajado "no está sobre la mesa", como tampoco lo han estado los "miniempleos" (trabajos a tiempo parcial con baja remuneración).

Sindicatos y patronal, que se siguen reuniendo casi a diario, presentarán las conclusiones de su negociación -tanto si hay pacto como desacuerdo o sólo acuerdos parciales- antes del viernes, de acuerdo el plazo que les dio el Ejecutivo y que fechó en la primera quincena de enero. Al respecto, Toxo ha dicho que esta semana "no se acaba el mundo" y que el Gobierno debería ser consciente de ello, ya que las cuestiones que se están discutiendo "no son de un día ni de una semana".

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha acusado este lunes a la CEOE de dificultar la negociación sobre la reforma laboral "enrocándose" en posiciones que serían inconvenientes para la lucha contra la crisis económica y del empleo. Méndez, en declaraciones a Telecinco ha explicado que, aunque en la primera parte de la semana pasada los sindicatos creían haber resuelto diferencias importantes con la patronal, la negociación ha experimentado "una especie de vaivén" porque la CEOE ha vuelto a poner sobre la mesa reivindicaciones "inconvenientes".

El dirigente sindical ha dado a entender que la patronal está pidiendo "congelación salarial pura y dura", un "abaratamiento general del despido" y la descausalización del mismo, medidas que pueden provocar más paro del que España tiene y que los sindicatos no están dispuestos a aceptar porque agravarían aún más la situación de recesión económica. "Medidas como el abaratamiento del despido, la descausalización del mismo y la congelación salarial a machamartillo no beneficiarán a la lucha contra la crisis, sino que la perjudicarían", ha advertido el líder de UGT.

"Pero quedan horas, días, y yo espero que podamos encontrar una fórmula de acuerdo razonable, equilibrada y eficaz", ha añadido Méndez, que espera que esta semana la CEOE vuelva a la actitud que tuvo durante la primera parte de la semana pasada.

"SER TAXATIVO EN EL PLAZO NO AYUDA AL ACUERDO"

Méndez ha indicado que sindicatos y patronal deben buscar puntos de acuerdo que no agraven la situación, con cesiones de ambas partes y no sólo de un interlocutor, y sí ha reconocido que la voluntad de hacer una "aportación tangible" en la lucha contra la crisis por parte de todos los negociadores es "total". "Pero los esfuerzos hay que compartirlos", ha insistido. El dirigente sindical no piensa por ahora en el desacuerdo, prefiere "ser prudente y cauteloso", y ha pedido al Gobierno que, si tanto valora el pacto social, ayude a la consecución del mismo. Eso sí, ha dejado claro que "ser taxativo en los plazos" no ayuda a conseguirlo.

"El Gobierno podría intentar ayudar a que el acuerdo sea posible. Oigo frases de este Gobierno que me hacen pensar que no han hecho el tránsito de oposición a Gobierno", ha comentado el dirigente sindical. Méndez se ha preguntado por si el Ejecutivo estaría dispuesto a dar más tiempo a las partes en caso de que llegara el viernes y tuvieran "encauzados" determinados temas, aunque sin haber cerrado un acuerdo sobre ellos. "*Qué hará entonces el Gobierno?", ha señalado.

TOXO DICE QUE TRABAJA PARA UN ACUERDO DE REFORMA LABORAL PERO QUE NO ES FÁCIL

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha insistido hoy en que su organización sigue trabajando para lograr un acuerdo con la patronal sobre la reforma laboral, pero ha asegurado que las negociaciones no están siendo fáciles "y menos cuando se aproxima el momento final".En declaraciones a Telemadrid, Toxo ha recordado que ya se ha llegado a acuerdos para impulsar la solución extrajudicial de los conflictos laborales y para evitar puentes festivos.

No obstante, el tema salarial se presenta más complicado, puesto que los sindicatos abogan por subidas inferiores a la inflación, mientras que la patronal insiste en la congelación. Toxo ha aclarado que reducir la indemnización por despido con carácter general a 20 días por año trabajado "no está sobre la mesa", como tampoco lo han estado los "miniempleos" (trabajos a tiempo parcial con baja remuneración).

Sindicatos y patronal, que se siguen reuniendo casi a diario, presentarán las conclusiones de su negociación -tanto si hay pacto como desacuerdo o sólo acuerdos parciales- antes del viernes, de acuerdo el plazo que les dio el Ejecutivo y que fechó en la primera quincena de enero. Al respecto, Toxo ha dicho que esta semana "no se acaba el mundo" y que el Gobierno debería ser consciente de ello, ya que las cuestiones que se están discutiendo "no son de un día ni de una semana".

LA CEOE AVISA QUE NO FIRMARA UNA REFORMA LABORAL ESCASA

Por su parte, el vicepresidente de la CEOE y presidente de la patronal madrileña (CEIM), Arturo Fernández, ha asegurado hoy que "no es el momento de firmar una reforma laboral escasa", ya que cree necesarios cambios profundos que deberían empezar por un replanteamiento de las condiciones salariales.

En declaraciones a RNE, Fernández ha explicado que las negociaciones con CCOO y UGT están siendo muy intensas y que hay voluntad de todos por llegar a un acuerdo, si bien existen divergencias en temas como la congelación salarial, que los sindicatos no están dispuestos a aceptar.

Además de la congelación, el vicepresidente de la CEOE ha defendido la importancia de facilitar el incumplimiento de las condiciones salariales previstas en los convenios por parte de las empresas en dificultades o la fijación de las retribuciones de acuerdo a criterios de productividad.

Según ha señalado, patronal y sindicatos sólo han llegado de momento a "acuerdos mínimos", que están lejos de la reforma profunda "que necesita el país".

"Vamos a hacer un esprint entre hoy y el jueves para que el Gobierno no se sienta defraudado", ha añadido.

CREAR EMPLEO

Por su parte, desde el Gobierno, su vicepresidenta Sáenz de Santamaría señaló que para volver a crear empleo, recalcó que una de las reformas clave es la laboral, que sindicatos y empresarios están negociando esta semana a instancias del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Confió en que en los próximos días "se definirán" las líneas básicas de la modificación del sistema de trabajo que pretende aprobar el nuevo Gobierno para impulsar la creación de empleo.