Los sindicatos nacionalistas se manifiestan unidos en Bilbao

economia

| 01.05.2011 - 17:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los sindicatos nacionalistas ELA, LAB, STEE, EHNE e Hiru han celebrado este domingo en Bilbao el Primero de Mayo con una manifestación unitaria en la que han participado miles de simpatizantes y en la que han apostado por el desarrollo de "otro modelo económico y social".

La cita, que siete años después ha vuelto a congregar a los sindicatos abertzales, se ha desarrollado bajo el lema 'Euskal Langileok gure baldintzak Erabaki, badugu alternatiba' y ha contado con la presencia, entre otros, del líder de Alternatiba, Óskar Matute, así como de simpatizantes de la izquierda abertzale como la abogada Jone Goirilezaia.

Durante su alocución, el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, ha manifestado que "todas las políticas que se están desarrollando van contra el empleo y la solidaridad" y por ello "no hay que creer a los Gobiernos porque mienten". Para ELA, la crisis no es sólo económica, sino también "política y democrática" y ha denunciado de que la "patronal se aprovecha de la coyuntura".

Muñoz, que ha calificado de "irresponsables" a los políticos, les ha acusado de "tomar decisiones al dictado del capital al estar en nómina". En su opinión, "los que mandan tienen intervenida a la clase política aceptando ésta su subordinación hacia el capital, la banca y la gran empresa".

"Eso explica la precariedad impuesta, la descapitalización social y la apuesta por la privatización", ha matizado, tras denunciar que se está cediendo ante el empobrecimiento colectivo. El líder sindicalista ha señalado además que los políticos no quieren el debate y por ello "no hay democracia".

"Se quiere culpar del déficit al gasto social, algo que es inaudito; son unos sinvergüenzas. El déficit público tiene que ver con las ayudas a las empresas, a la banca, con la descapitalización social y la apuesta por infraestructuras no necesarias como el TAV", ha indicado.

Para ELA, la situación que se vive en la actualidad es una catástrofe política al no haber diferencias entre las políticas económicas y sociales que desarrollan "Berlusconi, Sarkozy, Merkel, López, Bilbao u Olano". Muñoz ha afirmando "que el poder político guipuzcoano apoya a los explotadores" y se ha preguntado si no es explotar "ofrecer contratos de trabajo de 12 horas a cuatro euros la hora, tal y como está sucediendo en la obra pública adjudicada por las administraciones".

Durante su discurso, Muñoz también ha denunciado los 1.200 millones de beneficio de Iberdrola en 2100 cuando "la nómina de todo su personal asciende a 677 millones, mientras nos suben las tarifas y Galán está todo el día junto a Zapatero, López o José Luis Bilbao".

ELA, que ha lamentado la falta de diálogo social, apuesta por el movimiento sindical como respuesta a la actual coyuntura y ha anunciado que "si los partidos políticos vascos se dejan llevar por la patronal en la reforma de la negociación colectiva se estará poniendo en cuestión el ámbito vasco de decisión".

"Los trabajadores vascos saben la diferencia de la negociación colectiva en Euskal Herria y en el resto del Estado. Por ello hay que trabajar juntos y priorizar lo sindical y lo social", ha concluido Muñoz.

"REPARTO DE RIQUEZA Y TRABAJO"

La secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, ha señalado por su parte que lo que está sucediendo no es sino "la consecuencia lógica de hacer las peores políticas que se pueden desarrollar en estos momentos. Si de lo que se trata es de bajar las cifras del paro no se hacen reformas para obligarnos a trabajar más por menos dinero, que es la terapia perfecta para destruir empleo".

La líder del sindicato nacionalista ha remarcado que de la actual crisis sólo se sale "avanzando hacia otro modelo económico y social y esa posibilidad es tan real hoy que la única forma de impedirnos en avanzar en esa dirección es consolidando un modelo político cada vez más antidemocrático".

"Negarnos la capacidad de decidir e impedirnos que tengamos los instrumentos necesarios para tener otro modelo. No pedimos que nos solucionen los problemas los Gobiernos, sino que no se impida a los trabajadores construir una alternativa basada en el reparto de la riqueza y el trabajo", ha expresado.

Para Etxaide, si lo que se quiere es garantizar el sistema público de pensiones o hacer políticas públicas para impulsar la economía no se debe "renunciar a recaudar permitiendo el fraude fiscal y quitando impuestos a los ricos". Del mismo modo, ha denunciado "que las mujeres son las más explotadas con los peores salarios por trabajar en los sectores menos valorados".

Según LAB se pueden hacer otras políticas, ya que "hay alternativa y además en Euskal Herria existe una gran mayoría social que lo hemos demandado saliendo ya a tres huelgas generales. Una mayoría que está dispuesta a impulsar y apoyar un cambio radical en las políticas económicas y sociales que han generado esta crisis".

Por ello, ha apostado porque sea la mayoría quien decida "sobre el empleo, las políticas fiscales, las pensiones y el modelo institucional". "Es cuestión de dejarnos decidir aquí sin imposiciones cuáles van a ser nuestras condiciones laborales para construir un marco propio de relaciones laborales y protección social", ha concluido.