CC.OO. y UGT anuncian manifestaciones el 19 de julio contra las medidas del Gobierno

Mantendrán una estrategia de movilización "sostenida" y un otoño "más firme y contundente"

CSI-F convocará movilizaciones en julio y agosto, con paros parciales en todas las administraciones

economia

| 11.07.2012 - 13:43 h
REDACCIÓN

Las direcciones ejecutivas de CC.OO. y UGT han decidido convocar una jornada de manifestaciones en toda España el próximo 19 de julio contra las nuevas medidas anunciadas por el Gobierno, que incluyen la subida del IVA, la supresión de una paga extra a los funcionarios y el recorte de las prestaciones por desempleo. Minutos despues de concluida la intervención de Rajoy aseguraban que

"el nuevo plan de recortes anunciado por Rajoy no va a quedar sin respuesta" y advertían que el Gobierno está jugando con fuego".

En un comunicado conjunto, los dos sindicatos hacen un llamamiento a la sociedad civil y a los sectores más dinámicos de la misma para compartir la convocatoria de manifestaciones "masivas" y aseguran que desplegarán una intensa agenda de contactos y reuniones con el tejido social y cultural organizado.

En primer lugar, contactarán con la plataforma para la defensa del Estado de bienestar y los servicios públicos con el fin de comprometer al mayor número de personas y colectivos en la respuesta al plan de recortes del Gobierno.

CC.OO. y UGT rechazan "enérgicamente" el nuevo ataque a los derechos y prestaciones de las personas en paro, empleados públicos y pensionistas, que, junto a la "fuerte" subida del IVA, provocarán una caída del consumo, menos actividad económica y más destrucción de empleo.

Además, ratifican una estrategia de movilización "sostenida" contra los recortes ya decidida hace unos meses, que conocerá en otoño una expresión "más firme y contundente".

CONSULTA A LA CIUDADANIA

En este sentido, los sindicatos reiteran su voluntad de celebrar en los próximos meses una consulta a la ciudadanía para que se pronuncie sobre los recortes sociales y laborales ante lo que consideran un "auténtico fraude político" de un Ejecutivo que gobierna con un programa que no presentó a las elecciones.

Por último, los sindicatos advierten del "peligroso camino" elegido por el Gobierno al recurrir cada vez con más frecuencia a discursos corporativos llenos de "gestos autoritarios y vacíos de democracia" que contribuyen al deterioro de las instituciones democráticas.

UGT y CC.OO consideran que con los nuevos recortes anunciados por Rajoy "la situación económica se agravará y el paro rebasará los seis millones de desempleados a finales de 2012".

En su opinión, las medidas constituyen una "agresión sin precedentes a los derechos de los trabajadores, a las personas en paro, a los empleados públicos, a la economía, e incluso a la democracia y a los fundamentos que hicieron posible la Constitución"."Una agresión de consecuencias laborales, sociales, económicas y políticas que tendrá una respuesta sindical inmediata", alertaron sobre las medidas, que achacan a las condiciones del rescate financiero solicitado a la UE.

CSI-F ANUNCIA MOVILIZACIONES PARA JULIO Y AGOSTO Y ESTUDIA IR A LA HUELGA TRAS LOS NUEVOS RECORTES

El sindicato de empleados públicos CSI-F ha expresado su "indignación y oposición frontal" al anuncio del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que reducirá los 'moscosos' y suspenderá la paga extra de Navidad de los empleados públicos, y ha avanzado que responderá a estas medidas en la calle.

De hecho, según fuentes de este sindicato, CSI-F convocará movilizaciones en julio y agosto, con paros parciales en todas las administraciones públicas, y no descarta convocar una huelga en septiembre.

El sindicato reunirá este viernes a su Comisión Nacional para concretar las protestas que llevará a cabo frente a las nuevas medidas del Gobierno, que vuelven a tocar el salario del colectivo. CSI-F ha denunciado que el nuevo recorte en las condiciones laborales de los empleados públicos responde a las nuevas medidas restrictivas impuestas a España por la Unión Europea como consecuencia del ajuste en el sistema bancario, algo que, según ha recordado, "no tiene nada que ver con el funcionamiento del sector público y el trabajo diario de cerca de 2,7 millones de empleados públicos".

"Hablamos de policías, médicos, docentes, personal de juzgados de instituciones penitenciarias, enfermeros, carteros, personal de oficina y atención al público, servidores públicos, que todos los días se dejan la piel para mantener el nivel de calidad de los servicios públicos. No podemos consentir que la crisis sirva para desmantelarlos", ha subrayado el presidente del sindicato, Miguel Borra. "No puede ser que los empleados públicos volvamos a ser los paganos y la caja de ahorros del Estado cada vez que se nos anuncie una nueva mala previsión económica o un dato negativo", aseveró Borra.