Los sindicatos de Iberia no descartan "intensificar" las huelgas, tras una reunión sin avances

Aseguran que "todo está encima de la mesa" y que es la empresa la que "debe dar el paso"

La huelga provoca este miércoles la cancelación de un total de 257 vuelos

Más de 3.000 trabajadores protestan ante la sede de Iberia contra el plan de ajuste

economia

| 20.02.2013 - 08:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los sindicatos convocantes de los paros en Iberia no descartan "intensificar" y "ampliar las movilizaciones contra el plan de ajuste de la compañía, que implica 3.807 despidos, el 19 por ciento de la plantilla, tras la reunión que representantes del comité de huelga y dirección de Iberia han mantenido este miércoles y que ha finalizado sin ningún avance.

Ya a la entrada del encuentro, los sindicatos manifestaron a los periodistas su pesimismo con respecto a la reunión de hoy, que creían iba a "servir para bien poco" ante la falta de disposición a negociar por parte de la compañía aérea, "maniatada por IAG", y criticaban que la aerolínea les citara al mediodía y "no a primera hora y sin hora de finalización".

El responsable del sector aéreo de UGT, Manuel Atienza, aseguró que desconvocar la huelga sería un "disparate" si la empresa no se acerca "ni un sólo milímetro" a las reivindicaciones de los trabajadores.

Iberia convocó al comité de huelga a una reunión este miércoles, en la tercera jornada de huelga de 15 días convocada por los sindicatos representantes del 93 por ciento de la plantilla, y a la que el sindicato de pilotos Sepla tiene previsto sumarse en marzo, contra el plan de ajuste de la compañía, que implica 3.807 despidos.

Tras el encuentro, que duró apenas 15 minutos, Atienza explicó a los periodistas que "Iberia tiene prohibido por IAG dar el mínimo paso o medio milímetro", una situación que calificó de "patética", por lo que, dijo, "no hay más remedio que seguir con las movilizaciones".

Así, no descartó que con el tiempo las protestas de los trabajadores de Iberia, convocados por los sindicatos, "vayan a más", y se "amplíen e intensifiquen".

El portavoz lamentó que, aunque el encuentro se ha caracterizado por la cortesía, los representantes de Iberia "no tienen nada que decir", pese a que han "agradecido y valorado mucho los avances" realizados por los sindicatos "en el camino de los ajustes salariales y de la productividad". "Desgraciadamente no están en condiciones de entablar el camino de las concesiones o de los compromisos que exigimos los sindicatos", apuntó.

Atienza, que atribuyó el encuentro entre Iberia y sindicatos a las reiteradas peticiones de entendimiento realizadas desde el Gobierno y al querer "quedar bien con la ministra de Fomento", opinó, tras una nueva reunión sin avances, que "la dirección de Iberia ha quedado muy mal".

"EL PASO DEBE DARLO LA EMPRESA"

No obstante, apuntó que no hay una nueva fecha para un nuevo encuentro entre el comité de huelga y la dirección de Iberia."Quien tiene que dar el paso es la empresa", señaló Atienza, quien recordó que los sindicatos ofrecieron el pasado 6 de febrero, en el último encuentro en el SIMA, congelación salarial para 2013, 2014 y 2015, además de una reducción salarial media del 10 por ciento para toda la plantilla, renunciar a los deslizamientos y a las progresión de trienios.

CONCENTRACION EN LA SEDE

Miles de empleados de Iberia se han concentrado este miércoles frente a la sede que la compañía aérea tiene en Madrid para protestar contra el plan de ajuste de la compañía, que implica el despido de más de 3.807 trabajadores, y apenas horas después de que representantes sindicales y de la dirección de la empresa se reunieran sin éxito.

Los trabajadores portaban pancartas en las que denuncian el desmantelamiento de Iberia tras su integración en el holding IAG, así como la fusión con British Airways y el plan de ajuste planteado por la compañía. A juicio de los empleados, éste es el principio de un periodo en el que se acabará desmantelando la empresa española, algo que, según advierten, tendrá un fuerte impacto en el turismo español.

El secretario federal del sector aéreo de UGT, Francisco Rodríguez ha aseverado que se mantendrá el calendario de huelga acordado por el comité y "si la situación no se arregla" convocarán paros para Semana Santa y para "después".