El bono español roza el 7% y el IBEX 35 cae el 3,1%

Los expertos hablan de presiones al Gobierno para que aplique nuevos recortes y más ajustes

El IBEX cae el 3,10 % y cierra su cuarta peor semana del año

La prima de riesgo cierra en 563 puntos con el bono muy cerca del temido 7%

economia

| 06.07.2012 - 09:44 h
REDACCIÓN

La Bolsa española ha caído hoy el 3,10 % y ha cerrado su cuarta peor semana del año, en la que ha perdido un 5,12 %, con lo que rompe cuatro semanas consecutivas de ganancias, después de que el BCE se negara ayer a comprar deuda soberana. Con la prima de riesgo disparada a 563 puntos básicos, el principal selectivo de la Bolsa española, el IBEX 35, ha bajado 215,30 puntos, el 3,10 %, hasta los 6.738,90 puntos, con lo que las pérdidas anuales se incrementan hasta el 21,33 %.

Todos los grandes valores del IBEX 35 han caído hoy: el BBVA el 5,08 %; Repsol, el 4,96 %; Santander, el 3,87 %; Telefónica, el 3,23 %; Iberdrola, el 2,83 %, e Inditex, el 0,92%.

Sacyr Vallehermoso ha sido el valor que más ha caído en la jornada, el 9,22 %, seguido de Indra, el 6,85 %, y Bankia, el 6,50 %.

En la sesión solo han subido IAG, el 2,30 %, y Enagás, el 0,04 %.

Al igual que la Bolsa española, el resto de mercados del Viejo Continente ha caído: Milán el 2,53 %; Fráncfort, el 1,92 %; Londres, el 0,53 %, y París, el 1,88 %. En el otro lado del Atlántico, Wall Street también se ha decantado por las pérdidas tras conocerse que el índice de desempleo en Estados Unidos se mantuvo en el 8,2 % en junio.

La prima de riesgo española ha cerrado en 563 puntos básicos, ya que la deuda a diez años ofrecía una rentabilidad del 6,95 %, muy cerca del temido 7% que la mayoría de los expertos considera insostenible en el tiempo. El interés del bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo marca la prima de riesgo de España, superó el temido nivel del 7% en el mercado secundario exactamente a las 12.45 horas, un rendimiento que los expertos consideran insostenible en el tiempo.

La negativa del BCE a comprar deuda soberana o a tomar nuevas medidas de estímulo más allá de la esperada, aunque escasa, rebaja de tipos de interés de ayer ha sido el "detonante" de este repunte del riesgo país, según la mayoría de los analistas.

LA TEMIBLE BARRERA DEL 7%

La rentabilidad del bono español no cierra por encima del 7% desde el pasado 19 de junio, antes de la cumbre europea en la que se acordó la posibilidad de que haya ayudas directas a la banca y el fondo de rescate compre deuda en los mercados secundarios. Poco antes de las 12.45 horas, la rentabilidad que se exigía a la deuda española a diez años marcaba exactamente el 7% y, como el bono alemán del mismo plazo seguía en el 1,37 %, la prima de riesgo sumaba más de 23 puntos, hasta superar los 562, un punto por debajo de su nivel actual.

Grecia fue rescatada el 23 de abril de 2010 cuando su prima de riesgo estaba en 580 puntos básicos, aunque el rendimiento de su bono a diez años aguantó hasta el 8,7 %, por encima del 8,3 % que llevó a Irlanda a pedir auxilio, pero por debajo del 9,7 % que llegó a soportar Portugal.

PRESIONES

Los expertos consultados coinciden en que el mercado está presionando al Gobierno para que aplique nuevos recortes y más ajustes para reducir el déficit, ante la convicción de que no será posible conseguir los objetivos mientras la recesión se agrava. Los indicadores macroeconómicos no invitan al optimismo en Europa y confirman la ralentización de la economía, que en el caso de España supone ahondar en la recesión en la que técnicamente entró la economía a finales de marzo.

Además, se desinflan las expectativas de que la reunión del Eurogrupo del lunes sirva para acordar la ayuda a la banca y eso añade más desconfianza sobre España. Al mismo tiempo, Italia, otro de los países en el foco de los mercados, actúa con más rapidez y aplica recortes para ahorrar hasta 26.000 millones.

No obstante, la batería de medidas del Gobierno de Mario Monti, que van desde una reducción de un 10% en el número de funcionarios hasta la supresión de la mitad de las provincias, parece no convencer plenamente al mercado. La prima de riesgo del país transalpino se amplía a 466,3 puntos básicos y la rentabilidad del bono italiano a diez años vuelve a superar el 6 %, en concreto el 6,03 %, nivel en el que no cierra desde el pasado jueves.

EL GOBIERNO PIDE "CABEZA FRÍA" Y "MUCHA PRUDENCIA" ANTE EL DESCONTROL DE LA PRIMA DE RIESGO

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, recomendó hoy "cabeza fría" y "mucha prudencia" ante el descontrol de la prima de riesgo, que a principios de semana bajó hasta los 460 puntos y este viernes ha subido hasta 563.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría pidió calma ante las fluctuaciones especulativas, dado que en los últimos meses ha habido momentos en los que los mercados se comportaban de distinta manera en las bolsas y en la prima de riesgo sin motivo aparente.

Por eso, aseguró, "hay que tratar de mantener la serenidad cuando estamos en la parte ascendente o en la descendente de la curva" y continuar con las reformas acordadas en el seno de la Unión Europea.

Sáenz de Santamaría indicó que el Consejo Europeo de la semana pasada marcó "una senda a corto, medio y largo plazo que se debe ejecutar a su debido tiempo" para recuperar la estabilidad de la zona euro.

La vicepresidenta adujo que esas reformas encaminadas a la unión fiscal y bancaria marcan el sendero para "lograr la estabilidad del euro, que es la estabilidad de todos", y destacó que el Gobierno tiene "un horizonte claro".

BARROSO: ESPAÑA DARÁ LOS PASOS NECESARIOS PARA RECUPERAR LA CONFIANZA

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha dicho que confía "plenamente" en que el Gobierno español "tomará todas las medidas necesarias para aumentar la confianza" en la economía del país. Así ha respondido el jefe del Ejecutivo comunitario preguntado en una rueda de prensa por el repunte de la prima de riesgo de España.

"Estamos siguiendo muy de cerca los desarrollos de la situación española, que ya se discutió en el último Consejo Europeo", ha indicado Barroso, quien ha recalcado que la Comisión "está en contacto permanente con el Gobierno español". Esos contactos, ha explicado, se mantienen "a distintos niveles, incluido el del Ministerio de Finanzas".

"Confiamos plenamente en que las autoridades españolas tomarán todas las medidas necesarias para aumentar la confianza en la capacidad de la economía española para hacer frente a la actual situación, que es por su puesto motivo de preocupación para todos", ha insistido.

Según Barroso, "todas las medidas necesarias van a ser tomadas con determinación" y para ello colabora Bruselas con el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

El presidente de la Comisión Europea, sin embargo, rechazó entrar en detalles sobre la asistencia financiera que la zona euro concederá a España y que el lunes discutirán los ministros de Finanzas de la moneda única.