Los desahucios en viviendas habituales ocupadas caen un 20%

El 82% de los desahucios de viviendas ocupadas se derivaron de hipotecas firmadas en el año 2007 y anteriores

Moody's elogia que el Gobierno no desincentive el pago de las hipotecas

economia

| 10.05.2017 - Actualizado: 14:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un total de 17.939 viviendas fueron desalojadas por orden judicial en 2015, un 11,3% más que un año antes, de las que el 77% eran viviendas habituales. No obstante, solo 902 de estos inmuebles estaba ocupado, un 20,1% menos que en 2014, según datos del Banco de España, que muestran que el repunte se concentra en los desahucios de viviendas habituales vacías (+35,7%).

Además, el banco emisor precisa que el 82% de las hipotecas que dieron lugar a desalojos forzosos en viviendas ocupadas, tanto habituales como no --1.112 inmuebles, un 18,2% menos-- se originaron, bien en el año 2007 o con anterioridad al mismo.

La menor actividad en desahucios se observa también en los datos relativos a intervenciones de las fuerzas del orden para el desalojo de inmuebles. Así, solo se produjeron 14 de estas intervenciones en 2015, un 44% menos. De estas, menos de la mitad se produjeron en viviendas habituales.

Sumando los procedimientos judiciales y los voluntarios, durante el pasado año se produjo una disminución en el número total de entregas de viviendas del 3,4%, hasta las 36.929 --el 0,57% de las hipotecas--, que en el caso de la vivienda habitual fue del 2,4%, con 29.327 inmuebles.

MAS DE LA MITAD DE LAS ENTREGAS SON VOLUNTARIAS.

El número de entregas voluntarias se redujo un 14,8% durante el último año, hasta las 18.990, con una caída del 20,1% en el caso de las viviendas habituales. Así, las entregas voluntarias de viviendas supusieron un 51,4% del total.

Por otro lado, las daciones en pago alcanzaron las 16.175, un 12,4% menos que el pasado año y el 85,2% de todas las entregas voluntarias. De ellas, el 81,5% correspondieron a vivienda habitual, un 19,9% menos.

Otro de los datos aportados por el Banco de España indican que el número total de hipotecas para la compra de vivienda alcanzó los 6,3 millones al cierre de 2015, un 1,1% menos que un año antes.

El Banco de España dejará de publicar estos datos a partir de ahora dada la aparición de otras fuentes estadísticas más completas y de mayor frecuencia, como las del Instituto Nacional de Estadística

ELOGIO DE MOODY´S

La agencia de calificación crediticia Moody's ha elogiado hoy que las medidas impulsadas por el Gobierno para frenar los desahucios y aliviar el endeudamiento de algunas familias no desincentive el pago de las hipotecas.

Según explica en un informe, si los precios de la vivienda caen, los hipotecados cuya deuda pendiente está por encima del valor de su propiedad pueden sentirse tentados a no pagar, independientemente de la capacidad que tengan para hacerlo.

Sin embargo, ante este hecho, que afectaría directamente a los bancos y su tasa de morosidad, Moody's elogia que los cambios legales en España para proteger a los hipotecados apenas hayan aumentado esta posibilidad.

Y es que la agencia considera que debido a los "exigentes criterios", sólo un número "muy reducido" de hipotecados puede acogerse a las medidas promovidas por el Gobierno para reducir las deudas por la compra de una vivienda.

Por ejemplo, para primeras residencias, si el hipotecado satisface el 65 % de la deuda pendiente en el plazo de 5 años desde la ejecución -o el 80 % en el plazo de 10 años-, quedará liberado del resto de la deuda, recuerda.

Además, considera que las diferentes normas aprobadas en los últimos años han pospuesto los desahucios de las familias más vulnerables tras el embargo de sus viviendas habituales, una iniciativa en vigor hasta mayo de 2017.

Aún así considera que el alcance de estas iniciativas es limitado y celebra que no se desincentive el pago de las hipotecas, pues de lo contrario, advierte, los analistas de Moody's tendrían que aumentar sus estimaciones de pérdidas esperadas para los bancos.

No obstante, añade que el número de hipotecas ejecutadas se estabilizó en 68.000 casos en 2015, tras llegar al máximo de 93.600 casos en 2010, pero aún no ha retornado a los niveles anteriores a la crisis, con aproximadamente 26.000 ejecuciones en 2007.

Por último, Moody's opina que los datos disponibles infravaloran el número real de propiedades que han sido ejecutadas por los bancos españoles.

En primer lugar, argumenta, porque en un solo procedimiento de ejecución puede estar implicada más de una propiedad y, en segundo, los acreedores hipotecarios españoles están mostrando en general mayor disposición a aceptar daciones en pago.

Los bancos españoles mantenían en su balance propiedades adjudicadas por valor de 84.000 millones de euros a diciembre de 2015, añade el informe.