Los datos de empleo y consumo estadounidenses establecen tablas en la bolsa

Bolsa de Madrid

economia

| 12.01.2012 - 19:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La bolsa española concluyó la sesión en tablas después de que los datos de empleo y consumo estadounidenses liquidaran las ganancias que había registrado durante toda la jornada.

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, ganó 0,2 puntos, dos milésimas porcentuales, hasta los 8.427 puntos. Las pérdidas anuales se mantienen en el 1,63 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,282 euros, Milán ganó el 2,09 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,27 por ciento, y Fráncfort, el 0,44 por ciento. Cayeron el 0,15 por ciento París y Londres.

Después de la pequeña caída de Wall Street el día anterior, la bolsa española empezó la jornada con pequeñas ganancias que le acercaban a los 8.500 puntos.

El descenso de una décima de la inflación china en diciembre, al 4,1 por ciento, alimentaba las esperanzas alentadas al comienzo de la semana de una relajación de la política monetaria de la segunda economía del mundo tras conocerse una caída de sus exportaciones.

El notable descenso del beneficio de Banesto, que ganó 125 millones, el 73 por ciento menos, tampoco afectaba a la evolución del mercado, que iba incrementado sus ganancias a medias y que mejoraba la situación en el terreno de las divisas, materias primas y bonos.

Con la colocación de la deuda española -el Tesoro vendió 10.000 millones más barato a distintos plazos- e italiana, la bolsa nacional superó con holgura el nivel de 8.500 puntos.

La decisión de mantener los tipos de interés en el 0,5 por ciento en el Reino Unido y en el 1 por ciento en la zona euro carecía de trascendencia para la bolsa, aunque los posteriores comentarios del presidente del Banco Central Europeo, Mario Dragi, promoverían la revalorización del euro y del petróleo, que se cambiaron a más de 1,28 dólares y 115 dólares por barril, respectivamente.

Pero la escasa subida del 0,1 por ciento de las ventas minoristas en diciembre y el aumento de las peticiones semanales de subsidios de desempleo estadounidenses en 24.000, hasta 399.000, truncaron el avance de la bolsa española.

Las posteriores pérdidas de Wall Street, junto a la escasa subida, el 0,3 por ciento, de los inventarios empresariales, terminarían por limitar la subida del mercado nacional, que ganó un par de décimas respecto a la víspera.

De los grandes valores subieron BBVA, el 0,75 por ciento, y Telefónica, el 0,11 por ciento, mientras que Repsol cayó el 0,74 por ciento; Banco Santander, el 0,7 por ciento, e Iberdrola, el 0,55 por ciento.

La mayor subida del IBEX correspondió a Mediaset, el 3,76 por ciento, en tanto que Red Eléctrica avanzó el 3,54 por ciento; Técnicas Reunidas, el 2,14 por ciento, y Acciona, el 2,09 por ciento.

Día presidió las pérdidas entre las principales empresas del indicador nacional con un descenso del 1,67 por ciento, seguida de Inditex, que bajó el 1,05 por ciento, y de Bankia, con una pérdida del 0,78 por ciento.

En el mercado continuo, GAM lideró las ganancias con un alza del 10,17 por ciento, en tanto que las acciones convertibles de Prisa comandaron las pérdidas al ceder el 8,6 por ciento.

Antes del cierre, la rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba 20 centésimas, al 5,09 por ciento, mientras que el rendimiento de los bonos alemanes subía dos centésimas, hasta el 1,83 por ciento.

El efectivo negociado ascendió a 2.814 millones de euros, de los que 650 millones fueron intermediados por inversores institucionales.