Los controladores acusan a AENA de urdir una trama para desprestigiar al sector

Aseguran poseer documentación que evidencia la estrategia de AENA

El juzgado de instrucción llama a declarar a la cúpula de USCA por presuntos delitos de coacciones, abandono del puesto de trabajo, secuestro de pasajeros y sedición

economia

| 21.09.2011 - 18:56 h

Javier de la Fuente | twitter.com/JAVIERDELAFUENT

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La cúpula de los controladores aéreos se defiende tras ser imputados ayer como responsables del cierre del espacio aéreo del pasado 3 y 4 de diciembre. Según el abogado y asesor jurídico de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Diego Salmerón, el sindicato no es el culpable de que se quedaran en tierra cerca de 600.000 personas. Salmerón acusa a AENA de crear una "trama tendente a desacreditar al colectivo de controladores, así como de imputarles determinados hechos incluso de relevancia penal".

El pasado mes de julio ya compareció el presidente del sindicato, Camilo Cela y ahora el Juzgado de Instrucción número 33 bis de Madrid llama a delcarar al resto de la cúpula directiva así como a su antiguo secretario de comunicación, Cesar Cabo. Todos imputados por presuntos delitos de coacciones, abandono del puesto de trabajo, secuestro de pasajeros y sedición, penado con hasta ocho años de prisión.

En su defensa el abogado de los controladores, asegura que la semana pasada el sindicato empezó a exponer ante el Juzgado de Santiago de Compostela (donde hay un expediente judicial abierto y donde el pasado jueves se citó a declarar a los controladores) una serie de "documentos internos de AENA clasificados de confidenciales por responsables del sector aeroportuario".

Según el asesor jurídico de USCA de su análisis se extrae "la existencia de una estrategia perfectamente predefinida que pretende ocultar una dolorosa realidad a la opinión pública", aunque no ha querido desvelar cuál por "respeto absoluto a la justicia".