Las matriculaciones caen un 18,3% en agosto y se sitúan por debajo de 40.000 unidades

economia

| 02.09.2013 - Actualizado: 14:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las matriculaciones de automóviles en el mercado español se situaron en 39.872 unidades durante el pasado mes de agosto, lo que supone un descenso del 18,3% en comparación con las cifras del mismo mes del año anterior, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac), vendedores (Ganvam) y concesionarios (Faconauto).

Las tres asociaciones del sector indicaron que el significativo descenso de las ventas de coches en agosto es consecuencia de que el mes pasado tuvo un día hábil menos que en 2012, además de que en agosto del ejercicio precedente se adelantaron compras por la entrada en vigor, el 1 de septiembre de 2012, de la subida del IVA hasta el 21%.

Anfac, Faconauto y Ganvam destacaron, por otro lado, que durante el mes pasado el Plan PIVE de incentivo a la compra de automóviles a cambio de achatarrar uno antiguo "mantuvo un ritmo importante" y señalaron que hasta la fecha se han contabilizado cerca de 20.000 reservas.

Dichas organizaciones apuntaron que este dinamismo, junto con el efecto estadístico contrario al registrado en agosto por la subida del IVA en 2012, harán que el mes actual cierre "previsiblemente" con resultados comerciales positivos.

En los ocho primeros meses del año, las entregas de automóviles y todoterrenos alcanzaron un volumen de 501.257 unidades, lo que representa una disminución del 3,6% respecto a las 520.216 unidades matriculadas en el mismo período de 2012. En agosto, las matriculaciones en este sector de mercado bajaron un 19,7%, hasta 10.359 unidades.

Por canales de ventas, entre enero y agosto se mantuvo la tendencia a la baja de las compras por parte de empresas, con un descenso del 21,4% y 123.900 unidades. En agosto cayeron un 19,7%, con 10.359 unidades.

De su lado, las compras de particulares contabilizaron 254.650 unidades hasta agosto, un 6,4% más, y bajaron un 17,9% el mes pasado, con 28.155 unidades. El canal de alquiladores experimentó un descenso del 0,4%, hasta 122.707 unidades, durante el acumulado del año hasta el pasado agosto, y crecieron un 16,3% el mes pasado, hasta 1.358 unidades.

DISTORSION EN AGOSTO

El director de Comunicación de Anfac, David Barrientos, afirmó que las entregas en agosto en España estuvieron lastradas por tener un día hábil menos en comparación con 2012 y por la subida del IVA del mes de septiembre del ejercicio previo. "En el mes de menos volumen del año, estas diferencias y circunstancias ajenas a la realidad han marcado esta cifra desfavorable", añadió.

De su lado, el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, destacó que los datos del mes de agosto parecen romper la tendencia alcista iniciada en el canal de particulares por el impulso del Plan PIVE 2 y señaló que ahora se está viviendo "la resaca" de la fuerte demanda anterior.

"Nos sigue preocupando el nivel tan bajo de matriculaciones que muestra nuestro mercado, sin embargo estos datos negativos de agosto se deben a circunstancias puntuales", afirmó el máximo responsable de la patronal de los concesionarios, Jaume Roura.

TODOS LOS SEGMENTOS CAEN

En agosto, todos los segmentos del mercado experimentaron caídas de ventas, aunque las más pronunciadas se concentraron en las entregas de vehículos deportivos, monovolúmenes grandes, todoterrenos de lujo y monovolúmenes pequeños.

Por comunidades autónomas, también todas las regiones contabilizaron descensos de entregas, con Baleares a la cabeza de los descensos, seguida de Cantabria, así como de la Comunidad Valencia, de Castilla y León y de Navarra.

Durante el mes pasado, el 69,8% de las matriculaciones en España fueron de coches diésel, mientras que los de gasolina acapararon el 28,7% del mercado y los eléctricos e híbridos, un 1,6%. En el acumulado del año, el reparto fue del 66,8% para el diésel, del 31,8% para el gasolina y el 1,4% para los eléctricos e híbridos.