Las ITV detectaron un millón de defectos graves en el sistema de frenado de los coches en 2009

Es muy grave tener un defecto de más del 30 por ciento en el sistema de frenado del eje delantero

nacional

| 02.02.2011 - 16:55 h

Javier Pequeño

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

3 millones de vehículos fueron rechazados durante 2009 en los centros de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y en un tercio de esos casos el defecto grave estaba en los frenos. Los especialistas alertan del riesgo para la seguridad que supone conducir con fallos en el sistema de frenado de los automóviles.

Las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV) detectaron un millón de defectos graves en el sistema de frenado de los coches en un total de 15,5 millones exámenes realizado -según estimaciones sin datos todavía oficiales- en 2010 --de los que la mayoría superaron una nueva inspección tras reparar los daños--, frente a los 939.309 de un total de 5,4 millones de defectos graves detectados en 2009, según las estimaciones del secretario general de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la ITV (AECA-ITV), Luis Rivas.

Así, durante la presentación del estudio 'Análisis de las consecuencias de los defectos detectados en los frenos en la ITV', encargado por la AECA-ITV y elaborado por el Instituto de Seguridad Vial de los Vehículos Automóviles Duque de Santomauro, de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), Rivas ha añadido que el año pasado se rechazaron 3,1 millones de vehículos --lo que su supone, aproximadamente, un 20 por ciento del total-- y que unos dos millones de vehículos "no fueron a la inspección".

Además, el presidente de AECA-ITV, Julio Tejedor, ha comentado que el desequilibrio de las ruedas, es decir, que en el mismo eje una de las dos ruedas frena más que la otra, es el motivo del mayor número de los defectos detectados, al tiempo que ha indicado que "hay muchas causas que provocan estos fallos, como problemas en el circuito hidráulico de freno o por el desgaste de los discos". "Son pequeños detalles, pero no son tonterías y tienen consecuencias", ha advertido.

El catedrático de la UC3M y responsable del estudio, José Luis San Román, ha explicado que el objetivo de la investigación ha sido "intentar concienciar a la sociedad de la importancia que tiene mantener en buen estado todos los sistemas del vehículo y, en concreto, el sistema de frenado", así como "mostrar las consecuencias derivadas de los fallos de este sistema, que aparecen reflejados en los 6.1 (defectos del freno de servicio) y 6.5 (defectos del dispositivo antibloqueo) del Manual de Procedimiento de Inspección de las estaciones de ITV".

Para ello, San Román ha precisado que se ha utilizado la herramienta informática CarSim, un estándar de simulación "que permite obtener más de 700 parámetros del vehículo y visualizar el comportamiento de los coches en diversas situaciones", mostrando un coche que no tiene defectos en el sistema de frenado y uno que sí los tiene y que, por ello, sufre un accidente de tráfico.

Concretamente, el estudio ha simulado, por medio de un turismo y de un todoterreno que circulan a 80 ó 120 kilómetros por hora como velocidades máximas, la aproximación a un cruce de carreteras; la circulación por autovías donde la visibilidad no es completa debido a obstáculos o la pérdida de control del vehículo y su salida de la calzada.

"REUNIR LAS CONDICIONES MINIMAS EVITARIA ACCIDENTES"

Así, San Román ha asegurado que "reunir las condiciones mínimas de seguridad evitaría sufrir accidentes en situaciones de riesgo, que serán insalvables para el conductor si no se cumplen estas condiciones", que, como ha dicho el subdirector general de Calidad y Seguridad Vial del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Antonio Muñoz, "son las mínimas que todos los vehículos deben cumplir, que proceden de la reglamentación de la Unión Europea (UE) y que son cada vez más exigentes".

En este sentido, Muñoz ha expresado que "un mal mantenimiento de los coches puede provocar que un vehículo deje de ser seguro". También ha recordado que "de esto se encarga la ITV, de verificar que se mantienen las condiciones de seguridad de los coches". Por su parte, San Román --que ha comentado que algunos conductores adecuan su forma de conducir al deterioro del coche y que no tienen una sensación real de pérdida de prestaciones-- ha aclarado que todas las simulaciones se han realizado con las calzadas secas, salvo algunas en las que había lluvia. En este sentido, ha afirmado que "si se superan los límite de velocidad y las condiciones climáticas son adversas --así como, por ejemplo, si es de noche-- las consecuencias de los accidentes serían más graves".

Finalmente, ha explicado que desde un punto de vista técnico el simulador "no ha mostrado grandes diferencias en el comportamiento del turismo y del todoterreno", aunque, en relación con la distancia de las frenadas, "las consecuencias negativas son mayores en el todoterreno".