Las inversiones extranjeras en España crecieron un 3,5% en 2012, según Deloitte

Este incremento sitúa a España como cuarto país de la UE que más inversiones recibe

El 10 % del empleo en España está aportado por capital extranjero

economia

| 15.01.2014 - 18:58 h
REDACCIÓN

Las inversiones extranjeras directas en España se incrementaron un 3,5% en 2012, hasta alcanzar la cifra de 27.750 millones de dólares (20.300 millones de euros) en recepción de flujo, según destaca el informe Contribución socioeconómica de la inversión extranjera en España, elaborado por Deloitte para la Oficina del Alto Comisionado para la Marca España.

Esta cifra de recepción de capital sitúa a España como cuarto país que más inversiones recibe de la Unión Europea, y decimocuarto del mundo. Además, el estudio también señala que la inversión extranjera instalada superaba a principios de 2012 los 634.000 millones de dólares (463.000 millones de euros), el nivel más alto de la historia.

En concreto, este stock de inversión extranjera directa se traduce en una cifra de negocios anual de más de 378.000 millones de euros y más de 1,23 millones de euros de puestos de trabajo, todo ello derivado de la presencia de más de 12.400 empresas de capital extranjero en España.

Los sectores económicos que más inversión extranjera concentran, según el informe, son la industria manufacturera, el suministro de energía y el comercio al por mayor y al por menor de repuestos de vehículos.

La inversión extranjera directa en España se traduce en un volumen de negocios anual de más 378.000 millones de euros y en un 10% del empleo nacional gracias a la presencia de más de 12.400 empresas de capital foráneo, unos resultados que el Gobierno espera batir en los próximos ejercicios.

Según Carlos Espinosa de los Monteros, queda claro que este país sigue siendo "idóneo para invertir", por lo que el Banco de España ha calculado que en 2014 los flujos de entrada de inversión extranjera podrían superar los 40.000 millones de euros.

Hasta el momento, España se sitúa entre los primeros países del mundo en recepción de inversión extranjera, que creció un 3,5% en 2012 frente al descenso del 32% en el conjunto de los países desarrollados.

El presidente de Deloitte, Fernando Ruiz, ha recalcado que es importante que esto se traduzca en una mejora de la confianza y del consumo, para después empezar a crear empleo. "La imagen de España que se tiene fuera es mucho mejor que la que tienen los españoles", ha añadido.

En la misma línea, el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, ha señalado a la confianza en el país como la principal variable que atrae a los inversores extranjeros.

"Cuando un país genera desconfianza los potenciales inversores se ven retraídos. Cuando esto cambia recomienza la curiosidad", ha explicado. Así, ha subrayado que España "reúne ahora condiciones para atraer a la inversión extranjera".

MEJORES SALARIOS EN LAS EMPRESAS EXTRANJERAS

El estudio de Deloitte también informa de que un 34,8% del total de empresas con más de 1.000 empleados son de capital extranjero, y destaca que el nivel salarial en las filiales de empresas extranjeras es superior a la media del conjunto de empresas.

Además, resalta que su contribución al volumen de negocio total de los sectores industrial, comercio y servicios es del 37,2%, 21,4% y 17,4%, respectivamente. El porcentaje de empleos en las filiales extranjeras en cada uno de estos sectores alcanza el 20,9%, el 11,1% y el 9,6%, respectivamente.

Por último, el informe destaca la inversión extranjera en los sectores de la automoción, la biotecnología y la alimentación. En cuanto a la automoción, señala que once de los quince principales grupos de fabricación mundial se encuentran localizados en España.

De las empresas extranjeras en el sector de la biotecnología, el estudio subraya que actúan como tractoras en sectores usuarios y establecen centros de I+D, y con respecto al sector agroalimentario concluye que estas empresas han impulsado la modernización de la distribución y la internacionalización del sector.