Lagarde contraria a aplazar el pago de la deuda de Grecia al FMI

Supondría "la concesión de financiación adicional al país heleno por parte de países que se encuentran en peor situación que la propia Grecia"

El viceministro de Finanzas griego asegura que Grecia pagará al FMI el tramo que vence en mayo

Bruselas dice no estar satisfecha con los progresos en las negociaciones con Grecia

Christine Lagarde

economia

| 16.04.2015 - 18:18 h
REDACCIÓN

El Fondo Monetario Internacional (FMI) no es partidario de sentar un precedente al autorizar que Grecia pueda postergar el pago de su deuda con la institución, según ha señalado la directora gerente de la institución, Christine Lagarde. "Ese no es un curso de acción recomendable. No hemos tenido nunca un aplazamiento en el caso de economías desarrolladas", afirmó Lagarde en rueda de prensa.

La exministra francesa de Finanzas subrayó que la hipótesis de un retraso en los pagos en el caso de Grecia supondría el equivalente a "la concesión de financiación adicional al país heleno por parte de países que se encuentran en peor situación que la propia Grecia".

"La demora en el pago no se ha consentido en los últimos 30 años, salvo en el caso de un par de países en desarrollo y no se puede decir que los resultados fueran muy positivos", añadió. De este modo, la directora del FMI afirmó que la administración de la instución "hará todo lo posible para asegurarse que los préstamos del FMI sean los más seguros".

En este sentido, Lagarde reconoció la preocupación existente en la institución acerca de la situación de liquidez de Grecia y recomendó a las autoridades griegas que "sigan trabajando". "Tengan en cuenta tanto el corto como el mediano plazo. El objetivo de todos es reestablecer la estabilidad de la economía griega y para esto no se puede recurrir a un acuerdo político de última hora", aconsejó la directora del FMI.

El diario "Financial Times" asegura hoy que Grecia habría solicitado de manera informal al FMI un aplazamiento de sus pagos ante la acuciante necesidad de liquidez que padece, una propuesta que el organismo que dirige Christine Lagarde habría rechazado.

EL VICEMINISTRO GRIEGO DE FINANZAS ASEGURA QUE GRECIA PAGARÁ

El viceministro de Finanzas, Dimitris Mardas, aseguró que Grecia pagará el próximo tramo del préstamo al Fondo Monetario Internacional (FMI) previsto para mayo y subrayó que las negociaciones deberían terminar pronto para cerrar el periodo de "asfixia" que atraviesa la economía del país. "Hay una negociación en curso y todos los datos indican que podremos pagar el 12 de mayo", dijo Mardas en rueda de prensa.

Grecia debe devolver ese día un plazo de su préstamo con el Fondo de 747 millones de euros, después de que el pasado 9 de abril el país ya abonase a este organismo 460 millones de euros.

Mardas reconoció los problemas de liquidez que sufre el Estado -de los que el Gobierno no ha proporcionado cifras-, pero recalcó que hasta ahora ha hecho frente a todos sus pagos.

"Teniendo en cuenta la liquidez que había cuando asumí el cargo, el 24 de febrero deberíamos habernos quedado sin liquidez y sin capacidad para pagar a nadie, pero desde entonces hemos pagado todas las obligaciones del Estado", recalcó.

El viceministro se refirió también a las negociaciones y a la necesidad de que concluyan pronto. "Es necesario un acuerdo y no tarde. Lo necesita la economía real, que está en estado de asfixia", manifestó y preció que no hay obstáculos por parte griega para facilitar los datos a los grupos técnicos que trabajan en Atenas, pues "los expertos tienen a su disposición toda la información que piden".

Mardas no descartó la posibilidad de que el dinero de los organismos públicos como las cajas de pensiones trasladen sus depósitos al Banco Central de Grecia para que estén a disposición del Gobierno y que éste pueda utilizarlos en sus operaciones. "Esta posibilidad ya existe con una ley de la década de los cincuenta. No puedo excluir utilizar esta medida si es necesaria, pero eso no significa el bloqueo de los depósitos", dijo y explicó que tal opción también existe en otros países europeos como Reino Unido y Holanda.

El Gobierno griego continúa negociando con las instituciones acreedoras -la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI- el compendio de reformas que el país debe acometer para recibir financiación.

INSATISFACCIÓN DE LA COMISIÓN EUROPEA CON LOS PROGRESOS DE LA NEGOCIACIÓN CON GRECIA

La Comisión Europea ha dicho este jueves que no está satisfecha con los progresos en las negociaciones con Grecia sobre un plan de reformas completo que permita desbloquear un pago de ayuda urgente del rescate y ha reclamado intensificar las negociaciones antes del Eurogrupo que tendrá lugar el próximo 24 de abril en Riga.

"En este momento, no estamos satisfechos con los progresos logrados hasta ahora", ha dicho el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, en rueda de prensa. "El trabajo debe intensificarse antes del Eurogrupo informal del 24 de abril, que será la siguiente oportunidad para que los ministros de Finanzas hagan balance", ha reclamado.

"Todo está sobre la mesa y necesitamos progresar rápidamente a tiempo para el Eurogrupo del 24 de abril", ha agregado.

El portavoz ha eludido aclarar cuáles son los problemas en las negociaciones entre Atenas y las instituciones de la troika (formada por la Comisión, el Banco Central Europeo, y el Fondo Monetario Internacional). Se ha limitado a recordar el acuerdo alcanzado en la cumbre del 19 y 20 de marzo, según el cuál Atenas se comprometía a presentar una lista completa de reformas, que debía ser validada por la troika y aprobada por el Eurogrupo.

"Cuando decimos que no hay progresos hasta ahora, eso significa que esta secuencia de acontecimientos que hemos trazado todavía no se ha materializado", ha resaltado el portavoz, que ha eludido comentar la posibilidad de que Grecia suspenda pagos. La troika considera insuficientes las diversas listas de reformas que ha presentado hasta ahora el nuevo Gobierno de Syriza.

Los contactos entre las autoridades griegas y la troika continúan, pero de momento no hay prevista una nueva reunión presencial del denominado 'grupo de Bruselas' para discutir el plan heleno. Bruselas espera que todavía puedan lograrse avances durante la reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional que se celebra en los próximos días en Washington.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se ha declarado este jueves "firmemente optimista" sobre las posibilidades de llegar a un acuerdo con la troika a finales de mes para recibir un tramo de ayuda urgente del rescate, aunque ha admitido que existen diferencias sobre el plan de reformas que exigen los acreedores en cuatro cuestiones: pensiones, reforma laboral, el aumento del IVA y privatizaciones.

"Pese a la cacofonía y a las filtraciones y las declaraciones erráticas de la otra parte en los últimos días, me mantengo firmemente optimista sobre que habrá un acuerdo para finales de mes", ha dicho Tsipras en una declaración remitida a la agencia Reuters, que alude a las declaraciones de varios representantes de la troika que han descartado un acuerdo en el próximo Eurogrupo del 24 de abril por lo alejado de las posiciones.

"Estoy convencido de que la Europa de las tradiciones democráticas y la ilustración no cederá a las voces extremas de algunos, no elegirá la senda de un chantaje financiero brutal y no ético, sino la senda de resolver las diferencias, la senda de la estabilidad y el respeto mutuo y sobre todo la senda de la democracia", ha resaltado el primer ministro griego.

Según Tsipras, ya hay "muchos puntos de convergencia" entre Atenas y la troika en cuestiones como la mejora del sistema de recaudación tributaria, la lucha contra la corrupción, la eficacia de la administración y nuevas iniciativas fiscales.

"Todavía hay, por supuesto, cuatro puntos de desacuerdo en los campos de relaciones laborales, el sistema de seguridad social, el aumento del IVA y la razón de ser por lo que se refiere al desarrollo de la propiedad estatal", afirma el primer ministro griego.