Lagarde afirma que los problemas de la deuda soberana serán una prioridad

economia

| 12.06.2011 - 11:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La ministra de Finanzas francesa y candidata a la dirección general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha afirmado que hacer frente a los problemas de la deuda soberana será una de sus prioridades en caso de ser elegida al frente de la organización.

Lagarde, que compite por el puesto con el gobernador del Banco Central mexicano, Agustín Carstens, se encontraba en Arabia Saudí como parte de una gira mundial que está realizando para recabar apoyos para su candidatura entre las economías emergentes. En su visita se ha reunido con el ministro de Finanzas saudí, Ibrahim Alassaf.

"Hay algunos asuntos específicos a los que enfrentarse, y, claramente, la crisis de la deuda soberana es una de las prioridades en este momento", ha señalado Lagarde. "Tendré este asunto en cuenta para recuperar la estabilidad", ha agregado.

Hasta el momento, la Unión Europea y varios países "pequeños" como Georgia y Mauricio han respaldado la candidatura de Lagarde. París espera que tanto Washington como Pekín se posicionen también a su favor. Por su parte, Brasil, la mayor economía de América Latina, se inclina por esta misma opción, pero todavía no se ha pronunciado.

APOYO REGIONAL

Lagarde ha indicado que el FMI debe apoyar a los países que están envueltos en los levantamientos democráticos en Oriente Próximo y norte de África. "Si soy elegida, quiero participar lo más próximamente posible, con los expertos especiales del Fondo para ayudar a estos países al margen de los acuerdos bilaterales existentes con países concretos como Arabia Saudí", ha recalcado.

Riad ha reclamado 4.000 millones de dólares (2.789 millones de euros) en ayuda para Egipto y fue pieza clave para la concesión de 20.000 millones de dólares (13.943 millones de euros) para Bahréin y Omán para financiar proyectos de creación de puestos de trabajo.

El mayor obstáculo al que se enfrenta Lagarde es la investigación legal sobre su papel en el arbitraje de un pago a un empresario amigo del presidente francés, Nicolas Sarkozy, en 2008. La corte francesa encargada de la investigación ha señalado que decidirá el 8 de julio si es necesario abrir una investigación sobre las alegaciones presentadas por la oposición. Según estas acusaciones, Lagarde habría abusado de su posición para conceder un pago por un total de 285 millones de euros a dicho empresario.