La venta de juguetes caerá este año un 10 % en España

economia

| 07.11.2012 - 14:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

La venta de juguetes caerá este año un 10 % en España, hasta situarse en el entorno de los 960 millones de euros, con lo que este sector, que hasta 2010 había sorteado la crisis con éxito, sumará su segundo ejercicio consecutivo a la baja lastrado por la caída generalizada del consumo.Por contra, se espera que las exportaciones de juguetes superen los 400 millones de euros, con un crecimiento de entre 8 y el 10 % respecto a 2011, de la mano de países como Estados Unidos y Rusia, con lo que el sector exterior aportará un "balón de oxígeno" a la industria nacional, ha explicado hoy el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), José Antonio Pastor.

El directivo ha explicado que mientras las exportaciones se están resintiendo dentro de la Unión Europa, sobre todo en Portugal y Francia, están creciendo mucho en Estados Unidos y en Rusia, país en el que las compras de juguetes españoles han subido el 85 % en lo que va de año y que se sitúa como principal mercado receptor de fuera de la UE."2012 está siendo extremadamente duro para el consumo y el juguete no está siendo una excepción. Es el segundo año en el que la crisis nos está afectando y hasta el mes de septiembre acumulamos un descenso del 13 %", ha dicho Pastor durante la presentación de la campaña de Navidad, en la que el sector se juega cerca del 75 % de las ventas de todo el año.

El presidente de la AEFJ ha apuntado que, aunque el inicio de campaña está siendo "más animada", las previsiones "son realistas con el entorno económico" y apuntan a un descenso de las ventas con la excepción de las muñecas, un segmento que está viviendo un año realmente bueno.Respecto al impacto que pueden tener en la venta de juguetes factores como la subida del IVA o la supresión de la paga extra de Navidad a los empleados públicos, Pastor ha dicho que es muy difícil de cuantificar y que lo que más afecta al consumo son las elevadas tasas de paro y los "restringidos" presupuestos familiares."Lo importante es que salgamos de la crisis y se recupere el consumo en todos los sectores", ha afirmado Pastor, quien se ha mostrado optimista respecto a la campaña navideña porque en esta época los juguetes se convierten en un bien "indispensable" en las familias donde hay niños."A pesar de las dificultades somos capaces de quitarnos los gastos de otro lado, pero no en lo que afecta a los niños y en especial a los juguetes", ha apuntado Pastor, quien ha señalado que, como en crisis anteriores, el consumidor se decantará este año por una compra más "reflexionada" y por adquirir menos productos, pero más caros.

En cuanto a los artículos que triunfarán este año, junto a las muñecas, Pastor ha destacado los juguetes más tradicionales que fomentan la imaginación del niño y evocan recuerdos a sus padres, junto a los que incorporan las últimas tecnologías. "El niño quiere lo que ve y cada vez hay más tecnología en los hogares, así que este año veremos combinaciones de juguetes con dispositivos móviles, 'tablets' y la posibilidad de seguir jugando 'online'", ha explicado Pastor, quien ha destacado que internet es un canal de ventas "incipiente" y una herramienta muy utilizada por los padres para elegir los productos para sus hijos.Según datos de la AEFJ, el consumo nacional de juguetes cayó en 2011 el 10,24 %, hasta 1.066 millones de euros, y el gasto medio por niño al año fue de 149,32 euros.

Las exportaciones de juguetes bajaron el 3,53 % y se situaron en 384 millones de euros, lastradas principalmente por el descenso de ventas en países en Portugal (20,8 %), hasta entonces el principal receptor de productos españoles. En Estados Unidos crecieron el 25,5 % y en Rusia el 48 %.

Al otro lado de la balanza comercial, las importaciones disminuyeron el 6,5 %, hasta 870 millones de euros, debido al descenso registrado en las procedentes de China (11,%), país que, no obstante, continuó concentrando más del 60 % del total.