La UE y el FMI negocian con la oposición lusa el plan de ajuste a cambio del rescate de 78.000 millones

El Parlamento portugués rechaza, en pleno, el plan de ajuste del Gobierno socialista (AFP)

economia

| 04.05.2011 - 18:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) negocian ahora con la oposición portuguesa el plan de ajuste que deberá aplicar Lisboa a cambio de un rescate de 78.000 millones de euros para hacer frente a su crisis de deuda, tras alcanzar el martes un acuerdo preliminar con el primer ministro en funciones, José Sócrates.

"La troika -formada por la Comisión, el Banco Central Europeo, y el FMI- ha emprendido ahora discusiones con la oposición para garantizar que el programa se aplique tras las elecciones a principios de junio", ha explicado la portavoz de Asuntos Económicos, Amelia Torres. El objetivo es que el plan cuente con un "amplio apoyo" entre los partidos políticos de manera que se ponga en marcha "rápidamente" y "de forma completa" después de los comicios.

La portavoz ha eludido desvelar los detalles del plan o el tipo de interés que deberá pagar Portugal a cambio de la ayuda y ha anunciado que todo ello se hará público en Lisboa cuando concluyan las discusiones entre la troika y la oposición.

Sócrates aseguró este martes que Portugal ha llegado a un "buen acuerdo" con las autoridades europeas y el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre el plan de rescate y quiso tranquilizar a la población diciendo que no habrá más grandes recortes, salvo la instauración de un programa para reducir hasta un tercio el déficit presupuestario, que debe cerrar el año en un 5,9 por ciento y bajar hasta el 3 por ciento en 2013.

Los ministros de Economía de la UE decidieron en su reunión del mes pasado en Hungría que el plan de ajuste debe incluir medidas de consolidación fiscal, incluyendo un ambicioso programa de privatizaciones, reformas estructurales y la reestructuración del sector bancario. De hecho, esta previsto que el 10% de la asistencia europea vaya a los bancos.

El rescate de Portugal deberá ser aprobado en el Eurogrupo y el Ecofin que se celebrará el 16 de mayo. La principal incógnita es la postura que adopte Finlandia, después de que los euroescépticos Verdaderos Finlandeses, que se oponen a asistir a Lisboa, se hayan convertido en la tercera fuerza política. Las negociaciones para formar Gobierno en Finlandia ya han comenzado, pero no se espera que estén completadas a tiempo para el 16 de mayo.