Sáenz de Santamaría: "no hay una decisión tomada" sobre el rescate bancario

Gobierno y Bruselas dicen que hay que conocer primero las necesidades de capital del sector financiero

La secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás dice que "es falso"

economia

| 08.06.2012 - 12:58 h
REDACCIÓN

El Gobierno ha asegurado que "no hay una decisión tomada" sobre la petición de un rescate europeo a la banca española, y ha indicado que hay que esperar a conocer antes los informes independientes sobre las necesidades de capital y saneamientos del sector. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha apuntado, al término del Consejo de Ministros, que "hay que respetar el procedimiento y esperar a conocer la cifra que den los valoradores". La ministra se refería a los informes que el Gobierno ha encargado a dos firmas consultoras y cuatro auditoras sobre el déficit de capital y de provisiones que acumula la banca, y que se conocerán a lo largo de junio y julio. A ellas se unirá el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la economía española que se publica el próximo lunes, y que también contendrá una cifra de necesidades de recapitalización del sector.

"El Gobierno debe respetar los procedimientos antes de abordar cualquier procedimiento sobre las cifras. Una vez que se conozcan, el Gobierno señalará su posición al respecto", resaltó. "Es importante respetar los procedimientos para conocer el terreno sobre el que uno está, y ese terreno son las cifras. Tenemos que conocer de verdad o al menos una aproximación de las necesidades que tiene el sector español", insistió.

En el mismo sentido se pronunció hoy el portavoz económico de la Comisión Europea, Amadeu Altafaj, que recomendó a España que espere a conocer los resultados de las auditorías antes del solicitar un rescate europeo. "Hemos dicho y reiteramos que es muy importante, primero, que se tenga claridad sobre las cifras, sobre el alcance de los desperfectos del sector bancario antes de acometer un posible rescate", recalcó Altafaj en declaraciones a la prensa.

Sáenz de Santamaría, ante las preguntas de la prensa de qué cifra marcaría el limite que podría hacer frente el Estado antes de pedir ayuda a la Unión Europea, no quiso dar su opinión. "Yo no voy a hablar de cifras, ni añadir una cifra más al debate", dijo.

La vicepresidenta considera que España está "en un momento crucial en el futuro de la Unión Europea. Europa está en una encrucijada", por lo que ha instado a "asumir todos un compromiso fuerte y potente para fortalecer las instituciones europeas". Ha abogado además por abordar en Europa una "mayor unión fiscal, una unión bancaria, y por la necesidad de promover medidas como una mayor supervisión (bancaria), la constitución de un Fondo de Garantía de Depósitos, en la que España ha sido pionera, y en la necesidad de trabajar en nuestro mercado único, para que sea más único y abierto".

Por su parte, la Comisión Europea ha dejado claro este viernes que el Gobierno español no ha remitido ninguna petición de ayuda "financiera para recapitalizar su sector bancario". "No tenemos noticia de ninguna petición" por parte de España, indicaron fuentes comunitarias después de que algunas informaciones apuntaran a que España podría presentar una solicitud este fin de semana.

Fuentes comunitarias consultadas al respecto señalaron que, si España presentara una solicitud, "los instrumentos están en vigor y listos para ser activados según los procedimientos descritos en los estatutos".

En esa linea, la secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás, ha asegurado este viernes que es "falso" que España vaya a pedir mañana ante las autoridades europeas un rescate, tras las informaciones que apuntan tal posibilidad. "Rotundamente no. Es falso, no necesitamos ser rescatados", ha asegurado.

Desde el Ministerio de Finanzas alemán han dejado claro que compete al Gobierno español solicitar la ayuda si lo estima necesario "exclusivamente para recapitalizar sus bancos" a través del fondo de rescate europeo actual, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF), y han confirmado que "la condicionalidad" exigida a cambio de la ayuda se limitaría a "la banca". "Compete a Madrid decidir si quieren pedir asistencia del EFSF para su banca", han explicado fuentes del Ministerio de Finanzas alemán.

La presidencia del Eurogrupo (el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker) no confirmó las informaciones acerca de que mañana sábado se hubiera convocado una conferencia telefónica de ministros de Finanzas de la zona euro.

"Especular con ese tipo de informaciones es delicado y puede poner en situación delicada la economía española", aseguraba esta mañana la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal quien agregaba que, en la coyuntura actual, "hay que ser muy serios con este tipo de informaciones", por lo que ha insistido en remitirse a las declaraciones del Ejecutivo central.

Desde la Comisión Europea se ha recordado en los últimos días que el tratado del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), también conocido como fondo de rescate temporal -porque será sustituido en julio por el fondo permanente MEDE- permite ofrecer ayuda al sistema bancario de un país a través del Estado y con una condicionalidad apropiada.

Varias fuentes comunitarias han señalado estos días que las pautas del FEEF para un préstamo para la recapitalización implicarían condiciones estrictas, pero más centradas en el sector financiero, y han añadido que el Gobierno español debería aprovecharse de esta posibilidad antes de que entre en vigor el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que es mucho más estricto.