La recuperación de Patrimonio legitimará cambios fiscales pactados con el PP, según el Colegio de Economistas

economia

| 04.09.2011 - 12:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La recuperación del Impuesto de Patrimonio servirá para legitimar otros cambios fiscales en los que trabaja el Gobierno y que pretende pactar con el Partido Popular, según el experto en fiscalidad del Consejo General de Colegios de Economistas, Leopoldo Pons.

En declaraciones a Europa Press, Pons ha asegurado que cree que la recuperación de este impuesto no tendrá un gran impacto recaudatorio, pero se convertirá en un "factor legitimador" para llevar a cabo otros cambios necesarios para reducir el déficit al 3% de aquí al año 2013.

Estos cambios, que según Pons el Gobierno pactará con el PP, se centrarán en subidas al ahorro y tramos de renta que aportan una liquidez relevante, para lo que es necesario penalizar primero a los que más tienen.

En concreto, Pons apuesta por una subida del 21% al 25% de la fiscalidad del ahorro, así como por un aumento fiscal en los Impuestos Especiales y en el IRPF a aquellos que tributan entre 36.000 y 90.000 euros. De la misma forma, no descarta una subida de cinco puntos en el Impuesto de Sociedades que discrimine a las pequeñas y medianas empresas.

A su parecer, todos estos cambios se podrían hacer incluso antes de que termine la legislatura actual, aunque primero es necesario que el Gobierno recupere el Impuesto de Patrimonio, algo que puede hacer "de un día para otro" y que se espera para cualquier Consejo de Ministros.

En esta misma línea se muestra el secretario general del sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), José María Mollinedo, que explica que la recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio no se aprobó el viernes 26 de agosto porque los grupos que lo van a apoyar (la izquierda, principalmente) no querían que fuera el mismo día que se aprobaban los cambios de la contratación.

Aún así, Mollinedo está convencido de que la recuperación de Patrimonio se aprobará en las próximas semanas, ya que se puede hacer a través de un decreto ley en cualquier Consejo de Ministros de forma que se garantice "sin fisuras" el apoyo de la izquierda.

Además, Mollinedo cree que el Gobierno debería modificar y actualizar el impuesto, ya que de los 981.000 contribuyentes que lo declararon en el ejercicio 2007 solo 47.000 aportaron más de la mitad de la recaudación al contar con un patrimonio superior al millón de euros.

Sin embargo, considera que el Gobierno se limitará a eliminar la bonificación del 100% que se introdujo en el año 2008 porque es el cambio "más sencillo", y ve "difícil" que introduzca algún cambio en el IRPF, puesto que ya lo hizo en 2011 y porque la creación de un nuevo tramo para los que tributen por más de 500.000 euros aportaría solo unos 40 millones a las arcas del Estado.

PATRIMONIO, EN LAS PRÓXIMAS SEMANAS

Por su parte, el presidente del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), Jesús Sanmartín, también cree que el Gobierno aprobará en las próximas semanas la recuperación del Impuesto de Patrimonio, ya que el Estado necesita una "vuelta de tuerca" en los impuestos para mejorar la recaudación y cumplir con la consolidación fiscal.

A su parecer, el cambio no se aprobó el viernes 26 de agosto porque en estos momentos el Gobierno tiene que pensar en medidas "eficaces" y no en sacar adelante una norma "de cualquier manera" sin estar seguro de si incrementará o no la recaudación.

Para conseguir este aumento de la recaudación, sería necesario revisar este impuesto, porque tiene un efecto recaudatorio "limitado", tocar los tramos intermedios de la renta, que son los que aportan más recaudación, o hacer algún retoque en los Impuestos Especiales o en el IVA, aunque esto acabaría afectando al consumo.

MÁS DE UN CAMBIO

En este sentido, Sanmartín no descarta la posibilidad a la que apuntaba Pons, que pasa por el hecho de que el Gobierno se incline finalmente por aprobar varias medidas que toquen de alguna forma todos estos tributos.

En esta misma línea se manifiesta también el portavoz de la Organización de Inspectores de Hacienda, Francisco de la Torre, aunque ve más posible que el Gobierno no cambie la fiscalidad antes de que acabe la legislatura y que sea el Partido Socialista el que los incluya los cambios en su programa electoral.

En concreto, cree que se podría crear un impuesto similar al que ha creado Francia, que es parecido al de Patrimonio, pero sin que afecte a la clase media al establecer un límite más elevado y contar con menos exenciones. Además, cree que se podrían tocar los marginales de IRPF e incluso el Impuesto de Sociedades para las grandes empresas.

TOCAR LOS IMPUESTOS ANTES DE 2013

En todo caso, De la Torre está convencido de que habrá que tocar los impuestos de aquí al año 2013 para cumplir con la reducción del déficit, y ha recordado que la renta y el IVA son los grandes impuestos recaudatorios.

En este sentido, asegura que Patrimonio no es un impuesto que grave a las grandes fortunas, y reestablecerlo sin más penalizaría a las clases medidas y solo aportaría beneficios para el Gobierno que salga de las urnas el próximo 20-N, ya que el efecto recaudatorio se empezaría a notar en mayo o junio del año que viene.

Además, asegura que el impacto recaudatorio, que en 2008 se estimó en unos 2.000 millones de euros, ahora sería menor porque los patrimonios han disminuido en estos años como consecuencia de la crisis económica.