El Ibex baja un 2,53% en su peor semana desde noviembre, en la que cede 5,28%

La prima de riesgo de España supera los 280 puntos básicos y la italiana bate récords

El índice Ibex 35, referente de la bolsa de Madrid, cae

economia

| 08.07.2011 - 15:39 h
REDACCIÓN

La Bolsa española bajó hoy el 2,53 % y perdió la cota de los 10.000 puntos, con lo que cierra su peor semana desde noviembre con una caída del 5,28 %, lastrada por las fuertes pérdidas que sufrieron los bancos ante las dudas sobre la solvencia de sus homólogos italianos, y el el frenazo en al creación de empleo de EEUU.

Así, el IBEX 35 cayó 258 puntos, el 2,53 %, hasta los 9.938,20 puntos, mientras las principales plazas europeas también registraron descensos, Milán lideraba las caídas con un retroceso del 3,47 %; París caía el 1,54 %; Londres, el 1,11 %; y Fráncfort, el 0,97 %.

Entre los grandes valores, el Banco Santander y el BBVA mostraron la fragilidad de la banca en la sesión de hoy y cayeron el 3,81 % y el 3,71 %, respectivamente, mientras el resto de "pesos pesados" también cayó: Telefónica perdió el 2,63 %; Iberdrola, el 2,42 % y Repsol YPF, el 2,94 %.

El Informe de Empleo de Estados Unidos, que ha sido mucho peor de lo esperado. La tasa de paro ha subido inesperadamente hasta el 9,2% y la economía americana ha registrado la menor creación de empleo de los últimos nueve meses, hizo perder al Ibex35 el nivel psicológico de los 10.000 puntos hasta descender un 2,6%.

Aparte del temor de un fin de la recuperación en Estados Unidos, los nervios sobre los bancos siguen a flor de piel. El sector se ha resentido esta semana del recorte en el rating de Portugal.

Aunque las bolsa europeas terminaron con una bajada del 1,5% de media, la Milán cae un 3,47 por ciento, hasta situarse en los 19.049,88 puntos. Por su parte, el índice general FTSE Italia All-Share retrocedió un 3,29 por ciento y cerró en los 19.794,13 puntos. Mientras en Francia, la Bolsa de París cae un 1,67 % al cierre.

PRIMA DE RIESGO

Por su parte, la prima de riesgo de España superaba los 280 puntos básicos pasadas las 14,30 horas debido a la caída de la rentabilidad del bono alemán a diez años, el de referencia en Europa, que caía por debajo del 2,9 %.

El riesgo país se mide con el diferencial entre el bono nacional a diez años y el alemán del mismo plazo, considerado el más seguro.

A lo largo de toda la sesión el rendimiento de los bonos de países periféricos de la zona del euro -España, Portugal, Grecia e Irlanda- subían de forma dispar, aunque era el bono italiano el que se destacaba del resto.

Por lo que respecta a España, el rendimiento del bono a diez años alcanzaba esta hora el 5,675 %, frente al 5,632 % de la apertura, lo que unido al descenso en la rentabilidad del bono alemán, que pasaba del 2,975 % al 2,856 %, aumentaba el diferencial hasta 281 puntos básicos desde los 265 precedentes.

El resto de países cuya fortaleza financiera está cuestionada veían también cómo el rendimiento de su deuda soberana evolucionaba al alza, de modo que la prima de riesgo de Grecia superaba los 1.350 puntos básicos desde los algo más de 1.330 de la apertura, y la de Portugal e Irlanda amenazaba con superar los 1.000 puntos básicos.

Más llamativo era la situación de Italia, cuyas entidades financieras y situación económica no están bajo sospecha pero cuya prima de riesgo alcanzaba hoy 244 puntos básicos, al tiempo que la rentabilidad de su bono a diez años superaba el 5,3 %.

Los analistas consultados por EFE indican que no existe ninguna razón objetiva que explique esta evolución al alza, aparte de la gran sensibilidad de los mercados que llega a rozar el pánico.

Los datos de empleo de Estados Unidos de junio, donde el índice de desempleo se elevó una décima -hasta el 9,2 %- frente al pronóstico de los analistas, que calculaban que permanecería estable, no contribuía a tranquilizar a los mercados, que esperan que el Fondo Monetario Internacional decida dar luz verde al último tramo de ayuda al país, que asciende a unos 3.200 millones de euros.