Bruselas niega un plan para la compra inminente de deuda española e italiana

El rumor sobre un posible acuerdo colocó a la prima por debajo de los 530 puntos

Algunos medios hablaban de una asistencia financiera de 750.000 millones para España e Italia

economia

| 20.06.2012 - 12:13 h
REDACCIÓN

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a los alemanes bajaba de 530 puntos básicos, tras haber iniciado la sesión en 549,8 puntos, con una rentabilidad del 6,921%, ante las informaciones que apuntan a un inminente acuerdo europeo para emplear los recursos de los fondos de rescate en la compra de deuda soberana de España e Italia.

De este modo, a las 11.05 horas, el diferencia de los bonos españoles con vencimiento a diez años respecto al 'bund' bajaba hasta 529,50 puntos básicos, frente a los 549,8 de la apertura y lejos de los 588 que llegó a marcar esta semana, mientras que el interés se situaba en el 6,921%, por debajo del umbral del 7%.

En el caso de la deuda italiana, la prima de riesgo se situaba en 422,80 puntos básicos, con una rentabilidad del 5,819%, por debajo de los 438,7 puntos básicos de la apertura.

LA CE NIEGA QUE HAYA UN PLAN PARA LA COMPRA DE DEUDA ESPAÑOLA E ITALIANA

La Comisión Europea ha negado hoy que exista un plan para la compra de deuda española e italiana a través de los fondos comunitarios de rescate, tal y como aseguran varios medios británicos.

El portavoz económico de la CE, Amadeu Altafaj, ha asegurado que "no hubo negociaciones sobre esto" durante la cumbre del G20 celebrada en Los Cabos (México), desmintiendo así informaciones publicadas en el Reino Unido. "Hemos visto informaciones de prensa, en la prensa de un único Estado miembro y no de otros, por cierto", ha señalado el portavoz, que ha insistido en que "no tiene constancia de ningún plan" en esa línea.

LOS MEDIOS

Según los diarios británicos "The Daily Telegraph" y "The Guardian", los gobiernos europeos habrían pactado utilizar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y el Mecanismo de Estabilidad (ESM) para comprar deuda pública española e italiana por valor de 750.000 millones de euros con el fin de aliviar las dificultades de los países.

Esa posibilidad, prevista en las reglas pactadas por la eurozona, nunca ha sido utilizada hasta ahora. "Que haya discusiones o ideas me parece normal. Estamos hablando de algo que está previsto y que se reglamentó el 29 de noviembre de 2011", ha señalado Altafaj.

El portavoz ha asegurado que esa vía podría ser "útil" para "calmar las tensiones en los mercados", pero ha subrayado que la compra de deuda "no resuelve las causas que están en la base de las dudas y el nerviosismo"."Sería paracetamol financiero. Podría aligerar la tensión, el dolor, pero no resuelve las causas, por ejemplo, que están en la base de los problemas estructurales de la economía italiana, española o de otras", ha subrayado.

Altafaj ha insistido en que esa opción no puede ser "sustituto de los esfuerzos de consolidación presupuestaria ni de las reformas económicas que pueden reforzar la confianza en las economías que están bajo una presión más fuerte de los mercados".

El portavoz ha asegurado que mientras no haya una petición formal para la utilización de esa vía de compra de deuda se está "en el ámbito de las especulaciones" y ha recalcado que no ha visto "ningún indicio" de que España o Italia vayan a solicitarlo a la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) que mañana se celebra en Luxemburgo.