La plantilla de Opel apoya, con ajustado margen, el preacuerdo de convenio | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

La plantilla de Opel apoya, con ajustado margen, el preacuerdo de convenio

El "sí" a la propuesta de nuevo convenio colectivo triunfa por 800 votos más que el "no" entre los 5.400 trabajadores

Era clave para que PSA, realice nuevas inversiones y diseñe un plan industrial para la planta de Figueruelas

La dirección de Opel España afirma que el acuerdo asegura el futuro de la factoría de Figueruelas

economia

| 31.01.2018 - Actualizado: 15:00 h
REDACCIÓN
Más sobre: OpelSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La plantilla de Opel España en la planta zaragozana de Figueruelas ha apoyado con un ajustado margen el preacuerdo de convenio colectivo alcanzado entre la dirección y los sindicatos UGT, CCOO y Acumagme, mayoría en el comité de empresa.

Según han informado a Efe fuentes sindicales, el "sí" a la propuesta de nuevo convenio colectivo ha logrado unos 800 votos más que el "no" en una plantilla de aproximadamente 5.400 trabajadores.

Según la presidenta del comité de empresa, Sara Martín (UGT), han votado unos 4.800 trabajadores.

La dirección de Opel España considera que el preacuerdo permite "asegurar el futuro de la fábrica". "En un gran ejercicio de responsabilidad, ambas partes han puesto de relieve que la competitividad y la productividad en comparación con otras plantas de Grupo PSA, y con el resto de fábricas de la competencia, es la única vía para construir un futuro sostenible para la planta", han señalado desde la dirección en una nota de prensa.

El resultado de esta votación, que comenzó ayer, es clave para que la matriz, la francesa PSA, haga nuevas inversiones y diseñe un plan industrial para la planta de Figueruelas, que espera la fabricación del nuevo Corsa.

De esta manera, los trabajadores aceptan los términos de este acuerdo que salvaguarda el futuro de la planta aragonesa. En concreto, el convenio, con cinco años de vigencia, incluye congelación salarial durante 2018, un incremento del 50% del IPC real en 2019 y 2020, y del 60% del IPC en 2021 y 2022, siempre condicionado al Plan Industrial que utilice a plena capacidad la planta zaragozana, a 478.000 unidades/año.

Además, se recuperan los contratos de relevo, aunque parcialmente, para los nacidos en 1957 y se procederá a la renovación de la plantilla para los empleados nacidos entre 1958 y 1961.

Por lo que respecta a los pluses, se plantea una reducción del 5% en festivos y nocturnidad y se procederá a un estudio orientado a la implantación de plantilla de fin de semana, así como la modificación de las pausas de bocadillo a 17 minutos, en función de la llegada de nuevos modelos.