La patronal catalana defiende la vía del pacto y el diálogo

economia

| 16.09.2014 - 11:25 h
REDACCIÓN

El presidente de Fomento de Trabajo Nacional, Joaquím Gay de Montellá, ha asegurado que el clima político ha alcanzado "temperaturas muy altas" y ha abogado por un pacto institucional que afronte la controversia social y política sobre el encaje de Cataluña en España.

Durante el acto informativo organizado por Nueva Economía Fórum patrocinado por Asisa, Red Eléctrica de España y BT, Gay de Montellá ha dicho que "hay que facilitar un encaje", ya que las peticiones soberanistas de Cataluña no responden a una "simple coyuntura" sino a un desasosiego de fondo que subyace desde hace muchos años y no se resuelven con triunfos políticos de corto plazo.

"El reconocimiento de Cataluña como Nación no debilita sino que refuerza el proyecto común de España", ha dicho tras pedir lealtad y generosidad para superar la tensión que existe en Cataluña y España.

Ha advertido que de no producirse un diálogo y un pacto "la tensión hará que todos perdamos" ya que "las empresas multinacionales pueden cuestionarse sus proyectos de futuro en nuestro país". En este sentido, ha puntualizado que estas confrontaciones perjudican a la recuperación económica ante la que se ha mostrado optimista debido a que ha sorprendido por su contundencia.

REBAJAS EN EL IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES Y EN COTIZACIONES

El presidente de Fomento de Trabajo Nacional, Joaquím Gay de Montellá, ha valorado la bajada del impuesto del IRPF que contemplará la nueva reforma fiscal pero ha insistido en que el Impuesto sobre Sociedades debería seguir "la misma trayectoria".

En un acto informativo organizado por Nueva Economía Fórum y patrocinado por Asisa, Red Eléctrica de España y BT, Gay de Montellá ha abogado también por una rebaja en los tramos de cotizaciones que pagan los empresarios a la Seguridad Social.

En este sentido ha dicho que hay que seguir los "estándares europeos" en materia impositiva y que la patronal catalana "no renuncia" a su propuesta de bajada de cotizaciones sociales ya que las empresas españolas están en desventaja competitiva con otros países de la UE. "No será causa de batalla", ha dicho, pero "no renunciamos" a esta petición, ha afirmado inmediatamente.

Gay de Montellá también ha reiterado que la reforma fiscal que será debatida en el Congreso el Gobierno debería contemplar mejoras en el Impuesto sobre Sociedades y que sería "lógico" que este gravamen tuviera una trayectoria similar a la que ha anunciado el Ejecutivo para el IRPF.

No obstante, durante su discurso ha vuelto a defender el Pacto Fiscal que piden los empresarios catalanes para que se produzca la cesión plena de la gestión tributaria.