La patronal catalana advierte al soberanismo del riesgo de salir de la zona euro

La patronal catalana dice que la apuesta secesionista genera tensión y máxima preocupación

Envía un documento a los partidos con representación en el Parlament

economia

| 01.09.2015 - 11:31 h
REDACCIÓN

Fomento del Trabajo ve con "tensión y máxima preocupación desde la perspectiva empresarial" lo que denomina el enfoque secesionista de diversas candidaturas a las elecciones catalanas del 27 de septiembre, según ha expuesto la patronal catalana en un documento que ha elaborado para las formaciones políticas que concurren a los comicios, ha informado este martes.

El texto, remitido este martes a las formaciones políticas catalanas con representación en el Parlament, recoge propuestas para impulsar la actividad económica y empresarial y alerta de que "es obvia la incertidumbre empresarial ante este debate político, que pone en cuestión la pertenencia a la Unión Europea y a la Zona Euro con todas las consecuencias que tiene para el sistema financiero catalán, entre otros", ha recogido en un comunicado.

La organización empresarial incide en que se trata de unas elecciones autonómicas y que el próximo Gobierno de la Generalitat "tendrá la responsabilidad de gobernar para todos los ciudadanos".Añade que se ha de formar dentro del marco legal, en un entorno de seguridad jurídica de libertades, derechos y obligaciones y "con la estabilidad necesaria para hacer posible alcanzar los principales objetivos del país".

PROPUESTAS ECONOMICAS

Respecto a las propuestas económicas de la patronal, se dividen en cinco líneas estratégicas, como son una fiscalidad más competitiva; un incremento sostenido de las inversiones en infraestructuras por parte de la Generalitat y del Estado -cumpliendo el calendario previsto para el Corredor Mediterráneo-, y un marco jurídico y regulador seguro y estable.

Las otras dos líneas estratégicas son avanzar hacia la máxima eficiencia de la administración pública a través de la simplificación de la normativa y la reducción de su propia estructura -incluyendo la eliminación de las diputaciones-, y potenciar la economía competitiva a través de la internacionalización, innovación, energía, formación y creación de nuevas empresas.

Fomento del Trabajo también considera que hay que aprovechar la fase positiva actual del ciclo económico "para culminar el proceso de reestructuración de la economía e impulsar las reformas pendientes que favorezcan la competitividad y aumenten la productividad".