La llegada de pasajeros 'low cost' a Madrid-Barajas cae un 3,8%

(archivo)

economia

| 16.05.2012 - 13:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Las aerolíneas de bajo coste transportaron al aeropuerto de Madrid-Barajas un total de 1.119.329 pasajeros en los cuatro primeros meses del año, lo que supone un descenso del 3,8 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.Respecto a los datos del mes de abril, el aeródromo madrileño registró un descenso de pasajeros de 'low cost' del 6,3 por ciento, al concentrar 316.927 entradas.A nivel nacional, los aeropuertos del país concentraron 8,9 millones de pasajeros en los cuatro primeros meses del año, lo que supone una caída del 1,9 por ciento con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, y las compañías tradicionales trasladaron a 7,4 millones de viajeros, un 1,8 por ciento menos, según datos difundidos por el Instituto de Estudios Turísticos (IET), dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

De esta forma, las compañías de bajo coste acapararon más de la mitad del tráfico aéreo hasta abril, un 54,6 por ciento, frente a las tradicionales que comandaron el 45,4 por ciento de los viajeros.Por mercados, Reino Unido y Alemania lideran las entradas en compañías de bajo coste, con un 32,3 por ciento y un 19,4 por ciento de los pasajeros que eligieron esta vía, respectivamente, con un disminución del 2,9 por ciento, para el mercado británico (2,9 millones de viajeros) y un retroceso del 6,1 por ciento para el alemán (1,7 millones de pasajeros).

Italia, tercer emisor, redujo un 4,3 por ciento las llegadas hasta 1,04 millones de viajeros, el equivalente al 11,7 por ciento del total de las entradas por esta vía. Le siguió Francia, con el 6,7 por ciento del total y 598.239 viajeros, un 6,7 por ciento más que hace un año. La evolución de las entradas en compañías aéreas de bajo coste en el resto de los mercados fue dispar. Tras el mercado galo, se sitúan los Países Bajos, con un aumento del 3,5 por ciento de las entradas, hasta 485.751 viajeros, el 5,4 por ciento del total.

Los mayores incrementos porcentuales se registraron en Suecia (+14 por ciento) y Suiza (+10,7 por ciento), con 138.650 viajeros y 279.875 viajeros, respectivamente. Por contra, descendieron las llegadas de pasajeros en 'low cost' procedentes de Portugal (-7 por ciento), Noruega (-4,2 por ciento), e Irlanda (-1,2 por ciento).

En lo que va de año, los aeropuertos españoles más utilizados por las aerolíneas de bajo coste fueron el de Barcelona-El Prat, con 1,8 millones de viajeros, con un aumento del 24,5 por ciento; el de Madrid-Barajas, con 1,1 millones de pasajeros y un retroceso del 3,8 por ciento, y el de Palma de Mallorca, con 976.310 pasajeros, un 3,5 por ciento menos.

Les siguieron el de Málaga, que experimentó una caída del 7,1 por ciento, hasta 928.467 pasajeros; y Tenerife Sur, que recibió 815.312 viajeros, un 2,6 por ciento menos. También cerraron en los tres primeros meses en negativo los aeropuertos de Alicante con 814.749 viajeros (-8 por ciento); Gran Canaria con 566.193 viajeros (-1,7 por ciento) y Valencia, con una caída del 7,6 por ciento, hasta 308.033 viajeros.

CATALUÑA Y BALEARES LIDERAN LAS ENTRADAS.

Por comunidades autónomas, Cataluña, Islas Baleares y Canarias encabezaron el ranking de entradas en compañías de bajo coste de enero a abril.

Cataluña lidera la lista, con el 23,5 por ciento de las entradas y 2,1 millones de pasajeros tras experimentar un aumento del 8,5 por ciento. Le siguió Baleares con el 11,5 por ciento, tras recibir por esta vía 1,03 millones de viajeros, un 4,3 por ciento menos, y Canarias, con 2,08 millones, un 2,4 por ciento menos.

Les siguen Andalucía, con 1,17 millones de pasajeros (-8,1 por ciento); la Comunidad Valenciana, con 1,12 millones de viajeros (-7,9 por ciento), y la Comunidad de Madrid, con 1,11 millones de pasajeros (-3,8 por ciento). EN ABRIL, UN 6,7 por ciento

MENOS EN COMPAÑIAS TRADICIONALES.

En abril, los aeropuertos españoles recibieron 5,2 millones de pasajeros internacionales, lo que supuso una caída interanual del 4 por ciento, mes en el que las 'low cost' transportaron 3,06 millones de pasajeros, un 2,1 por ciento menos, con el 58,9 por ciento del tráfico total, frente a 2,1 millones de viajeros de las tradicionales, un 6,7 por ciento menos.

El grado de ocupación de las compañías de bajo coste alcanzó el 78,9 por ciento en abril. Ryanair, easyJet y Air Berlin se mantuvieron como las principales compañías de bajo coste en España en los primeros cuatro primeros meses de 2012 con el 46,8 por ciento de las llegadas.

Italia, Reino Unido y Alemania fueron el origen del 63,7 por ciento de los pasajeros en bajo coste, aunque con un comportamiento irregular, ya que mientras las llegadas por esta vía crecieron un 3,6 por ciento desde el mercado italiano, se redujeron un 8,7 por ciento y un 3,7 por ciento, respectivamente, en el caso del mercado británico y alemán.

Según desvela el informe, la caída de llegadas a Reino Unido es mayor que las registradas a principios de año, pero hay que tener en cuenta que el volumen de pasajeros de abril de 2011 fue excepcionalmente alto al estar marcado por los efectos de la primavera árabe.

Alemania, segundo país por volumen de pasajeros de bajo coste, fue origen de casi dos de cada diez pasajeros en 'low cost', un 3,7 por ciento menos que en abril de 2011. Esta caída afectó a todos sus destinos principales, salvo a Cataluña que mostró un avance del 30,6 por ciento.

Por su parte, Italia emitió el 11,1 por ciento de los pasajeros en 'low cost', lo que supuso un crecimiento interanual del 3,6 por ciento. Mercados como Francia, Suecia y Suiza mejoraron sus cifras.

En abril, Cataluña, Baleares, Canarias, Andalucía y la Comunidad Valenciana recibieron conjuntamente el 85,4 por ciento de las llegadas internacionales en bajo coste. Todas ellas mostraron descensos salvo Cataluña, que registró un crecimiento del 17 por ciento.