La inversión extranjera en deuda pública española bajó en 25.000 millones en febrero

Dinero

economia

| 15.04.2012 - 12:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La inversión extranjera en deuda pública española bajó en 25.000 millones (un 9,2%), en febrero y se situó en 244.595 millones de euros, según datos de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera a los que ha tenido acceso Europa Press.

De esta forma, los inversores extranjeros acumulaban al cierre del mes de febrero el 42,51% de la deuda española, frente al 46,99% que sumaban en el mes de enero y al 50,48% que tenían a cierre de 2011.

A pesar del descenso en el segundo mes del año, los inversores extranjeros siguen siendo los que más deuda pública acumulan, seguidos de lejos de las entidades de crédito, que tienen el 24,52% del total.

Sin embargo, las entidades financieras han elevado su nivel de deuda en 23.175 millones en solo un mes, lo que supone un aumento del 19,4% en el mes de febrero.

A continuación se sitúan las administraciones públicas, con el 13,80% de la deuda, seguidas las entidades de seguros (5,98%) y los fondos de inversión (5,60%).

Los que menos deuda acumulan son los fondos de pensiones (3,10%), las empresas no financieras (2,37%), otras instituciones financieras (1,42%) y las personas físicas, en el último lugar, con el 1,06% del total.

Los analistas consultados por Europa Press admiten que el hecho de que se reduzca la inversión foránea en deuda española "no es una buena señal" porque siempre hay una razón detrás.

La analista de IG Markets Soledad Pellón considera que el descenso registrado en el segundo mes del año no es suficientemente elevado para sacar conclusiones, aunque cree que puede anticipar caídas mayores en los meses posteriores, sobre todo en abril, por el rebrote de la desconfianza.

En este sentido, recuerda que en abril el Tesoro tuvo que subir los tipos como no hacía desde el mes de noviembre por el aumento de las tensiones, algo que probablemente se notará en la inversión extranjera.