La inflación se modera 4 décimas en junio al subir un 1,5% interanual

Ha influido la contención de los precios de la vivienda, el menor encarecimiento de la electricidad y el abaratamiento del gasóleo para calefacción

Los precios suben en Madrid un 0,1% en junio y la tasa interanual se eleva un 1,4%

El IPC se modera 4 décimas en junio

economia

| 13.07.2017 - 09:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El índice de precios de consumo (IPC) se situó en junio en el 1,5% interanual, lo que supone una moderación de la subida de precios de cuatro décimas respecto al alza del 1,9% de mayo. El Instituto Nacional de Estadística confirma así el dato adelantado el pasado 29 de junio y explica su contención por el menor incremento de los precios del transporte, generado por el abaratamiento de los combustibles que hace un año estaban subiendo.

También ha influido la contención de los precios de la vivienda, por el menor encarecimiento de la electricidad y por el abaratamiento del gasóleo para calefacción.

SUBEN LOS PRECIOS EN MADRID

El Indice de Precios de Consumo (IPC) en la Comunidad de Madrid subió un 0,1 por ciento en junio respecto al mes anterior mientras que la tasa interanual se eleva hasta el 1,4 por ciento, según los datos definitivos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A nivel nacional, el IPC se mantuvo en junio respecto al mes anterior pero recortó cuatro décimas su tasa interanual, hasta el 1,5 por ciento su nivel más bajo desde noviembre del año pasado.

El organismo estadístico, que confirma de este modo los datos avanzados a finales del mes pasado, ha explicado que en el comportamiento de la tasa interanual del IPC de junio ha destacado el abaratamiento de los carburantes, el menor aumento de los precios de la electricidad respecto al experimentado hace un año, y la evolución de los precios de algunos alimentos, como las frutas.

DÉCIMA TASA POSITIVA

El IPC interanual arrancó el año en el 3%, su tasa más alta desde octubre de 2012. En febrero se repitió el mismo porcentaje, pero en marzo, por primera vez en siete meses, la inflación recortó su tasa interanual hasta el 2,3%. En abril volvió a subir, hasta el 2,6%, y en mayo hasta el 1,9%. Ahora, en junio, ha vuelto a bajar por segundo mes consecutivo, hasta el 1,5%, de manera que la cesta de la compra es hoy un 1,5% más cara que hace un año.

La de junio es la décima tasa positiva que encadena el IPC interanual tras ocho meses en negativo. En el sexto mes del año, el Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) redujo cuatro décimas su tasa interanual, hasta el 1,6%, al tiempo que la variación mensual se situó en el 0,1%.

En términos mensuales, el IPC se mantuvo sin cambios respecto a mayo, en contraste con los aumentos del 0,3% y del 0,5% experimentados en los meses de junio de 2015 y 2016, respectivamente. La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, subió dos décimas en junio, hasta el 1,2%, situándose tres décimas por debajo de la tasa general del IPC.

SE ABARATA LA GASOLINA

En el retroceso del IPC interanual de junio ha influido la reducción en más de 1,5 puntos, hasta el 1,8%, de la tasa del transporte, motivada por la bajada de los precios de los carburantes, así como el descenso en casi dos puntos de la tasa de vivienda, hasta el 3,6%, debido a que los precios de la electricidad subieron en junio menos que un año antes y al abaratamiento del gasóleo para calefacción.

También influyó en la caída del IPC interanual el grupo de alimentos, que recortó tres décimas su tasa, hasta el 0,8%, debido a que los precios de las frutas subieron menos que en junio de 2016 y al abaratamiento de las legumbres y hortalizas.

Por el contrario, en junio destacó el ascenso de la tasa interanual del grupo de hoteles en cuatro décimas, hasta el 2,2%, por la subida de los precios de los servicios de alojamiento; y el repunte en dos décimas, hasta el 1,4%, del grupo de ocio y cultura por el encarecimiento de los paquetes turísticos.