La gran banca española deja atrás la crisis y gana el 34,1% más en 2014

Santander (Archivo)

economia

| 28.02.2015 - 14:02 h
REDACCIÓN
Más sobre: bancaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los seis grandes bancos españoles -Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Popular y Sabadell- ganaron en conjunto más de 10.500 millones de euros en 2014, un 34,1% más que en 2013, debido a la mejora del negocio y a las nuevas exigencias contables, que les han obligado a corregir a la baja las cuentas de 2013.

Esta reformulación, que cumple las recomendaciones del supervisor, permite a las entidades cargar a dicho ejercicio las aportaciones adicionales realizadas al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), lo que consigue que la comparación de esas cuentas con las de 2014 sea más favorable.

En general, todas estas entidades notaron en sus cuentas la mejora de la actividad comercial debido a la recuperación económica, así como las menores provisiones dotadas para cubrirse las espaldas frente a los impagos, que también son cada vez menores.

El último de los grandes bancos en someterse al escrutinio del mercado ha sido Bankia, que ha presentado hoy sus cuentas anuales, con un beneficio neto de 747 millones de euros, un 83%, una vez restados los 312 millones de euros que deberá destinar al pago de las indemnizaciones a los accionistas que acudieron a la salida a Bolsa en 2011.

Si se excluye esa provisión extraordinaria, que en términos netos fue de 218 millones, el banco cotizado habría ganado 966 millones de euros, un 137% más que un año antes, o un 58% si no se actualiza el resultado de entonces, que fue de 611 millones.

Con estos resultados, el banco, que recibió una multimillonaria ayuda pública en 2012, podrá destinar un dividendo de 202 millones de euros, de los que 126 millones serán cobrados por su matriz, BFA, participada íntegramente por el Estado.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha mostrado su satisfacción por la solución adoptada finalmente por si hubiera que compensar a pequeños accionistas por la salida a bolsa de la entidad.

Aunque ha reconocido que ha habido "distintas sensibilidades" y una cierta tensión en la resolución de esta cuestión, Goirigolzarri cree que se ha alcanzado una solución "equilibrada".

El Banco Santander fue un año más la entidad española que ganó más dinero, 5.816 millones de euros netos, casi el 40% más que los 4.175 millones ganados en 2013, una vez reformuladas las cuentas de ambos ejercicios según la nueva normativa.

La entidad vio crecer sus ingresos por la mejora del negocio y también vio caer sus provisiones y sus costes, al mismo tiempo que mejoró el beneficio neto en los diez mercados principales en los que opera "por primera vez desde que la economía mundial entró en crisis".

A continuación se situó el BBVA, con una ganancia neta de 2.618 millones, el 17,5% más que los 2.228 millones de 2013, gracias a los mayores ingresos obtenidos, al control de los costes y a las menores provisiones realizadas.

CaixaBank, por su parte, logró aumentar un 96,3% su beneficio neto anual, al ganar 620 millones gracias a las menores provisiones y la reformulación contable, aunque la actividad inmobiliaria generó unas pérdidas netas anuales de 1.148 millones.

El Banco Sabadell ganó 371,7 millones en 2014, el 50% más, gracias a la mejora de los ingresos y después de destinar cerca de 2.450 millones a dotaciones y provisiones y ver caer la mora al 12,17%, sin contar con el esquema de protección de activos (EPA) de Banco CAM.

Para el presidente de la entidad, Josep Oliu, las cuentas de 2014 cumplen "con creces" los objetivos previstos en el primer año de aplicación del plan de negocio bautizado como Triple y centrado en la mejora de la rentabilidad.

Por último, el Banco Popular logró un beneficio neto de 330,4 millones, el 31,4% más, después de dotar a provisiones 2.292 millones de euros a lo largo del año.

La mejora de las cuentas y en general de la situación económica han hecho que el Popular se anime a sumarse a las entidades que volverán a repartir dividendo en efectivo este año.