La Generalitat inicia este lunes la colocación de bonos para particulares

economia

| 10.04.2011 - 16:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Generalitat inicia este lunes la comercialización de bonos para particulares a uno y dos años por importe de 2.700 millones de euros a través de nueve entidades financieras, que los colocarán entre sus clientes.

El periodo de suscripción finalizará cuando se alcance el objetivo de 2.700 millones, aunque si hay una elevada demanda --los bonos se irán colocando según el orden de petición hasta que se agoten--, el Govern puede decidir ampliar la emisión hasta un máximo de 3.300 millones, según lo pactado con las entidades.

Se trata de La Caixa, CatalunyaCaixa, Banco Sabadell, Unnim, Barclays --colocadoras y aseguradoras--, Ahorro Corporación, Caja de Ingenieros, GVC Gaesco y Deutsche Bank --solo colocadoras--, entidades que agrupan el 90% del ahorro catalán, según han explicado a Europa Press fuentes del Govern.

Los bonos a un año ofrecen una rentabilidad a los inversores del 4,25%, y los bonos a dos años del 4,75% anual, desde una inversión mínima de 1.000 euros (un bono) a una máxima de dos millones (2.000 bonos), según recogerá el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC) este mismo lunes.

Las comisiones para los bancos y cajas colocadores oscilan entre el 0,75% y el 2,5% a un año, y entre el 1% y el 3,5% para los bonos a dos años, que la Generalitat desembolsará cinco días hábiles después de finalizar el periodo de suscripción.

El conseller de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, se mostró el viernes "convencido" de que la emisión será un éxito, dadas las "condiciones atractivas para los ciudadanos de Cataluña y también para la Generalitat".

Los bonos se adjudicarán sin prorrateo, es decir, por orden de petición hasta que se agoten los 2.700 millones, y solo se producirá un pequeño prorrateo en las últimas peticiones --de los dos o tres últimos días, según Mas-Colell--, para equilibrar la demanda en el momento en que se cierre la emisión.

En la semana previa al inicio de la comercialización, las entidades implicadas ya han recibido muestras de "interés" de sus clientes, en especial para los bonos a un año, según han explicado a Europa Press fuentes financieras.

Según los contactos preliminares, la demanda se adecúa a la oferta, ya que el acuerdo entre la Generalitat y la banca prevé colocar dos tercios de la emisión a un año y un tercio a dos años.

Ello se debe a que el Govern solo cuenta con la autorización del Estado para endeudarse a largo plazo --más de un año-- por unos 1.000 millones.

La autorización del Gobierno era por más de 1.800 millones, pero la Generalitat ya ha agotado una parte a través de una emisión de deuda pública de 400 millones a dos años con un interés del 5,5% colocada entre inversores institucionales (el 70% nacionales y el 30% internacionales), y un préstamo a cuatro años con Banco Santander por otros 400 millones para refinanciar deuda.

A parte, el Govern también ha cerrado este año un préstamo a corto plazo de 500 millones con CatalunyaCaixa destinado a tesorería.