La economía española creció el 0,8% en el tercer trimestre

De Guindos no espera un efecto en el PIB del cuarto trimestre por Cataluña

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en marzo en 47.697 desempleados respecto al mes anterior (-1,4%), animado principalmente por el sector servicios, que suele coger impulso con la celebración de la Semana Santa, según ha informado este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

economia

| 30.10.2017 - Actualizado: 23:25 h
REDACCIÓN
Más sobre: PIBSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La economía española ha moderado su crecimiento en el tercer trimestre del año, al avanzar el 0,8 % en tasa trimestral, una décima menos que la registrada entre abril y junio, según el dato adelantado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este dato, que acumula ya dieciséis trimestres consecutivos en positivo, implica, no obstante, una ralentización del crecimiento económico, tras cuatro trimestres sin moderarse, con tasas del 0,7 % en el tercero y cuarto trimestres de 2016; del 0,8 % en el primero de este año, y del 0,9 %, en el segundo.

La variación anual del PIB entre julio y septiembre fue del 3,1 %, igual a la contabilizada en los tres meses anteriores, de forma que acumula 15 trimestres consecutivos subiendo. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha considerado que estos datos muestran un crecimiento "fuerte" y que se cumplirá la previsión del Gobierno del 3,1 % para 2017, al tiempo que ha dejado claro que el conflicto en Cataluña no afectará a la evolución de la economía española en el cuarto trimestre del año.

No obstante, sí que tendrá un impacto sobre el PIB catalán en los tres últimos meses del año, ha dicho el ministro, porque la incertidumbre e inquietud generadas por el anterior Gobierno de la Generalitat han supuesto un parón de consumo e inversión y una contracción de crédito. De confirmarse el próximo 30 de noviembre, la tasa trimestral coincidiría con la avanzada el pasado 28 de septiembre por el Banco de España, quien atribuyó la leve ralentización al menor ritmo de creación de empleo y de flujos comerciales. Asimismo, el supervisor dejó claro que la demanda nacional seguirá sustentando el crecimiento, mientras que el sector exterior reducirá su contribución respecto al trimestre anterior.

El crecimiento del PIB será muy intensivo en el factor trabajo con un moderado ritmo de avance de los costes laborales unitarios, aunque se ralentizará el avance del empleo, con un alza del 2,7 % para el conjunto del año, y la tasa de paro se situará en el 16,3 % a cierre de 2017.

Para el servicio de estudios del BBVA, el crecimiento económico del tercer trimestre estuvo apoyado en la demanda doméstica, con una contribución casi nula de la externa, y sitúa la tasa media ligeramente por encima del 3,0 % para el conjunto de 2017.

La economista de Funcas María Jesús Fernández, ha calificado de esperada la moderación y ha asegurado que no ha sido más aguda porque los datos de septiembre están siendo positivos y han corregido en parte los no tan buenos de julio y agosto. De cara al cuarto trimestre, Fernández ha confiado en que continuará la moderada ralentización, si bien no ha podido cuantificar el impacto que podrá tener la incertidumbre por Cataluña, por lo que podría finalmente experimentar una moderación más aguda de lo esperado.

Tampoco la coordinadora del Servicio de Estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Almudena Semur, se ha atrevido a cuantificar un impacto por el conflicto independentista, porque "es pronto para ver si Cataluña ha afectado", pero ha asegurado que la moderación estaba prevista y que sigue siendo un ritmo de crecimiento fuerte. "Estábamos creciendo a ritmos fuertes, pero el empleo y el consumo han sido menores", ha dicho Semur, quien ha apuntado que los datos del último trimestre suelen ser buenos por el consumo y ha considerado que el PIB cerrará el año con un incremento medio en torno al 3,2 %.

Para el responsable de análisis macroeconómicos de AFI, Daniel Fuentes, el impacto de la crisis en Cataluña podría pesar de manera significativa en el PIB catalán, si bien no afectará a sus previsiones para el conjunto de la economía española para 2017 que se sitúa en el 3,1 %.

DE GUINDOS NO ESPERA UN EFECTO EN EL PIB DEL CUARTO TRIMESTRE POR CATALUÑA

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha indicado que no prevé que el conflicto catalán genere un efecto importante en la evolución del crecimiento económico de España en el cuarto trimestre del año, aunque sí en el de Cataluña. En declaraciones a los medios para valorar el dato del PIB trimestral, el ministro de Economía ha asegurado que tanto "desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo" la evolución de la economía española "es buena", que sigue creciendo de manera "fuerte" y que el objetivo del 3,1 % para 2017 "se va a cumplir".

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado hoy que la economía creció el 0,8 % en el tercer trimestre del año, lo que supone una moderación de una décima respecto a la tasa trimestral registrada entre abril y junio. De Guindos ha precisado que la incertidumbre generada por el conflicto en Cataluña en el cuarto trimestre afectará única y estrictamente a la economía catalana, si bien confía en que la vuelta a la normalidad revierta esta situación.

"En Cataluña se ha producido una situación generada por el anterior Gobierno de la Generalitat que ha generado incertidumbre e inquietud. Ha habido un parón desde un punto de vista de decisión de inversión y consumo y se está dando una contracción del crédito", ha asegurado De Guindos. Ha confiado en que esta situación dure "un corto periodo de tiempo" y que la economía española "vuelva a crecer por encima del 2,5 %, con una aportación positiva de la economía catalana, que representa aproximadamente el 20 % del PIB nacional".

Respecto a la contención del IPC, que se situó en octubre en el 1,6 % interanual, dos décimas por debajo de la tasa de septiembre, De Guindos ha indicado que las previsiones del Gobierno pasan por que la inflación continúe a la baja en los próximos meses y por un equilibrio de la balanza de pagos.