La economía española crecerá el 0,6% en el tercer trimestre, según BBVA

Sitúa la tasa de paro en el 20%

La economía española mantendrá su recuperación con un crecimiento esperado del 3,2% en 2015, y un 2,7% para 2016

Reconoce que la incertidumbre política supone un riesgo para la economía española

El informe del BBVA, presentado por Rafael Doménech y Jorge Sicilia

economia

| 08.09.2015 - 12:25 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El servicio de estudios del BBVA prevé que la economía española seguirá creciendo durante el tercer trimestre del año, si bien a un ritmo inferior, de forma que el avance trimestral del PIB podría alcanzar el 0,6%, una décima por debajo de su previsión anterior.

Durante la presentación del Observatorio Económico BBVA Research, el economista jefe del grupo BBVA, Jorge Sicilia, ha señalado que el servicio de estudios mantiene que la economía española mantendrá su recuperación durante el presente año, con un crecimiento esperado del 3,2%, y una desaceleración para 2016 de hasta el 2,7%.

Asimismo, han previsto una desviación del objetivo de déficit público del conjunto de las administraciones públicas de hasta el 4,5 % del PIB, frente al 4,2 % marcado por el Ejecutivo, y que la inflación se mantenga en positivo pero por debajo de la media europea. En cuanto a la tasa de paro, el informe del BBVA Research la sitúa en el 20%, con la creación de un millón de empleos entre 2015 y 2016.

INCERTIDUMBRE POLÍTICA

Sicilia ha explicado que hay indicadores que introducen un "ligero sesgo a la baja de una décima en el crecimiento del tercer trimestre", y ha asegurado que en la actualidad hay "más riesgos a la baja que a la alta". Entre ellos, ha citado el impacto de la economía China y de la desaceleración de las economías emergentes, así como la política monetaria estadounidense y los riesgos geopolíticos.

Asimismo, el economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech, también ha dicho que la incertidumbre política supone un riesgo para la economía española que ha afectado en los últimos meses a la prima de riesgo, aunque "es difícil saber qué parte se ha debido al proceso electoral en Cataluña y qué parte a las elecciones generales".

Domenech ha añadido que en este tercer trimestre la economía ha comenzado a crecer con menor dinamismo que en los dos primeros, ya que entre julio y septiembre moderarán el crecimiento la mayor parte de los componentes de la demanda.

BBVA Research mantiene que el consumo privado crecerá alrededor del 3,4% en 2015, mientras que para 2016 se moderará hasta el 2% porque desaparecerán los factores que incentivaron el gasto de las familias en los primeros meses del año.

Asimismo, las exportaciones siguen creciendo de manera generalizada pero a un ritmo menor que en el periodo anterior. No obstante, aunque el entorno exterior sea menos favorable para las exportaciones, el servicio de estudios del BBVA considera que el abaratamiento de los costes permitirá que las ventas al extranjero aumenten un 4,6% en 2015 y se aceleren hasta el 6,9% en 2016.

DÉFICIT Y EMPLEO

Además, han previsto una ligera desviación del objetivo del déficit público que sitúan en el 4,5% del PIB frente al 4,2% previsto, debido a la implementación de políticas fiscales expansivas unidas a una menor recuperación de los ingresos públicos.

El BBVA Research ha asegurado que, pese a que el Gobierno "vuelve a confiar en el incremento de la recaudación impositiva en los presupuestos generales del Estado de 2016, la falta de nuevas medidas de consolidación fiscal provocará una ligera desviación del déficit respecto a la meta establecida".

En términos de empleo, prevén la creación de un millón de puestos de trabajo en dos años (500.000 en 2015 y una cifra similar en 2016), reduciendo así la tasa de paro hasta el 20% al final del citado periodo.

No obstante, el servicio de estudios alerta de que "de no producirse una mejora sustancial del número de afiliados a la Seguridad Social en septiembre (tras la caída de agosto), la ocupación cerraría el tercer trimestre con un incremento del 0,2%.