La Comisión Europea prevé que economía España crezca el 1,2% este año

Según estas previsiones creceríamos el 1,7% en 2015

El desempleo se reducirá al 24,8% este año y al 23,5% en el próximo

Comisión Europea

economia

| 04.11.2014 - 11:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comisión Europea (CE) mejoró en una décima sus previsiones de crecimiento de la economía española en 2014, que espera que cierre con un crecimiento del 1,2%, aunque rebajó sus expectativas para 2015 en cuatro décimas y las situó en el 1,7%.

El desempleo se reducirá al 24,8% este año y al 23,5% en el próximo, por el aumento del empleo y también por una mayor reducción de la fuerza laboral, es decir, la caída del número de personas en edad de trabajar que tienen trabajo o lo buscan, según las previsiones macroeconómicas de otoño del Ejecutivo comunitario.

La Comisión Europea prevé que la UE esquive una tercera recesión, pero la recuperación seguirá siendo muy lenta debido al lastre de países como Italia y Francia, que se verá contrarrestado por un mayor crecimiento de los países que más han sufrido la crisis, como España, Irlanda e incluso Grecia y Portugal.

La economía de la eurozona crecerá un 0,8% este año (lo que supone una rebaja respeto al 1,2% calculado en mayo), un 1,1% en 2015 (frente al 1,7% vaticinado en primavera) y un 1,7% en 2016, según las previsiones de otoño publicadas este martes por la Comisión. En el conjunto de la UE, el crecimiento este año será del 1,3% este año, el 1,5% en 2015 y el 2% en 2016.

Entre los grandes países de la eurozona, los peores resultados corresponden a Italia (cuya economía se contraerá este año un 0,4% y volverá a crecer sólo un 0,6% en 2015 y un 1,1% en 2016) y a Francia (con un crecimiento del 0,3% en 2014, el 0,7% el año que viene y el 1,5% en 2016).

La economía alemana avanzará este año un 1,3%, aminorará su crecimiento hasta el 1,1% el año que viene y volverá a acelerarse hasta el 1,8% en 2016.

En contraste, el crecimiento se acelera en los países que más sufrieron la crisis de deuda y se vieron obligados a realizar reformas. Aparte del caso español, Irlanda crecerá este año un 4,6% y luego se estabilizará en el 3,6% en 2015 y el 3,7% en 2016. Grecia volverá este año al crecimiento con un avance del 0,6%, y se acelerará hasta el 2,9% el año que viene y el 3,7% en 2016.

"La situación económica y del empleo no está mejorando de forma bastante rápida. La Comisión Europea está comprometida a usar todas las herramientas y recursos para lograr más empleo y crecimiento en la UE", ha dicho el vicepresidente para el Crecimiento y el Empleo, el finlandés Jyrki Katainen.

"Presentaremos un plan de inversión de 300.000 millones para acelerar y sostener la recuperación económica. Acelerar la inversión es el eje de la recuperación económica", ha apuntado.

Debido a la lentitud de la recuperación, Bruselas prevé que el paro siga bajando, pero muy lentamente. En la eurozona, el nivel de desempleo bajará desde el 11,6% este año hasta el 11,3% en 2015 y el 10,8% en 2016, mientras que en el conjunto de la UE pasará del 10,3% al 10% y al 9,5%, respectivamente.

Por su parte, la inflación se mantendrá muy baja en lo que queda de 2014. A medida que la actividad económica se refuerce graduamente y los salarios aumenten, los precios subirán también ayudados por la reciente depreciación del euro.

En la UE, la inflación pasará del 0,6% en 2014 al 1% en 2015 y el 1,6% en 2016, mientras que en la eurozona el nivel de precios aumentará del 0,5% este año al 0,8% el año que viene y sólo se acelerará hasta el 1,5% en 2016, todavía lejos del objetivo del 2% del Banco Central Europeo.

El déficit público seguirá bajando este año, aunque más lentamente que en 2013, hasta el 3% en la UE y el 2,6% en la eurozona. La reducción continuará durante los dos próximos años gracias al refuerzo de la actividad económica. Por su parte, el nivel de deuda tocará techo el año que viene en el 88,3% y el 94,8%, respectivamente.