La bolsa pierde un 3,58% y cierra por debajo de los 6.000 puntos

La prima de riesgo sube a 638 puntos básicos, un nuevo máximo histórico

carru bolsa

economia

| 24.07.2012 - 18:06 h
REDACCIÓN

Los mercados han vivido otra jornada negra que ha hundido la bolsa a niveles del 2003 y ha colocado la prima de riesgo en máximos, 638 puntos, arrastrados por los nuevos anuncios de auxilio financiero a las autonomías.

El anuncio de que Cataluña pedirá también financiación al Estado, como la Comunidad Valenciana y Murcia, ha sentado como un jarro de agua fría en la bolsa y en el mercado de deuda, que habían iniciado la jornada en positivo tras el desplome de las dos últimas jornadas.

Pero el optimismo no ha durado más que un par de horas, y a media mañana el temor a que España no sea capaz de cumplir con sus compromisos financieros y se vea obligada a pedir un rescate ha provocado nuevas pérdidas.

Al cierre, el IBEX 35 perdió un 3,58 %, 221 puntos, hasta colocarse por primera vez desde marzo del 2003 por debajo de los 6.000 puntos, en concreto en 5.956 puntos.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo cerró a 638 puntos básicos, lo que supone un nuevo récord desde que se implantó el euro.

La rentabilidad del bono se situó también en zona de máximos, en un 7,62 %, en un nivel que los analistas consideran "de rescate", ante la incapacidad de un Estado de financiarse a estos precios.

De hecho, según los expertos, detrás de estos desplomes se encuentran las dudas de que España pueda cumplir con sus obligaciones ante la necesidad de auxiliar a las comunidades autónomas, en un entorno de recesión y de falta de financiación en los mercados exteriores.

Varias firmas de análisis y servicios de estudios han comenzado a barajar los escenarios sobre los que España pediría auxilio financiero a las autoridades financieras y al BCE, y varios de ellos hablan de una cifra de 300.000 millones de euros.

Capital Económics recoge en un informe que la posibilidad de un rescate español es cada vez mayor, como muestra la fuerte presión de los mercados, pese a que el Tesoro cuenta con liquidez suficiente para aguantar el verano.

Solo una intervención decidida del Banco Central Europeo mediante la compra de deuda, afirman los expertos, podría revertir esta situación y evitar el rescate, dice esta firma, que alerta, no obstante, de que un rescate a España dejaría los fondos "agotados" para atender a Italia o prestar más ayuda a Portugal o Irlanda.

Para Ahorro Corporación, sin la intervención del BCE, el alto nivel en el que se encuentra la prima de riesgo de España "podría mantener la presión sobre la deuda española en el corto plazo, al menos hasta septiembre".

Fruto de la presión de los mercados, hoy el Tesoro se vio obligado a elevar considerablemente la rentabilidad de las letras a tres y seis meses, aunque colocó más de lo esperado gracias al interés que despertó la subasta.

En una nota, el Ministerio de Economía ha destacado que el importe adjudicado ha sido muy elevado y que la demanda ha triplicado la cantidad adjudicada, "pese a la fuerte tensión que se vive en los mercados en las últimas semanas".

Según el economista jefe de Saxo Bank, Steen Jakobsen, se está acabando el tiempo y el espacio para que la Unión Europea siga intentando "prolongar y disimular" su incapacidad para resolver la crisis de la deuda.

En su opinión, la emisión de hoy sólo demuestra que el rendimiento del bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo mide el riesgo país, no parece tener límite.

La mayoría de las personas, recuerda Jakobsen, olvidan que el mercado de deuda pública de España ya no es un mercado real, puesto que sólo intervienen en él dos compradores netos: el Banco Central Europeo (BCE) y los bancos españoles que usan la liquidez del BCE.

Los mercados están también hoy pendientes de la reunión del ministro de Economía, Luis de Guindos, con su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, para hablar de la situación de los mercados y de las posibles medidas para atajar la crisis, aunque no se espera ningún anuncio oficial.