La bolsa española marca otro mínimo anual (6.524 puntos) tras caer el 0,65 %

La prima de riesgo española sube a 485 puntos básicos al cierre

Bolsa de Madrid

economia

| 21.05.2012 - 17:58 h
REDACCIÓN

La caída de los grandes valores ha condicionado hoy que la bolsa española se haya desmarcado de las ganancias de las plazas internacionales y haya registrado un nuevo mínimo anual al cierre (6.524 puntos), tras perder el 0,65 por ciento. Con la prima de riesgo en 485 puntos básicos, el principal indicador del mercado español, el IBEX 35, ha perdido 42,70 puntos, equivalentes al 0,65 por ciento, hasta 6.524 puntos, con lo que se sitúa en niveles de mayo de 2003. Las pérdidas anuales ascienden al 23,84 por ciento.

En Europa sólo bajó Milán, el 0,28 por ciento, mientras que Fráncfort subió el 0,95 por ciento; Londres, el 0,7 por ciento; París, el 0,64 por ciento, y el índice Euro Stoxx 50, el 0,26 por ciento.

Todas esta compañías bajaron: Repsol, el 1,39 por ciento; Banco Santander, el 1,38 por ciento; Ibedrola, el 1,21 por ciento; BBVA, el 1,15 por ciento, y Telefónica, el 1,04 por ciento.

Bolsas y Mercados Españoles (BME) encabezó las pérdidas del IBEX con un descenso del 2,88 por ciento, seguida de Repsol, Santander, Iberdrola y BBVA, mientras que el siguiente puesto correspondió a Mapfre, que cedió el 1,13 por ciento, en tanto que Gas Natural bajó el 1,06 por ciento.

Sacyr lideró las ganancias del IBEX y de la bolsa con un alza del 10,55 por ciento, después de conseguir un contrato en Portugal, en tanto que Amadeus avanzó el 3,04 por ciento tras conseguir financiación; Mediaset, el 2,74 por ciento; ArcelorMittal, el 2,54 por ciento, y Grifols, el 2,15 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo se mantenía en el 6,24 por ciento antes del cierre, mientras que el rendimiento de los títulos germanos subía dos centésimas, hasta el 1,44 por ciento.

El efectivo negociado se ha situado en 2.391 millones de euros, de los cerca de 1.000 fueron intermediados por inversores institucionales.

Al cierre, mientras los mercados europeos conseguían ganancias notables, el mercado nacional, con el euro en 1,278 dólares y el petróleo Brent a más de 108 dólares por barril, bajaba hasta un nuevo mínimo anual por el retroceso de los grandes valores.