El IBEX sube un 3,96 % tras la acción conjunta de los bancos centrales

Los principales bancos centrales facilitan liquidez para apoyar al sistema

economia

| 30.11.2011 - 14:03 h
REDACCIÓN

La bolsa española ha experimentado este miércoles una subida notable, un 3,96 %, impulsada por el anuncio de que los principales bancos centrales del mundo van a realizar una inyección de liquidez concertada para apoyar al sistema financiero global. La fuerte alza del IBEX 35 era equivalente a la registrada en el resto de bolsas europeas y a la que registraba Wall Street. La Bolsa de Fráncfort subió un 4,98 %, Londres un 3,16%, París un 4,22% y Milán un 4,38%.

La fuerte alza del IBEX 35 ha permitido reducir su caída anual al 14,3%. Esta semana el IBEX 35 ha subido un 8,84 %, lo que reduce a casi el 6% las pérdidas registradas en noviembre, un mes que ha estado marcado por la crisis de la deuda soberana en la zona del euro.

Todos los valores del IBEX han cerrado hoy en positivo, encabezados por Mediaset, que ha subido un 11,4 %, ArcelorMittal (10,49 %) y Bankia (9,57 %).

Por lo que respecta a los grandes valores, BBVA ha avanzado un 5,84 %, Repsol YPF un 5,61 %, Inditex un 4,54 %, Telefónica un 3,56 %, Iberdrola un 3,18 % y Banco Santander un 2,02 %.

En el mercado continuo las mayores ganancias han sido para Vértice 360, que ha subido un 17,32 %, seguido de Ezentis, que ha avanzado un 16,92 % tras anunciar que se deshace de la constructora Sedesa, adquirida hace un año. En la jornada de hoy, los valores que más han perdido en el mercado continuo han sido Caja de Ahorros del Mediterráneo (-16,98 %) y Uralita (-10 %).

La prima de riesgo española se situaba al cierre del mercado por debajo de los 400 puntos básicos, en concreto en los 395 puntos básicos, en los niveles del pasado 11 de noviembre.

Poco antes de finalizar la sesión, la rentabilidad del bono español a diez años se situaba en el 6,2 %, mientras que su homólogo alemán lo hacía en el 2,2 %.

La prima de riesgo italiana ha terminado la sesión en 474,1 puntos, la belga en 272,5 y la francesa en 111,1.

ACCION CONJUNTA DE LOS BANCOS CENTRALES MUNDIALES PARA INYECTAR LIQUIDEZ

Los principales bancos centrales del mundo han acordado facilitar liquidez en dólares, pero también en otras divisas, en una nueva acción concertada para apoyar el sistema financiero global y reducir las tensiones en los mercados debido a la crisis de deuda soberana europea.

El Banco Central Europeo (BCE) informó en un comunicado conjunto de que ha acordado con el Banco de Canadá, el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón (BoJ), la Reserva Federal Estadounidense (Fed) y el Banco Nacional Suizo (SNB) una acción coordinada "para incrementar su capacidad de proporcionar liquidez al sistema financiero global".

Estos bancos centrales, que actuaron también de forma concertada el 15 de septiembre, han acordado reducir el tipo de interés de las operaciones de intercambio de liquidez en dólares ("swaps") en un momento en que "los bancos europeos tienen dificultades para lograr liquidez en dólares", dijo a Efe el analista de Commerzbank Bernd Weidensteiner.

Los seis bancos centrales también convinieron establecer acuerdos bilaterales temporales de intercambio de liquidez de forma que puedan ofrecerla en todas las jurisdicciones en cualquiera de sus divisas hasta el 1 de febrero de 2013.

"El propósito de estas acciones es reducir las tensiones en los mercados financieros y mitigar los efectos de estas tensiones en la oferta de crédito a los hogares y a las empresas con el fin de ayudar a impulsar la actividad económica", según el BCE.

La Fed añadió en su comunicado que si las condiciones se deterioraran "tiene una amplia gama de herramientas disponibles para proporcionar un respaldo eficaz de liquidez".

El euro recuperó posiciones y superó los 1,35 dólares tras conocerse esta acción concertada de bancos centrales.

Las bolsas europeas también reaccionaron con fuertes subidas: Fráncfort ganaba más de un 5 %, París avanzaba un 3,9 %, Madrid subía un 3,5 % y Londres lo hacía un 3,4 % media hora antes del cierre de la negociación.

Debido a la crisis de la deuda soberana, los bancos europeos tienen dificultades para refinanciarse en dólares, ya que los títulos en euros no son aceptados en el mercado de dinero como garantía y sólo pueden conseguir dólares a través del BCE.

Los seis bancos centrales acordaron bajar con efectos a partir del próximo 5 de diciembre el interés de los actuales acuerdos temporales existentes de intercambio de liquidez en dólares ("swaps") en 50 puntos básicos. La nueva tasa será la tasa OIS (Overnight Index Swap) más 50 puntos básicos. Este precio se aplicará a todas las operaciones realizadas a partir del 5 de diciembre de 2011 y hasta el 1 de febrero de 2013, lo que abarata la financiación en dólares para los bancos europeos.

Ante la incertidumbre por la falta de determinación política para solucionar la crisis de endeudamiento soberano en Europa, los bancos europeos han pagado por lograr liquidez en dólares cantidades máximas no vista desde hace tres años, tras la quiebra de Lehman Brothers.

El anuncio de la acción concertada se producía unas horas después de que el Banco Central de China rebajara en medio punto porcentual el coeficiente de caja, hasta el 21 %.

El Banco de Inglaterra, el BoJ, el BCE y en SNB continuarán ofreciendo liquidez en dólares en operaciones con tres meses de vencimiento a las nuevas condiciones.

Actualmente, no hay necesidad de ofrecer liquidez en divisas no nacionales excepto en dólares pero los bancos centrales consideran prudente realizar los acuerdos necesarios para ejecutar operaciones de apoyo de liquidez rápidamente en caso necesario.

Asimismo, el BCE decidió en cooperación con otros bancos centrales establecer una red temporal de líneas de "swap".

Esta acción permitirá al Eurosistema proporcionar euros a los bancos centrales que lo requieran y suministrar operaciones de liquidez en yenes, libras esterlinas, francos suizos y dólares canadienses para los bancos comerciales de la zona del euro.

Las tensiones en el mercado dinero por la falta de confianza se reflejan en el aumento de los depósitos a un día de los bancos europeos en el BCE, que el martes rozaron los 300.000 millones de euros pese a que la entidad sólo ofrece un interés del 0,5 %.