La banca española vuelve a beneficios en 2013 y gana 7.274 millones de euros

González, BBVA

economia

| 22.04.2014 - Actualizado: 17:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los grupos bancarios que operan en España volvieron a obtener beneficios en 2013 y ganaron 7.274 millones de euros frente a las pérdidas de 2.825 millones de euros sufridas en el ejercicio anterior, básicamente por las elevadas provisiones que tuvieron que dotar.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el presidente saliente de la patronal bancaria española (AEB), Miguel Martín, que ha aprovechado para presentar a los medios de comunicación al que será su sucesor, José María Roldán, y también para dar las gracias a los periodistas por la "magnífica labor que ustedes han desarrollado en estos últimos ocho años".

Según ha explicado Martín, "las menores necesidades de dotaciones y provisiones" que ha realizado la banca en 2013 para atender al "excepcional saneamiento" del sector han permitido este resultado.

Estas menores necesidades permitieron compensar la caída del margen de intereses o de ingresos, que a su vez reflejó el recorte del 1,2% del producto interior bruto (PIB) español en 2013, así como un entorno financiero en el que imperaban los bajos tipos de interés.

El balance consolidado del sector bancario se redujo el 10,2% en 2013 hasta quedar en 2,2 billones de euros, debido al importante desapalancamiento o desendeudamiento de familias y empresas, lo que permitió reducir en 62.448 millones (-57,3%) los saldos netos tomados de bancos centrales y otras entidades y reducir en 77.285 (-19,3%) el volumen de valores emitidos.

La banca española pudo reducir su dependencia de la financiación mayorista gracias al incremento del 1,3% o de 14.719 millones de euros de los depósitos captados de la clientela, y también por la caída del crédito, que se redujo el 7,1% o en 101.106 millones.

Esta reducción del crédito y el incremento de los activos dudosos fueron las causas de que la morosidad de la banca española se situara en el 8,6% en 2013, dos puntos más que a finales del año anterior, con una cobertura del 55%, 14 puntos menos.