La Casa Blanca pide unidad tras la rebaja histórica de "rating"

La rebaja se produce después de la tensión vivida en Washington entre demócratas y republicanos en las últimas semanas

Es la primera vez en la historia de EEUU que pasa de AAA, la máxima posible, a un escalón menos AA+

economia

| 06.08.2011 - 12:17 h
REDACCIÓN

La Casa Blanca ha apelado a la unidad de los partidos demócrata y republicano para que juntos traten de restablecer la situación económica del país, después de que la agencia Standard & Poor´s le haya rebajado el "rating".

"Es importante que nuestros líderes trabajen juntos para mejorar nuestra economía y para devolver a la nación una posición fiscal fuerte", ha afirmado en un comunicado Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca. "Debemos hacerlo mejor por el bien de nuestra nación y los políticos debemos comprometernos a trabajar juntos para enfrentar los retos que nos ha puesto la economía", añade.

El llamamiento se produce después de que la agencia de evaluación financiera Standard and Poor's rebajara el "rating" de la deuda estadounidense, pasando de una AAA a AA+ con perspectiva negativa, una situación que se produce por primera vez en 70 años. "La rebaja está motivada porque la consolidación fiscal acordada por el Congreso y la Administración se queda corta, de lo que sería necesaria para estabilizar la dinámica de deuda a medio plazo del gobierno", indicó Standard & Poor's en un comunicado.

De este modo, la agencia de calificación crediticia cumplió las advertencias de rebaja de la deuda de EEUU que había emitido en las últimas semanas, durante las negociaciones en el Congreso estadounidense para elevar el tope de deuda y evitar la temida suspensión de pagos.

"Más ampliamente, la rebaja refleja nuestra visión de que la efectividad, estabilidad y previsibilidad de los legisladores e instituciones políticas de EEUU se han debilitado en un tiempo de desafíos fiscales y económicos a un grado mayor que los que habíamos previsto cuando le asignamos una perspectiva negativa", agregó el Standard & Poor's.

La agencia de calificación de riesgo situó el pasado 15 de julio la deuda estadounidense "bajo vigilancia con perspectiva negativa", e indicó entonces que había un 50 por ciento de posibilidades de que la degradase en los próximos tres meses.

La decisión de Standard & Poor's se produce después de que otras grandes agencias como Moody's y Fitch anunciasen esta semana que mantenían su máxima nota "AAA" para la deuda de EE.UU, tras conocerse que el Congreso había alcanzado un acuerdo sobre el límite de endeudamiento.

Además, Standard & Poor's remarcó que las perspectivas de largo plazo de la deuda de EEUU son "negativas".

"Podríamos rebajar la calificación a AA dentro de los próximos dos años si vemos que hay una menor rebaja en el gasto de lo acordado, mayores tipos de interés, o nuevas presiones fiscales durante el periodo que puedan resultar en una trayectoria general de deuda más alta de lo que actualmente consideramos", concluyó el comunicado