Guindos: "El FROB tiene que recuperar todo lo pagado en 'tarjetas B' en Caja Madrid"

"Entiendo la indignación de la sociedad por las tarjetas. Se me revuelve el estómago"

Cree que el uso de 'tarjetas B' es un "caso singular" y no generalizado

economia

| 03.10.2014 - Actualizado: 21:27 h
REDACCIÓN

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha considerado que el uso de 'tarjetas B' en Caja Madrid es un "caso singular" y no una práctica generalizada entre las empresas españolas, al tiempo que ha recordado que esta utilización ya está prohibida por la regulación española.

"Espero y estoy convencido de que este sea un caso singular", ha afirmado Guindos en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, al ser preguntado sobre la investigación del Ministerio de Hacienda para detectar si las empresas del Ibex utilizan tarjetas ocultas al fisco.

Guindos ha reconocido que es "el primero al que se le revuelve el estómago" cuando recuerda las inyecciones de capital en las entidades nacionalizadas, por lo que ha manifestado que entiende "perfectamente" la indignación que este tipo de escándalos genera en la sociedad, porque se ha inyectado "mucho dinero".

El ministro ha enfatizado que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) está personado en la 'causa Bankia' y ha garantizado que tiene que recuperar "todo" lo que se ha podido pagar con las supuestas 'tarjetas B'.

El titular de Economía ha recordado que el FROB pone a disposición de la Fiscalía potenciales comportamientos irregulares en las entidades que han recibido ayudas públicas y ha concretado que existen unas 20 operaciones ya remitidas.

PRACTICA INEXISTENTE DESDE MAYO DE 2012

En este sentido, ha defendido que el Ejecutivo da instrucciones al FROB de colaborar y ser "absolutamente transparente" en estos procesos. Guindos ha asegurado que desde mayo de 2012 el uso de 'tarjetas B' desaparece "absolutamente".

Por último, ha recordado que el Gobierno ha inyectado alrededor de 40.000 millones en total a las antiguas cajas de ahorros y ha defendido que desde el principio ha dado instrucciones al FROB de actuar con "máxima atención, transparencia y colaboración" para dilucidar cualquier tipo de irregularidad.