Grecia solicita un nuevo rescate, promete reformas y prorroga su corralito hasta el domingo

Rajoy dice que "la música" de la nueva propuesta de Grecia suena distinta

El fondo de rescate ha recibido ya la petición formal de un nuevo préstamo

Grecia prorroga el corralito hasta el domingo con las mismas restricciones

El BCE mantiene la liquidez de emergencia a los bancos griegos

La patronal griega pide a Tsipras permanecer en euro y alerta sobre el corralito

economia

| 08.07.2015 - 12:40 h
REDACCIÓN

La eurozona ha recibido de Atenas una nueva petición para recibir un tercer rescate por tres años y está a la espera de que les envíe el programa de reformas que acompaña a esa asistencia y que debe de ser aprobado por los Jefes de Estado y de Gobierno para evitar la salida del socio griego del euro. Finalmente, tras recibir un ultimátum de los otros dieciocho socios de la moneda única, el Gobierno del primer ministro Alexis Tsipras ha dado hoy un primer paso y enviado al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) su petición para un tercer programa de ayuda, confirmó su portavoz.

"El MEDE ha recibido la petición griega", señaló el portavoz del fondo de rescate permanente respecto a esa demanda que llegó a la institución europea mientras Tsipras respondía en el pleno del Parlamento Europeo (PE) de Estrasburgo (Francia) a múltiples cuestiones de los eurodiputados sobre la crisis griega. De "buen augurio para mañana" calificó el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, la llegada de la petición griega a las instituciones.

Apenas dos horas antes Tusk había recordado a Tsipras en el debate de Estrasburgo que le quedaban "cuatro días" para encontrar un acuerdo sólido y creíble para la eurozona y para el resto de la Unión Europea (UE).

De momento no se conoce la cantidad de ayuda que solicita el Gobierno de Atenas, pero sí que se utilizará para afrontar las obligaciones de deuda y asegurar la estabilidad del sistema financiero. El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó recientemente que un nuevo rescate para un periodo de tres años podría situarse en unos 70.000 millones de euros.

Grecia debe ya a sus acreedores internacionales unos 242.000 millones de euros, una cifra que incluye los préstamos de dos rescates anteriores que concedieron los países de la eurozona y el FMI, al igual que otros bonos en manos del Banco Central Europeo (BCE) y de otros bancos centrales de la eurozona.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó hoy que la "aguda" crisis de Grecia exige una reestructuración de la deuda y recordó que la institución está implicada en las negociaciones sobre el plan de rescate porque Atenas "solicitó su asistencia". Lagarde recordó, además, que "si el FMI está involucrado es porque Grecia solicitó la asistencia; una vez que el Fondo está implicado, debe seguir sus normas y ser imparcial", dijo en referencia a la declaración en mora de Atenas al incumplir un pago de 1.600 millones de euros la semana pasada.

UN PRÉSTAMO DE 3 AÑOS

El fondo de rescate europeo (MEDE) ha encargado este miércoles a la Comisión Europea y al Banco Central Europeo (BCE) que evalúen la petición del Gobierno de Alexis Tsipras de un tercer rescate para Grecia, después de que la solicitud haya sido examinada por el grupo de trabajo del Eurogrupo. Las conclusiones de esta evaluación será una de las "bases" para que el MEdE decida "si conceden, en principio, un apoyo de estabilidad" a Grecia, según ha informado el presidente del consejo de gobernadores del fondo y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

En su carta al comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, y al presidente del BCE, Mario Draghi, Dijsselbloem recuerda que de acuerdo a las normas del fondo, antes de tomar una decisión sobre la petición de un Estado miembro es necesario cumplir todo un proceso.

Tras un primer examen de la solicitud, en una reunión técnica del grupo de trabajo del Eurogrupo celebrada este miércoles, el siguiente paso consiste en encargar a Bruselas, en coordinación con el BCE, tres valoraciones específicas. La primera es evaluar si existen "riesgos para la estabilidad de la eurozona en su conjunto o para uno de sus Estados miembros", la segunda tiene que ver con analizar junto al Fondo Monetario Internacional (FMI) si la deuda pública griega es sostenible, y, finalmente, examinar las "necesidades financieras actuales o potenciales" del país.

La petición de un nuevo rescate ha llegado formalmente en la mañana del miércoles al MEdE y plantea un préstamo de tres años -y no dos, como pidió inicialmente la semana pasada-- para hacer frente a "las obligaciones de deuda y para garantizar la estabilidad del sistema financiero".

REFORMAS "A PARTIR DE LA PRÓXIMA SEMANA"

A cambio, el Gobierno griego expresa su compromiso con un exhaustivo programa de reformas y medidas a implementar en áreas como la sostenibilidad fiscal, la estabilidad financiera y el crecimiento económica a largo plazo.

Tsipras tiene de plazo hasta la medianoche del próximo jueves para presentar en detalle el paquete de reformas "creíbles" que le exigen sus acreedores para una nueva ayuda. Este es un prerrequisito indispensable para seguir avanzando en el proceso de negociación.

Si la evaluación resulta favorable, el siguiente paso sería convocar un Eurogrupo para discutir si conceder o no el rescate, una decisión que sería también confirmada en una cumbre extraordinaria de líderes de la UE este domingo.

PRORROGA EL CORRALITO HASTA EL DOMINGO

El Gobierno griego decretó la segunda prórroga del corralito impuesto hace diez días hasta el próximo domingo, después de que el Banco Central Europeo (BCE) haya decidido mantener sin cambios la cantidad máxima de liquidez de emergencia que los bancos griegos pueden pedir al Banco de Grecia.

El decreto ley, que ya ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado, entra en vigo a partir de la medianoche cuando expira la prórroga fijada hace dos días y recoge las mismas restricciones hasta el próximo domingo, cOincidiendo con la celebración de la cumbre de líderes europeos sobre Grecia.

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo hoy la cantidad máxima de liquidez de emergencia que los bancos griegos pueden pedir al Banco de Grecia en 89.000 millones de euros, dijo a EFE una fuente conocedora de la situación. La decisión del consejo de gobierno del BCE, que se reunió a primera hora de la tarde por teleconferencia, respondió a una petición de aumento de la provisión urgente de liquidez que hizo ayer el Banco de Grecia, añadió la fuente.

Los bancos griegos permanecerán cerrados hasta el lunes después de diez días de corralito, que han creado en Grecia muchos problemas en el funcionamiento de la industria y del comercio que tienen una fuerte dependencia de las importaciones.

El BCE sigue ayudando a los bancos griegos para que no quiebren pero el gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, advertía hoy a Grecia de que el BCE no puede conceder financiación a los bancos griegos durante mucho más tiempo si Atenas no alcanza un acuerdo con sus acreedores internacionales.

El domingo es la fecha límite para que Grecia alcance un nuevo acuerdo de financiación, que de no lograrse llevaría al colapso de la economía griega.

RAJOY: "LA MÚSICA ES DISTINTA A LA QUE HEMOS ESCUCHADO Y ES POSITIVO, LA LETRA VEREMOS MAÑANA"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reconoció que "la música" que se desprende de la petición del tercer rescate de Grecia "es distinta a la música que hemos escuchado hasta ahora" y admitió que esto es "positivo". "La letra se verá mañana jueves", emplazó.

Rajoy admitió que "esto se tiene que acabar, para bien, ojalá, o para mal, ojalá que no". Lo dijo para incidir en que "esta situación de incertidumbre tiene que terminar ya, por los europeos que viven en Grecia, por el Gobierno griego y el conjunto UE".

"Si la letra no se concreta como quieren las instituciones europeas, es algo que decidiremos este fin de semana", subrayó para emplazar el Eurogrupo que está previsto que se celebre el sábado y al Consejo Europeo convocado para el domingo.

Rajoy valoró que Grecia "ha movido ficha", tal y como se comprometió este jueves tras la reunión del Eurogrupo y del Consejo Europeo. Explicó que Grecia ha pedido hoy al presidente del MEDE, un programa para tres años, tal y como se lo ha dado a conocer al ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. "Se ha comprometido a empezar a hacer reformas desde el lunes y a cumplir las reglas y los procedimientos, esto es capital, porque no puede haber una institución que no funcione con reglas y procedimientos y en la que cada uno haga lo que estime oportuno y conveniente", defendió.

Igualmente, resaltó que el Gobierno de Alexis Tsirpas ha manifestado la voluntad de hacer frente a los pagos, algo que consideró "de puro sentido común". "Han anunciado que mañana presentarán ante el MEDE la agenda de reformas en materia fiscal y de pensiones", trasladó.

Rajoy instó además a pensar "cómo está viviendo el pueblo griego en estos momentos en los que no puede ir al banco a coger sus ahorros" y lamentó que la previsión de crecimiento era del 2,9% y ahora el país "ha vuelto a la recesión" y a tener una deuda que no es sostenible.

Preguntado por los efectos de la crisis griega en la economía española, Rajoy insistió, como viene haciendo en los últimos días, en que "pase lo que pase, el euro seguirá y España seguirá siendo parte importante del euro". El presidente del Gobierno reconoció que la situación de incertidumbre sobre el futuro de Grecia "afecta a España y al resto países de la UE". "Ha habido movimientos, es verdad, pero por fortuna no demasiado preocupantes", reconoció para apuntar que la prima de riesgo ha subido y que el bono a diez años se paga al "2 y pico", pero no al 7% como años atrás.