El Congreso convalida el primer ajuste del Gobierno con el apoyo de CiU

Gobierno y PSOE se acusan mutuamente en el Congreso de engañar con el déficit

Montoro acusa al PSOE de ocultar un "agujero negro" de 20.000 millones de euros

El PSOE acusa al Gobierno de adoptar medidas injustas que traerán más recesión

economia

| 11.01.2012 - 10:04 h
REDACCIÓN

El pleno del Congreso ha convalidado por mayoría absoluta y con el apoyo de CiU el primer decreto de medidas urgentes del Gobierno del PP para corregir el déficit público y que incluye la subida del IRPF y del impuesto del IBI durante dos años, así como la congelación del sueldo de los funcionarios en 2012.

El grupo parlamentario popular hizo gala de su mayoría absoluta y consiguió por 197 votos aprobar sin problemas el Decreto Ley de Medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera, al que también apoyó CiU. Sin embargo se opusieron 138 diputados y otros 4 se abstuvieron. El decreto contó con los votos en contra del PSOE, del grupo parlamentario de IU-ICV-Cha y la izquierda plural, del PNV, de UPyD, de CC, del BNG y de la mayoría de partidos del grupo mixto.

El decreto Ley contempla el alza del IRPF y del impuesto del IBI durante dos años, así un incremento del 19 % al 21 % del impuesto sobre las rentas de capital y un recorte del gasto público de 8.900 millones de euros, entre otras medidas. Asimismo, prorroga el IVA superreducido al 4 % en la construcción y recupera la deducción por la compra de la residencia habitual. El pleno del Congreso también rechazó por 175 votos tramitar el Real Decreto Ley como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia, por lo que se ha aprobado definitivamente.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha mostrado hoy su satisfacción por la aprobación del decreto del primer plan de ajuste y ha destacado la importancia de haber contado con el apoyo de CiU, ejemplo de que el Ejecutivo, a pesar de su mayoría absoluta, quiere buscar "complicidades" en la Cámara para combatir la crisis.

Tras el debate celebrado en el Congreso, fuentes del Gobierno han valorado el respaldo de los nacionalistas catalanes, que han sumado sus votos a los del PP por "coherencia política y rigor económico" ante la profunda crisis económica, según han explicado. En este contexto, desde el Ejecutivo han recordado que los populares también están apoyando a la Generalitat de Cataluña en su política de ahorro y ajustes.

MONTORO ACUSA AL PSOE DE OCULTAR UN "AGUJERO NEGRO" DE 20.000 MILLONES DE EUROS

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha acusado al anterior Ejecutivo de ocultar una situación que conocía "sobradamente", como demuestra el hecho de que "a los pocos días" de llegar al poder el PP se encontró con "información relevante" acerca un "agujero negro" de más de 20.000 millones de euros de déficit. Esta cifra es "superior a la tercera parte del objetivo previsto por el PSOE", que pasa del 6% al 8% en 2011, lo que eleva el ajuste total requerido en 2012 de 16.500 millones al menos hasta 36.500 millones, indicó Montoro durante su intervención en el debate de convalidación del decreto ley de medidas urgentes en materia presupuestaria y tributaria y financiera para reducir el déficit.

Montoro ha subrayado que las primeras medias de ajuste aprobadas por el Gobierno, por importe de 15.189 millones de euros, han sido adoptadas de la forma "más neutral y ponderada posible" para "no perjudicar el crecimiento de la economía" que arranca 2012 "al borde de la recesión y con cinco millones largos de parados".Asimismo, el ministro ha calificado las medidas adoptadas de "respuesta contundente" a una "situación extraordinariamente difícil" que atraviesa España. En este sentido, ha asegurado que la economía española cierra 2011 "al borde de la recesión" y con "cinco millones largos de parados", mientras las cuentas públicas están "fuertemente desequilibradas" tanto por al caída de ingresos como por las "pésimas decisiones" del Gobierno socialista, que han "agravado la crisis y el paro"

El objetivo, según Montoro, es decir a los a los inversores y los socios europeos en que España está "comprometido" con la estabilidad presupuestaria "más allá de donde arraigue ese déficit", pues esa es la "responsabilidad" del Gobierno y las Cortes Generales en el Estado de las autonomías.

LA MITAD DE LA SUBIDA DEL IRPF VA A LAS CCAA

Montoro ha remarcado que la subida "temporal y ponderada" del IRPF e IBI, que busca recaudar 6.200 millones, se ajusta a la "capacidad" de cada contribuyente. Por contra, ha rechazado tocar el IVA, pues afecta a "las capas sociales más perjudicadas", así como subir impuestos a pymes y autónomos, que deben de ser el "motor" de la salida de la crisis. "Al contrario, estamos examinando cómo mejorar su financiación y tributación" ha asegurado. Además, ha remarcado que cuando se recupere el "el crecimiento creador de empelo, se volverán a bajar los impuestos. Además, ha remarcado que las medias relativas a Dependencia y Renta Básica de Emancipación no perjudican a los actuales beneficiarios y tan sólo "aplazan" la entrad a nuevos prestatarios.

Asimismo, ha apuntado que la mitad de esa recaudación irá a las comunidades autónomas, con la intención de satisfacer la "necesidad perentoria" de financiar los servicios públicos.

EL PSOE ACUSA AL GOBIERNO DE ADOPTAR MEDIDAS INJUSTAS QUE TRAERÁN MÁS RECESIÓN

El PSOE ha criticado que el Gobierno haga una reforma fiscal "injusta y regresiva" y asegura que el Real Decreto de medidas urgentes para corregir el déficit público es ineficiente y no estimulará el crecimiento, sino que ahondará en la recesión y el paro. En el debate de convalidación del primer paquete de medidas económicas del Gobierno del PP, que contempla la subida de impuestos en el IRPF y el IBI durante dos años, así como la congelación salarial de los funcionarios en 2012, el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, ha criticado que el nuevo Ejecutivo "castigue" a los asalariados, a las rentas medias y bajas y a los pensionistas.

"Con su política la economía española caerá en una profunda recesión y esto hará más insostenible la financiación de la deuda", ha dicho Alonso, que ha pedido al PP que tramiten el decreto por el procedimiento ordinario para poderlo enmendar.

TRASPASO DE PODERES "MODÉLICO"

El portavoz socialista ha asegurado que el traspaso de poderes fue "modélico" y ha dicho que el nuevo Ejecutivo conocía las cuentas de las comunidades autónomas y su elevado déficit, y ha añadido que el posible desvío de 2 puntos porcentuales del PIB del déficit público proviene del exceso de las autonomías, y no de la administración del Estado.

Al respecto, ha pedido al presidente del Gobierno que discrimine entre las comunidades autónomas que han despilfarrado y las que no, y que se comprometa a que estos gobiernos no hagan recortes en sanidad, educación y servicios básicos.

Alonso ha recriminado a Rajoy que callara "una y otra vez" durante el debate electoral y de investidura sobre la subida de impuestos que han aprobado. "Un recorte tremendo en términos de equidad", ha dicho, tras señalar que las familias con ingresos por debajo de 53.000 euros anuales, que representan el 95 % de los contribuyentes (17 millones de personas) soportarán la mayor parte del incremento tributario.

Además, ha agregado que la subida del IBI es una "ocurrencia" que generará injusticia social, puesto que municipios con rentas altas pueden llegar a pagar menos que otros con rentas inferiores. Asimismo, ha acusado al Gobierno del PP de incentivar de nuevo la burbuja inmobiliaria con el restablecimiento de la desgravación en el IRPF por compra de vivienda habitual, "un grave error", ha dicho.

Alonso también se ha referido a la congelación del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que no contempla el decreto pero que sí lo ha aprobado el Ejecutivo y que, en opinión del PSOE, solo merma los ingresos de la Seguridad Social, porque sus cotizaciones van ligadas a este sistema. Ha lamentado las reducciones de gasto en innovación y desarrollo, que son el "futuro de España", y ha concluido que el decreto son "malas soluciones".