García-Margallo: El BCE es un banco clandestino que no está haciendo nada

Considera que la UE va a dar un salto "hacia los estados unidos de Europa"

El PSOE pide al Gobierno que solicite la intervención del BCE de forma firme

economia

| 20.07.2012 - 18:18 h
REDACCIÓN

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, reclamó hoy un Banco Central Europeo (BCE) "mucho más fuerte que el banco clandestino" que hay en estos momentos, que a su juicio "no está haciendo nada para parar el incendio de la deuda pública".

García-Margallo ha defendido hoy en Palma que se avance "hacia una Europa más federal mucho más solidaria" y ha apostado por un gobierno económico europeo que acorte las diferencias entre los países que comparten el euro y por una integración política que "permita visualizar y dirigir esa mayor federalización económica".

El titular de Exteriores ha dicho a los periodistas que el momento actual es "absolutamente crucial, de refundación de Unión Europea como pudo ser Maastrich o el tratado de Roma".

En este sentido, García-Margallo ha mostrado su orgullo porque estos asuntos se tratarán hoy en Palma con ocasión de la reunión de los once ministros de la UE que integran el denominado "Grupo de Berlín", cuyo objetivo es reflexionar sobre posibles reformas en las instituciones comunitarias.

Preguntado por si la UE está en peligro, el político español ha sido rotundo al afirmar que "no puede subsistir mucho tiempo" cuando hay países como Alemania, donde la deuda pública es casi gratis, y otros que están pagando 3.000 puntos por encima de la deuda. "Esto no ha existido nunca en la historia y es obvio que tenemos que tener mecanismos para acompañar la moneda con un gobierno económico que dirija los asuntos de la UE", así como una política exterior y de defensa comunes, ha mantenido.

A juicio de García-Margallo, y a pesar de las actuales dificultades, la UE va a dar un salto de los "más importantes que se hayan dado hacia los estados unidos de Europa".

ENTRAR EN UNA VÍA DE RACIONALIDAD

Sobre la prima de riesgo española, que supera los 600 puntos, García-Margallo ha dicho que los titulares de Exteriores también tratarán este asunto y ha manifestado que tanto España como Italia están haciendo "verdaderos esfuerzos para disciplinar las cuentas, exigiendo sacrificios importantes" a sus ciudadanos.

En este sentido, se ha referido a la necesidad de que españoles e italianos no sean "castigados por unos especuladores que no tienen freno".

Se trata de que la UE tenga un "dique capaz de frenar la especulación", que en estos momentos, ha insistido, debe ser el Banco Central Europeo o un futuro mecanismo de rescate que evite la debilidad del euro.

Para el titular español de Exteriores, es necesario "entrar en una vía de racionalidad" frente a los especuladores ya que los actuales niveles de la prima de riesgo son "inabordables" y la situación es "insostenible", ha sentenciado.

La cita de hoy en Palma es la cuarta de los ministros de Exteriores tras las celebradas este año en Berlín, Bruselas y Viena, y el propósito es reflexionar sobre el futuro europeo en un momento de "extraordinaria dificultad".

García-Margallo ha añadido que los ministros de los países más importantes de la UE trabajan en estos encuentros en la redacción de un manifiesto con el fin de "dar el salto adelante que necesita la UE".

EL PSOE PIDE AL GOBIERNO QUE SOLICITE LA INTERVENCIÓN DEL BCE DE FORMA FIRME

El portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Valeriano Gómez, ha pedido hoy al Gobierno que intente por todos los medios solicitar de la forma más firme posible, y juntamente con Italia, la intervención del BCE para frenar el alza de la prima de riesgo, que hoy ha superado los 600 puntos básicos.

Gómez ha ofrecido una conferencia de prensa, tras reunir esta tarde el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba con carácter de urgencia a su equipo en la sede federal del partido para analizar la delicada situación económica ante el repunte de la prima de riesgo.

La razón de la escalada de la prima de riesgo española se debe, en su opinión, a una desconfianza en España y en la labor del Gobierno y también a una desconfianza en el diseño del euro y en la capacidad de respuesta de las instituciones europeas para defender la moneda ante los ataques de los mercados.

Gómez ha defendido que Europa llegue a un amplio acuerdo para que el BCE fije unos objetivos, con un límite en la prima a partir del cual "todo el mundo sepa que habrá una intervención para defender la estabilidad financiera".

En este sentido, ha incidido en que debe ser más fuerte la autoridad monetaria que los ataques especulativos de cualquier mercado.